Todavía faltan varios meses para el Salón de París. Este evento, también conocido como Mondial de l’Auto estaba programado del 1 al 11 de octubre, con los días 29 y 30 de septiembre como apertura a la prensa. Sin embargo, parece que el coronavirus ha conseguido que se cancele en gran parte, o al menos que tenga que transformarse por completo. Su final no ha sido tan tajante el de como los salones de Ginebra o Detroit, pero tampoco hay otra fecha de celebración como el de Nueva York.

Para comprender esta decisión hay que ponerse en el antecedente de que el Salón de París estaba perdiendo fuerza ya anteriormente. Incluso si para entonces ya se ha salido de la crisis causada por el virus, lo cierto es que tampoco se esperaba un gran éxito del evento parisino, con muchos fabricantes saltándose la cita. Así que la medida inicial que han tomado ha sido la de cancelar la parte principal del salón, las presentaciones y exhibiciones tradicionales por parte de las marcas.

Sin embargo, se ha dicho que otros eventos relacionados con el Salón de París, como es el Movin’On o el Smart City seguirán adelante. Ambos tienen que ver con la movilidad y forman parte del conglomerado Paris Motion Festival, que sí que parece que seguirá teniendo lugar a principios de octubre como estaba planificado inicialmente. Ahora queda ver cómo se desenvuelve la situación en los próximos meses para ver lo que queda del Salón de París.

Los organizadoras están estudiando soluciones alternativas, dijeron que «esta crisis debe enseñarnos a ser ágiles, creativos y más innovadores que nunca». Veremos si de con situación tan forzada comienza la transformación de los salones del automóvil tradicionales, algo de lo que se viene hablando desde hace mucho tiempo. Estaremos atentos a próximos anuncios sobre este evento y otros, aunque este año ya pinta muy mal para la industria en general por la expansión mundial del virus.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta