Porsche es un fabricante con muchas inquietudes que siempre está investigando para hacer mejores coches. Muchas veces incluso trabajan en secreto en algunos proyectos que no verán la luz, pero que podrían aportar a otros modelos de producción. Y de vez en cuanto sorprenden haciéndolos públicos y deleitando a sus seguidores. Aquí van tres prototipos de Porsche que han sido ocultados pero que podrían resultar realmente interesantes.

La marca los muestra para explicar el proceso de diseño de sus «concept cars», que a veces puede durar varios años. Normalmente, lo que comienza con un modelo digital en 3D luego pasa a la realidad a escala 1:3 para terminar convirtiéndose en una maqueta a tamaño real y en cada paso se van dando pinceladas para mejorar el vehículo. Aunque en estos prototipos hay un grado más de creatividad y no se ponen límites al saber que no se llevarán a producción. Estos ejemplares estarán expuestos en el Museo Porsche en 2021 en unas exposición especial.

Porsche Vision Spyder

El Porsche Vision Spyder es una especie de reinterpretación moderna de aquel Porsche 550-1500 RS Spyder de 1954. Destaca por su motor en posición central y ese diseño con guiños al pasado con elementos en rojo y aletas en la zaga. La marca pretendía con este prototipo seguir desarrollando su identidad de diseño y también experimentar en algunas soluciones técnicas como la moderna barra antivuelco.

Ver galeria (10 fotos)

Porsche Vision «Renndienst»

Uno de los más peculiares es este Porsche Vision «Renndienst». Sorprende de una marca que hace deportivos esta solución de movilidad más pensada para las ciudades, con el conductor situado en posición central y dejando un habitáculo amplio y cómodo para el resto. Se mueve con un sistema de propulsión eléctrico alojado en los bajos de la carrocería. También podría encajar con el concepto de vehículo autónomo que tanto se anda buscando.

Ver galeria (6 fotos)

Porsche 919 Street

El Porsche 919 Street es, como su propio nombre indica, un Porsche 919 Hybrid de competición adaptado a la carretera. Se emplea el monocasco de fibra de carbono que lleva el modelo de LMP1 y su sistema de propulsión híbrido con 900 CV. De hecho, comparte dimensiones y distancia entre ejes con el coche que ganó en Le Mans. Sería algo así como el sucesor espiritual del Porsche 918 Spyder por la hibrifación.

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta