El nuevo Skoda Kamiq no llegó solo al Ginebra. Al lado de este SUV pequeño se mostraba el prototipo Skoda Vision iV, el primer paso de una inversión de 2.000 millones de euros en sistemas de propulsión alternativa que la marca checa tiene previstos. Así, en los próximos años contará con una plataforma de car sharing, HoppyGo, el servicio social de movilidad CareDriver… y 10 coches electrificados a finales de 2022.

El Skoda Vision iV es el anticipo de toda esa familia eléctrica que está por venir. Basado en la plataforma modular propulsión eléctrica MEB del Grupo Volkswagen, se ha elegido una carrocería SUV con aire de coupe, de 4.665 mm de longitud (un Skoda Kodiaq mide 4.697 mm de largo, para que te hagas una idea), por 1.926 mm de anchura y 1.613 mm de altura. Poco que ver con el ID Concept de Volkwagen o El Born de Seat, con carrocerías más convencionales.

Son dos motores eléctricos, uno en el eje delantero y otro en el trasero, los que forman el sistema de propulsión sin emisiones, lo que significa que el Skoda Vision iV dispone den tracción total. Entre ambos desarrollan en total 306 CV (205 kW). La marca incluso ofrece datos de prestaciones, como una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos o una velocidad máxima de 180 km/h.

La batería de iones de litio, de 83 kWh de capacidad, va ubicada instalada en los bajos del vehículo, ahorrando espacio y proporcionando nada menos que 500 kilómetros de autonomía según el ciclo WLTP.

Hay detalles que difícilmente veremos en un coche de producción, como las llantas de 22 pulgadas, las puertas son manillas (se abren con un toque), las traseras suicidas “se abren hacia atrás”. No dispone tampoco de retrovisores, que se han cambiado por cámaras (y su imagen se ven en pantallas, como en el Audi e-tron). Por lo demás el listón iluminado en la parrilla delantera que une las luces diurnas es, claramente, un globosonda. ¿Gustará?

Por lo demás, en el interior la marca habla de mucha amplitud, una consola central desplazable, un volante plano por dos partes y dos pantallas, una para la instrumentación y otra para el sistema de infoentretenimiento. Por cierto, los smartphones pueden integrarse en este sistema de infoentretenimiento y usarse como llave digital para abrir el coche. Y el maletero, claro, que cuenta con 550 litros de capacidad.

Fuente: Skoda
Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta