El Volvo C30 ha servido como base para que la marca lance el prototipo Electric C30. El motor va colocado en la parte delantera del coche y va asociado a un sistema de tracción delantera. Lleva unas baterías de iones de litio con las que puede disfrutar de una autonomía de 150 km aunque no se ha especificado en qué condiciones. Cuando las baterías están totalmente cargadas, este modelo puede alcanzar una velocidad de 130 km/h.

Las baterías se recargan enchufándolas a la red eléctrica. Se puede hacer mediante una toma de corriente convencional o en estaciones de recarga específicas. El enchufe se encuentra en la parte frontal, en el lado izquierdo de la parrilla.

En el cuadro de instrumentos hay una serie de indicadores donde se puede ver la potencia consumida o la generada, la carga de la batería y también uno en el que el conductor puede ver el nivel de eficiencia de la conducción. En la pantalla que tienen los Volvo C30 donde se puede ver el navegador, en este prototipo también se puede consultar información sobre la carga, la autonomía y el tiempo necesario para recargar las baterías. Además, se puede ver la eficiencia de la conducción y su coste.

No es el primero que se realiza sobre el cupé de Volvo. Ya en 2007 se pudo ver el ReCharge Concept cuya principal diferencia con el modelo que se ha presentado en Detroit es que este último tiene un solo motor eléctrico mientras que el ReCharge Concept tiene cuatro mecánicas eléctricas (una por cada rueda), además de un motor térmico.

Estéticamente también se aprecian diferencias entre estos dos prototipos. El Electric C30 está basado en el modelo 2010 mientras que el ReCharge Concept tiene el aspecto del modelo 2006. Pero la gran diferencia radica en el interior ya que el prototipo de 2007 no estaba terminado por dentro mientras que el de 2010 sí está acabado.

Fotos del Volvo Electric C30

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta