SsangYong es una marca que muchas veces pasa desapercibida en España por sus volúmenes de ventas. Sin embargo, el fabricante coreano tiene unos valores muy marcados que le han llevado a cosechar otro tipo de éxitos. En la competición han encontrado su propia identidad, al fin y al cabo llevan haciendo todoterrenos con tracción total desde sus inicios en 1954. Y si hay una prueba que pueda definir a SsangYong ese es el Dakar.

Esta mítica competición une valores como la fiabilidad o el carácter todoterreno, intrínsecas en la marca. Además les sirve como escaparate a nivel global debido a la gran notoriedad que tiene, sumando más de 37 millones de espectadores en televisión. Y volvemos a hablar de méritos, porque es un equipo y un coche español el que representa a SsangYong en el Dakar desde el año pasado. Ahora vuelven a repetir y nos presentan su nuevo coche: el SsangYong Rexton DKR.

La historia

Aunque el fabricante coreano ya había tenido presencia en el Dakar (en 1995 y 1996 con el Musso y en 2009 con el Kyron pilotado por Isidre Esteve), vamos a repasar la historia más reciente, la de este proyecto en concreto. SsangYong entraba en competición a nivel nacional, concretamente en el Campeonato de España de Rallies Todo Terreno (CERTT) con el Rally Raid (apodado “Malabestia”) de dos ruedas motrices con el que lograrían buenos resultados.

Continuaba la aventura en 2016 con el SsangYong Tivoli Rally Raid de tracción total para disputar la categoría reina del CERTT. En ese momento, este proyecto llegaba a los oídos de los directivos coreanos, que invitaron al equipo y al coche al Salón de París. En la temporada 2017 lograban ser subcampeones del CERTT y comenzaban a plantearse algo más grande. El Dakar aparecía en el horizonte y el apoyo de la marca fue total.

Óscar Fuertes y Diego Vallejo (de los que ya hablaremos más adelante) se enfrentaban a la edición más dura del Dakar en la última década. Esto no lo decimos gratuitamente, nos remitimos a la prueba principal de que solamente terminaran 43 de los 92 participantes. El equipo consiguió acabar en la posición 30 de la general, siendo uno de los dos únicos rookies que pudieron llegar a la línea de meta (no exentos de percances).

Ahora repiten en el Dakar 2019, la que se trata de la 41ª edición de la prueba y que tendrá lugar íntegramente en Perú. Entre el 6 y el 17 de enero se correrán las 10 etapas que componen este Dakar. En total alrededor de 5.000 kilómetros (con 3.000 kilómetros de super especiales) y una singularidad, habrá mucha arena. Esta superficie estará presente en el 70 % del Dakar 2019 y complicará las opciones al equipo de SsangYong.

El coche

Atrás queda el SsangYong Tivoli DKR que tantas alegrías dio el pasado año. Ahora ha tocado dar la bienvenida al SsangYong Rexton DKR, que se ha beneficiado de la experiencia del equipo para ser mejor coche. Competirá en la categoría T1.3 al ser un buggy de dos ruedas motrices con motor de gasolina. Aunque toma el nombre del SsangYong Rexton, cualquier similitud con el vehículo de producción es una mera casualidad, pues el coche ha sido hecho de forma artesanal.

Se sigue empleando la fórmula de chasis multitubular, que ha sido hecho en cromo molibdeno y con soldadura TIG para ahorrar el máximo peso posible. Como nota curiosa, la electrónica firmada por Motec prescinde tanto de fusibles como de relés, de forma que disminuye el peso y aumenta la fiabilidad. De esta forma se consigue que sea 220 kg más ligero que su antecesor, en total 1.837 kg en vacío. El coche mide 4,7 metros de largo, 2,2 metros de ancho y 1,85 metros de alto.

En posición central se coloca un motor V8 de gasolina hecho en aluminio que ha mejorado su sistema de alimentación y cuenta con una brida de 38 mm para el turbo (normativa FIA). Gracias a algunos retoques aumenta su potencia hasta los 450 CV y 550 Nm de par (antes se quedaba en 405 CV). Otra novedad es que va ligado a una caja de cambios Sadev secuencial y de seis relaciones. Cuenta con un nuevo embrague cerámico AP tridisco y con un nuevo diferencial autoblocante tipo Torsen.

De esta forma podrá surcar las dunas a velocidades de hasta 195 km/h, con una impresionante aceleración de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos. Igual de importantes son otros elementos como las llantas de 17 pulgadas Raceline con “beadlock”, que van calzadas por neumáticos Yokohama Geolandar M/T G003. Las suspensiones cuentan con amortiguadores refrigerados King, cuatro en cada eje y con un recorrido de 400 mm delante y 600 mm detrás. El depósito de combustible Pyrotect ahora es de 300 litros (las etapas serán más cortas) y cuenta con cuatro bombas de alta presión.

El equipo

Lo último y, para nada lo menos importante, es el enorme equipo humano que ha conseguido poner a SsangYong en el lugar donde se merece. Óscar Fuertes no necesita presentación. El piloto madrileño de 44 años cuenta con un gran palmarés en rallys de tierra y en todoterreno. Lleva corriendo 26 años y el Dakar siempre fue un objetivo, llegando a cumplirlo el pasado año. Diego Vallejo también es toda una institución en competición. Probablemente uno de los mejores copilotos a nivel nacional que suma casi 400 rallys a sus espaldas.

Pero tampoco se puede dejar a un lado al resto del equipo SsangYong Motorsport, una pequeña familia que ha sabido unir sus esfuerzos para trabajar como la precisión de un mecanismo de relojería. Como novedad, la asistencia estará compuesta por un camión 6×6 que disputará la carrera, un Rexton de serie y una autocaravana. El primer objetivo es el de acabar la carrera, pero quién sabe si nos sorprenderán con un buen resultado.

Galería de fotos:

Ver galeria (79 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta