El mundo es un pañuelo, y si no que se lo digan a un par de cacos que hace unos meses robaron a punta de pistola un vehículo en Bélgica y que ahora han sido detenidos por la Guardia Civil en Guardarmar del Seguro, al coincidir con los dueños del coche en una playa de Alicante.

Al parecer, según las primeras pesquisas policiales, la mujer habría sido la que planificó la huída de los ladrones a España ya que su pareja estaba cumpliendo condena por delitos contra la libertad sexual de los menores. Los acusados, que responden a las iniciales de L.J de 47 años y G.D.C de 20, robaron presuntamente el vehículo a punto de pistola en las proximidades de un juzgado belga.

Meses después los dueños reconocieron a la pareja en la playa alicantina de Guardamarenca y avisaron inmediatamente a la policía. Mientras esperaban la llegada de los agentes, reconocieron su vehículo aparcado en las inmediaciones de la playa. El hombre, su legítimo dueño, decidió entonces pinchar las ruedas para evitar, en caso de que la Guardia Civil no se personara a tiempo, que los ladrones se volvieran a llevar el coche.

Cuando la policía se personó en el lugar, llevó a cabo la detención de los acusados y el registro del automóvil donde encontraron la pistola con la que habían cometido el robo, que resultó ser una réplica. Ambos estaban en busca y captura por una Orden Europea de Extradición y además, el hombre estaba cumpliendo condena por delitos graves de índole sexual contra menores de edad cuando consiguió escapar durante un traslado policial a los juzgados.

Según fuentes internas de la policía, los detenidos han sido trasladados hasta la Audiencia Nacional de Madrid donde se tramitará su extradición inminente a Bélgica.

Vía: EuropaPress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta