¿Recargar el coche eléctrico mientras se descarga la última película de estreno? No es ciencia ficción ni una probabilidad lejana. A pesar de que los vehículos eléctricos  están , pero Telefónica ya baraja esta posibilidad y se ha lanzado a probarla en las calles de Vigo.

La operadora acaba de presentar un proyecto innovador que aúna en un mismo producto ambas funcionalidades. La apuesta, desarrollada en colaboración con el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG) y la empresa viguesa Welgood Solutions, unifica en el cable de carga de la batería del vehículo otras características más allá de la simple alimentación del coche. Así, mientras el usuario deja el automóvil en el punto de recarga, podrá descargarse allí mismo diversos contenidos multimedia, como películas o música.

La recarga multimedia y la selección de los contenidos se hace desde la misma pantalla del coche o con una aplicación en el móvil. El pago de los mismos se realiza mediante Pagos Movistar y, cuando el usuario enchufa su vehículo a la alimentación eléctrica del aparcamiento, se inicia la descarga a través del cable y del enchufe. Así, de forma simultánea se obtienen contenidos multimedia y al tiempo se carga la batería del coche eléctrico. En todo momento el usuario puede controlar remotamente desde el móvil el estado de la carga de baterías y de la descarga de contenidos.

Además, la reserva de la plaza de aparcamiento para hacer la recarga se puede gestionar con el móvil o desde la pantalla del vehículo con las características deseadas (carga rápida o lenta, por ejemplo) y en la localidad que se desee. Esta posibilidad se completa con el acceso al parking por medio de NFC, es decir, la barrera se abre con sólo aproximar el móvil al lector del puesto de acceso, y la visión de un plano en la pantalla del coche que guía hasta la plaza reservada.

Además, estas funcionalidades del coche del futuro podrán ser también controladas desde el teléfono inteligente de su propietario vía aplicación móvil, lo que posibilitará estar al tanto de lo que ocurre o dar nuevas órdenes de descarga aunque no se esté en el automóvil.

De acuerdo, por ahora el proyecto es solamente un piloto. Pero ya hay una plaza de garaje en la céntrica calle viguesa de Policarpo Sanz con un vehículo acondicionado para testear cómo será el coche del mañana, como puedes ver en este vídeo:

Vía: Blog Telefónica, Weelgood.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta