El Grupo Volkswagen es uno de los mayores fabricantes de coches del mundo y atesora un buen número de marca. Bajo su paraguas están algunas como Volkswagen, Audi, SEAT, Skoda, Bentley, Bugatti, Lamborghini o Porsche; existiendo una clara diferenciación entre ellas. Sin embargo, parece que está existiendo cierta convergencia entre SEAT y Skoda en los últimos tiempos, algo que obliga al grupo alemán a modificar su estrategia de cara a futuro.

Michael Jost, jefe de estrategia de productos de Grupo Volkswagen, afirmó recientemente la necesidad de gestionar las identidades de sus marcas. Eso comenzaría por dar a SEAT un posicionamiento más premium, haciendo que sus coches sean más emocionales (algo que ya se ha visto con Cupra) y convirtiendo a la marca de origen español en rival de Alfa Romeo, la firma premium de FCA. Ese cambio podría hacer que los SEAT tuvieran un precio superior incluso al de los Volkswagen, aunque todavía es pronto para anticiparlo.

Con SEAT apuntando hacia los fabricantes premium, el siguiente paso sería dar a Skoda un enfoque más low-cost. La marca checa seguiría llevando la funcionalidad por bandera y apuntaría a mercados de Europa del Este. En esa zona ha habido otras marcas como Hyundai, Kia y Dacia que les están quitando cuota de mercado y de esta forma recuperarían su posición. Una de las condiciones sería que los Skoda perdieran los elementos más lujosos de su equipamiento.

Todavía está por ver cómo se desarrolla esta estrategia del Grupo Volkswagen y cómo se gestiona exactamente esa conversión de SEAT en premium y Skoda en low-cost. Lo que queda claro es que seguirán analizando todas sus gamas de productos para que no haya solapamientos. Incluso en Volkswagen podrían aparecer ciertos cambios. Por el momento, ya se ha decidido que no llegará un Tiguan Coupé al mercado europeo y que sí estará presente en el continente asiático.

Fuente: Automotive News

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta