La denominación Scout está reservada para los ejemplares más robustos de Skoda. El Scout original llegó hace casi una década y tenía como base al Octavia Combi. Sin embargo, con el paso de los años hemos visto que se han hecho variantes robustas de otros modelos. La tendencia la marcó recientemente el Skoda Kodiaq Scout y ahora es buen momento para la llegada del Skoda Karoq Scout.

En el SUV compacto se aplica la misma fórmula que en los otros modelos Scout. El diseño exterior muestra un aspecto más campero y adecuado para salir fuera del asfalto. Su carrocería ahora luce algunos detalles cromados y plateados en zonas como las barras del techo, los marcos de las ventanillas o las protecciones delantera y trasera. Las llantas de 18 pulgadas son específicas de esta versión y hay disponibles opcionalmente unas de 19 pulgadas. No faltan los logotipos Scout en algunos puntos.

Ese aspecto también se traslada al interior, donde hay una nueva tapicería que recubre los asientos y que lleva la palabra Scout bordaba. Otros elementos destacados del equipamiento es el volante de cuero, los pedales de acero inoxidable o la iluminación ambiental. Una de las cosas que vimos en el Karoq es la posibilidad de montar el Virtual Cockpit y una conectividad avanzada. Por no hablar de los detalles ‘Simply Clever’ y una habitabilidad que lo pone a la cabeza del segmento.

Ahora vamos a la gama mecánica, que también tiene novedades interesantes. El Skoda Karoq Scout solamente se ofrecerá con tracción total, dejando clara su vocación por el campo. Se podrá escoger con una mecánica de gasolina, el 1.5 TSI de 150 CV ligado al cambio automático DSG de siete velocidades, el mismo que ya probamos anteriormente. Por la parte del diésel estará disponible con el 2.0 TDI de 150 CV, que puede ir con el cambio manual de seis velocidades o con el automático DSG, o con el 2.0 TDI de 190 CV ligado obligatoriamente a la transmisión automática.

Fuente: Skoda

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta