Los vehículos autónomos están sufriendo un desarrollo acelerado en los últimos años y se espera que formen parte de nuestro futuro. Pero estos vehículos no servirán únicamente para transportar personas de un sitio a otro, sino también para acercarles algunos recursos. Esta ha sido la idea de una startup americana, que ha diseñado el Robomart, una especie de supermercado autónomo a domicilio para acercar los productos directamente hacia el cliente.

Ha sido presentado en el CES de Las Vegas y ha sido pensado para todos esos productos perecederos que no duran demasiado tiempo frescos. Ante la imposibilidad de muchas personas de ir al supermercado todos los días, Robomart propone hacérselos llegar de esta forma tan peculiar. El pequeño autónomo utiliza todo su espacio para almacenar alimentos, no hay espacio para ninguna persona (ni para conducir ni para supervisar).

El ‘modus operandi’ es bastante sencillo. El usuario puede solicitar su servicio a través de la web y el Robomart más cercano se acercará a su localización, para proceder a la compra. La puerta se desbloquea para escoger cualquier tipo de producto sin preocuparse del pago, el vehículo es el encargado de recopilar lo que se toma y cobrarlo en el momento (solo se podrá hacer bajo registro y habiendo dejado el número de la tarjeta de crédito).

El pequeño supermercado autónomo va impulsado por un sistema de propulsión eléctrico y tiene una velocidad máxima de 40 km/h. Robomart cuenta con el nivel 5 de conducción autónoma, el más alto y por el cuál no es necesario que haya ningún humano supervisando. Este modelo está buscando llegar a negocios minoristas que tengan problemas con la venta online, con una solución barata e inteligente. Los primeros programas piloto serán llevados a cabo dentro de poco en California.

Fuente – Robomarts

Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta