La saga de la quiebra de Saab parece una historia interminable, pero eso no ha desalentado los espíritus de los entusiastas de Saab. El último Saab 9-3 Griffin está programado para salir de la línea de producción a finales de este mes (el stock de Saab en España está agotado), y SaabsUnited tiene la esperanza de comprar el vehículo y colocarlo en el Museo de Coches Saab.

El museo se salvó recientemente de ser desmantelado y vendido pieza a pieza, y los miembros de SaabsUnited creen que el último Saab 9-3  debería estar en un museo. SaabsUnited se le ha permitido reservar el coche y su plan es comprarlo directamente a través de la ayuda de donaciones. A pesar de que el proceso de donación es sencillo (reunir el dinero suficiente para comprar el vehículo en el acto) la logística detrás de la idea para conservarlo en el museo no es tan clara.

Para empezar, una persona debe seguir siendo el tutor legal del vehículo, ya que los coches, técnicamente, no pertenecen al museo. Sin embargo, los cabecillas de esta donación ya han discutido el asunto y piensan hacer un contrato para que el 9-3 se conserve en el Museo de Saab durante al menos cinco años… con la esperanza de renovar el contrato de forma continua.

Su deseo es asegurarse de que el coche permanezca allí por tiempo indefinido, así que el contrato ha sido escrito para que el tutor no pueda mover el 9-3 sin la aprobación del museo… y el museo no pueda capaz de mover el vehículo sin la autorización del tutor. Así que en esencia, permanecerá en el museo para siempre.

Da gusto ver cómo los entusiastas de Saab donan sus ahorros a la causa de una marca sin recibir nada a cambio. Eso sí, todos los donantes serán recordados en una placa grande con su nombre, que se exhibirá al lado del coche. Según los comentarios, algunos miembros de este foro ya han hecho generosas donaciones a la causa. Ya hay más de 75 donaciones y un miembro ha donado 400 $.

Fuente:
SaabsUnited

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta