Alguna vez hemos hablado de los radares fijos que más multan en España. El dispositivo que ocupó la primera posición (está en Segovia) registró casi 55.000 multas en el pasado año 2017. Puede parecer una barbaridad (y la es) pero no se puede comparar con lo que os traemos hoy. Se trata de un radar situado en un pequeño pueblo de Italia que ha causado estragos y ha superado esa cifra en apenas dos semanas desde su instalación.

Ha sido en Acquetico, una pequeña localidad que pertenece a Pieve di Teco, situado al oeste del país, cerca de la frontera con Francia. A pesar de tratarse de una aldea con unas pocas calles y apenas 120 habitantes, las quejas por exceso de velocidad por parte de los residentes eran constantes. Por su situación geográfica, supone una ruta alternativa ideal para evitar peajes, atascos y, hasta ahora, radares.

Por eso el alcalde de la municipalidad de Pieve di Teco, Alessandro Alessandri, decidió escuchar las quejas de sus ciudadanos e instalar un radar en la vía principal, que tiene está limitada a una velocidad máxima de 50 km/h. El primer análisis sobre los resultados de este dispositivo tuvieron lugar dos semanas después y la sorpresa fue mayúscula. Se habían registrado 58.568 infracciones por exceso de velocidad en este pequeño pueblo italiano.

Eso quiere decir que aproximadamente un tercio de los vehículos que pasaron, lo hicieron saltándose los límites de velocidad. Incluso hubo un usuario que pasó por allí a 135 km/h, una velocidad del todo inadecuada si tenemos en cuenta que los residentes de Acquetico tienen un paso de peatones bastante cerca del lugar donde estaba el radar. A pesar de que se trataba de una prueba, el alcalde ha decidido dejar allí el dispositivo como medida disuasoria para velar por la seguridad de los habitantes e insiste en que es más una cuestión de seguridad que algo recaudatorio.

Fuente: BBC

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta