En el año en el que se cumple el 200 aniversario de la marca, Peugeot nos muestra un concept-car roadster biplaza con una muy cuidada aerodinámica y con dos motores eléctricos que suman una potencia total de unos nada despreciables 340 CV (con tracción total).

Para su diseño se emplean soluciones técnicas muy avanzadas, algunas de ellas provenientes de la competición, como una suspensión delantera de dobles triángulos con pivote desacoplado. La suspensión trasera está compuesta por un monobrazo unido a un conjunto muelle-amortiguador, situado en posición central, y con un basculante para dotarlo de la progresividad necesaria.

El chasis está compuesto por un monocasco en fibra de carbono (con la tecnología de los vehículos de competición de la marca), que asegura la rigidez del conjunto, así como un bajo peso. Su baja altura de sólo 90 cm contribuye también a una óptima ubicación del centro de gravedad, lo que redunda en un óptimo dinamismo del conjunto.

Con este concept-car Peugeot pretende demostrar que la ecología no está reñida con la deportividad. Para ello ha dotado al prototipo de dos motores eléctricos (uno por eje) que suman una potencia total de 340 CV y un par máximo de 240 Nm, alimentados por unas baterías de iones de litio de elevada potencia. Esta arquitectura permite optimizar la distribución de pesos, así como dotarlo de tracción total permanente.

peugeot_ex1_02
Peugeot EX-1

Como resultado, es capaz de obtener unas aceleraciones nunca soñadas por otros vehículos eléctricos y aunque se trate de un prototipo, ya es capaz de mostrar las capacidades tecnológicas que puede desarrollar la compañía y de batir récords de velocidad para un vehículo eléctrico homologados por la FIA. En el circuito de Linas-Montlhery, al sur de París el EX1 marcó estos increíbles récords (aún pendientes de su homologación FIA):

– 14.4 segundos en el cuarto de milla;

– 28.16 segundos en el kilómetro;

– 41.09 segundos en la milla;

– aceleró de 0 a 100 en 3,55 segundos,

– y alcanzó una velocidad tope de 260 kilómetros por hora.

En cuanto al interior no deja de ser un ejercicio de estilo con la aplicación de las últimas tecnologías multimedia y de control de los parámetros del vehículo. Llegando incluso a obviarse la presencia del clásico volante, siendo sustituido por dos palancas de control, en un símil de los mandos de los aviones.

Podremos observar este fantástico prototipo en la Avenida de los Campos Elíseos 136, de la capital francesa, junto al Peugeot iOn, desde el 22 de septiembre y hasta el próximo 14 de octubre, así como en el stand de la marca del león en el Salón del Automóvil parisino.

Galería de imágenes:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta