Sin duda alguna la historia que hoy os traemos sólo se puede categorizar como curiosa e impactante. Un policía de tráfico de California se topó con una de las situaciones más impactantes de su vida profesional.

Mientras se encontraba en su jornada laboral haciendo un seguimiento rutinario con un radar de velocidad, se percató de que éste se estaba volviendo loco o por el contrario, estaba fallando. Y es que el sistema registraba un exceso de velocidad imposible de alcanzar para un coche. El radar registraba que se aproximaba un vehículo superando los 400 kilómetros por hora.

A los pocos instantes un caza de combate F-16 sobrevolaba la carretera donde se encontraba el policía a una altura muy baja. El agente, que no debía dar crédito de lo que estaba sucediendo, grabó a la aeronave sobrevolando su posición y lo compartió en las redes sociales.

When the radar in your patrol car is going crazy but you don't see any cars on the road, look up! Video credit: Officer Chris Bol

Publicada por CHP – Bishop en Sábado, 9 de marzo de 2019

No es la primera vez que se conoce un caso como este, pero ¿que sucedería si el avión de combate detectase también el radar y lo interpretase como una amenaza?

Tal y como os hemos señalado no es la primera vez que ocurre algo similar. Y es que en el 2002 un caza británico, que se encontraba en unas maniobras aéreas de la OTAN, confundió un radar de una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico de Málaga como una posible amenaza.

Este tipo de aviones activan de manera instantánea ante posibles amenazas los sistemas de defensa y sus misiles aire-tierra, pero el lanzamiento de éstos, por suerte para el agente de tráfico sorprendido por el caza, no está mecanizado. Son los propios pilotos de las aeronaves quienes, ante una alerta de amenaza, deben categorizar el peligro e informar a sus superiores para recibir una orden de actuación.

Fuente: CHP Bishop

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta