El Audi e-tron es un prototipo cuya mayor peculiaridad es que es exclusivamente eléctrico. Tiene una potencia de 313 CV con los que es capaz de alcanzar 200 km/h y de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos. La autonomía que tiene este Audi es de 248 kilómetros gracias a los cuatro motores que lo propulsan. Cada uno de ellos va colocado detrás de una rueda. Los traseros son los que hacen el 70% de la fuerza con lo que es como si el e-tron tuviera tracción trasera.

Este prototipo lleva una batería de iones de litio igual a la que Audi piensa usar en la versión híbrida del Audi Q5. Va colocada delante del eje trasero y tiene refrigeración líquida. Esta batería, además de almacenar energía en las fases de deceleración, se puede recargar enchufándolo en casa o a una red trifásica. En el primer caso es necesario que esté enchufado entre 6 y 8 horas mientras que en el segundo sólo tarda dos horas y media. La marca ha anunciado que está trabajando en un sistema de recarga sin cables donde se recargue por inducción.

Exteriormente es muy parecido al Audi R8 tanto en su diseño como en sus medidas. Estas son 4,26 m de largo, 1,90 m de ancho y 1,23 m de alto. Es por tanto 18 cm más corto que este modelo. una de las premisas de Audi a la hora de diseñar este modelo era conseguir que tuviera un peso moderado y parece que lo ha conseguido. La batería pesa 470 kg y el resto 1.600 kg. Para que te hagas una idea, el R8 más ligero pesa 1.635 kg y hay que tener en cuenta que las baterías hacen que este tipo de coches pese muchísimo. El bastidor es de aluminio y el resto de las piezas de la carrocería están fabricadas en una material sintético reforzado con fibras.

Para el alumbrado exterior, Audi ha utilizado diodos luminosos. Los faros se adaptan a la conducción y a la meteorología y están condicionados por el sistema de navegación. En el frontal y por delante de las ruedas traseras hay unas tomas de aire que se abren y se cierran en función de la refrigeración que se necesite. También hay una bomba de calor ya que el sistema de propulsión no produce calor suficiente. Sirve tanto para aumentar la temperatura como para bajarla. Dentro del habitáculo destaca la ausencia de interruptores ya que la mayor parte de los sistemas se pueden manejar desde un mando que hay en el volante.

Fotos del Audi e-tron

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta