La primera vez que los medios de comunicación descubrieron el Tata Nano, todos daban por hecho que sería un auténtico éxito de ventas tanto en su mercado local, India, como en el resto de países emergentes. Pero la realidad está siendo bien distinta.

El Tata Nano llegó al mercado indio en 2009 como el vehículo más barato del mundo. Costaba unos 1.700 euros, y aunque en un principio parecía que iba a revolucionar los mercados, durante los últimos cinco meses las cifras de ventas no han parado de bajar, hasta el punto de que en noviembre apenas se han matriculado 509 unidades, es decir, un 85% menos que en el mismo periodo del año pasado.

¿Qué tiene la culpa de este descalabro? Ni siquiera los expertos del sector son capaces de descubrir el motivo de esta importante caída, ya que modelos más caros como el Maruti Alto (unos 5.000 euros) lideran ahora el mercado. Para muchos, los consumidores indios se muestran recelosos debido a las varias unidades del Nano que se han incendiado sin motivo aparente y sin que Tata haya realizado ninguna llamada a revisión. Esto está motivando a los consumidores a optar por modelos más caros, pero a la vez más fiables, por lo que Tata no debería limitarse a bajar los precios de sus productos, sino de mejorar su imagen.

Y es que estos incendios pesan como una losa sobre este modelo, que no ha sido capaz de mejorar sus cifras a pesar de que la marca india aceptaba la entrega de una motocicleta a la hora de comprar el coche. Tata está negociando la creación de novedosas formas de venta y financiaciones a precios aún más bajos. Habrá que esperar para conocer el alcance de estas medidas, fundamentales para reflotar las ventas de un modelo que llegó para romper el mercado, y que está sucumbiendo ante los rivales que pensaba dejar en la cuneta.

Vía: Autofácil

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta