Logo de Noticias Coches
Automotive Photography by Deremer Studios, LLC
Mario Nogales

El regreso de Hispano Suiza a Estados Unidos ha sido con este llamativo Carmen Boulogne

La historia de Hispano Suiza es peculiar. De ser una de las marcas más valoradas en los años 1920 y 1930, cambiaron de negocio y cayeron en el olvido durante varias décadas. Sin embargo, volviendo al mundo del motor en 2019 y han venido para quedarse. Lo hicieron con un superdeportivo eléctrico de altas prestaciones nombrado como la nieta del fundador de la marca. Ahora vuelven a Estados Unidos con el Hispano Suiza Carmen Boulogne en una configuración muy especial.

Después de un despegue paulatino en tierras europeas, la firma con sede en Barcelona ha conseguido cruzar el charco para hacer realidad la petición de un cliente muy especial. Michael Fux, conocido empresario y coleccionista de coches, había estado interesado en el Hispano Suiza Carmen desde su presentación en el Salón de Ginebra de 2019. Tras hablar con la marca, realizó su pedido, que fue entregado en un entorno muy especial: en el Amelia Island Concours d’Elegance.

Pero el Carmen configurado por Fux no era uno cualquiera. Se trataba del Hispano Suiza Carmen Boulogne, la versión tope de gama del modelo con más potencia y detalles específicos. Por si fuera poco, el cliente lo encargó en el color Ocean Song Rose, una creación especial para esta ocasión. Este tono de morado fue creado a partir de una flor, la rosa Ocean Song, que mandó Fux directamente desde Miami hasta Barcelona para que el departamento de Diseño lo reproduciera. De él se han teñido los paneles de fibra de carbono de la carrocería.

Se completa con algunos detalles en color Birkigt White, así como una parrilla con el logotipo en negro brillano o las llantas de aluminio pulido con tuercas monoblock en el color de carrocería. También vemos un interior totalmente inmaculado al estar cubierto en piel del mismo color blanco que los detalles exteriores. En los asientos va bordado el nombre del modelo en morado, al igual que todas las costuras de la tapicería.

Lo que no cambia es el sistema de propulsión eléctrico, que está formado por dos motores que se complementan para llegar hasta los 1.114 CV y 1.600 Nm de par en el eje trasero. Sus prestaciones son de órdago, pues el Hispano Suiza Carmen Boulogne es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 290 km/h. Ahora esta unidad descansará en el garaje de Michael Fux junto a otros ejemplares de la talla del Bugatti Veyron, Ferrari LaFerrari, Porsche 918 Spyder, Pagani Huayra o McLaren P1.

Galería de fotos:

  • Estados Unidos
  • Hispano Suiza Carmen
  • Hispano-Suiza