Logo de Noticias Coches
Skoda Popular Sport – 4
Mario Nogales

Se cumplen 85 años de la gesta del Skoda Popular Sport en Montecarlo

Skoda siempre ha tenido una presencia importante en el mundo de la competición, principalmente cuando hablamos de rallies. Y hay pocos vehículos de la marca checa que hayan logrado las hazañas que consiguió el Skoda Popular Sport, un descapotable de la década de los 30 que destacada por su diseño y por su comportamiento. Hace justo 85 años completó su mayor gesta, la que es recordada por muchos seguidores de la marca y que les ha servido para establecer su filosofía.

Fue en enero de 1936 cuando Zdeněk Pohl y Jaroslav Hausman salían de la sede de Skoda en Mladá Boleslav dirección al Rally de Montecarlo al volante de un Popular Sport. En aquella época la red de carreteras no era como la actual y era importante que el vehículo llegase en buen estado a la carrera. Todavía no estaba decidido el punto de salida oficial, así que salieron de Praga y en 17 horas cubrieron los 850 kilómetros que les separaban del ferry de Trieste.

Lo cogieron para ir a Atenas, donde pasaron cuatro días para recuperarse y preparar técnicamente el vehículo, algo que hicieron ellos mismos al no tener asistencia de ningún tipo. Después se enfrentaron a los 3.852 kilómetros del duro Rally de Montecarlo, cubriéndolos en cuatro días tras pasar por Tesalónica, Belgrado, Budapest, Viena, Estrasburgo y Aviñón, hasta llegar a Mónaco. Prácticamente cuatro días sin dormir para llegar a ser uno de los 72 equipos que finalizó la prueba (de 105 que se registraron).

Llegaron sin puntos de penalización, superando la inspección técnica y obteniendo buenos resultados en las pruebas de habilidad. Eso hizo que consiguieran la segunda posición en la categoría de menos de 1.500 cc. El Skoda Popular Sport había dado la talla gracias al buen hacer de Pohl y Hausman, que habían puesto a prueba sus monos de cuero y los neumáticos todoterreno Bat’a en las nevadas Montañas de los Gigantes. Incluso llevaron palas de madera y de estaño por si había que rescatar el coche.

A nivel técnico, el Skoda Popular Sport destacaba por su motor de cuatro cilindros y 1.386 cc que entregaba 34 CV y le permitía alcanzar una velocidad máxima de 110 km/h. Con un peso de apenas 790 CV, contaba con frenos hidráulicos de la marca Ate para mejorar su rendimiento. Para el rally, contaba con dos depósitos de gasolina para sumar 170 litros, algo clave que les permitía cubrir una autonomía de alrededor de 1.500 kilómetros (el consumo medio era de 11,3 l/100km).

Como era una época fría, se beneficiaron de la calefacción de aire caliente, parabrisas parcialmente calefactado y soporte para termos. Curiosamente, también tenían un asiento del acompañante plegable para que el piloto pudiera descansar durante el trayecto. En honor a esa victoria, se hicieron 70 unidades de la edición especial Skoda Popular Montecarlo, de los que apenas sobreviven 20 unidades, una de ellas en el Museo Skoda. También inspiró al actual nivel de equipamiento Montecarlo, que da un toque deportivo a los modelos checos.

Galería de fotos:

  • coches clásicos
  • Skoda