Una gran parte del valor de los coches clásicos de colección está en su origen. Si alguno de sus anteriores propietarios era famoso el precio se multiplica exponencialmente, como es el caso del coche de Sheryl Crow que se subasta en Pebble Beach.

¿Cuál sería entonces el precio del coche que utilizaba el Papa Pablo VI? Porque mañana 19 de agosto el mejor postor se llevará el Lehmann-Peterson Lincoln Continental de siete metros de largo que utilizaba el pontífice. Será en la subasta anual de automóviles y motocicletas de Quail Lodge (junto a un Rolls Royce de caza fabricado en exclusiva para un maharajá, por cierto).

Astronautas en el Papamóvil

La historia de este Lincoln clásico no empieza y remata en el Vaticano. Fue el centro de multitud de desfiles de todo tipo. Ha transportado a decenas de dignatarios mundiales, pero destaca por ser el coche que trasnportó a los primeros astronautas que llegaron a la órbita de la Luna (Apolo 8: Frank Borman, Lovell James y William Anders), a los primeros astronautas en pisar la Luna (Apolo 11; Neil Armstrong y Buzz Aldrin y el piloto Michael Collins). También a los pasajeros del Apolo 13, el Apolo 15, y el presidente Lyndon Johnson .

Este vehículo comenzó su vida como limusina Lincoln Continental 1964 y fue el primer prototipo construido por los carroceceros Lehmann-Peterson. Lincoln ya había hecho limusinas como esta de Kennedy, pero esta empresa se especializó en ellas y fueron muy buscadas por los famosos: Elvis tuvo una, prsedicentes como Nixon y Lyndon B. Johnson tuvieron alguna para su uso personal, así como Sophia Loren o Liz Taylor

El papamóvil fue construido en 1965, tras una petición expresa del Vaticano a Ford Motor Company. El motivo, que Papa Pablo VI viajaba a  Nueva York a las Naciones Unidas para la Conferencia de Paz Mundial.

Larguísima, cuenta con barandillas de seguridad, asientos especiales para ayudantes y prelados, un asiento aún más especial para el Pontífice, que se pueden subir y bajar. No faltaba una iluminación interior especial y un sistema de megafonía, que tenía su propia alimentación auxiliar con siete baterías.

Sabemso lo que te preguntas. ¿Cuánto podría valer? Es difícil lanzar al aire una cifra exacta. Con total seguridad pasará a formar parte de una colección, o a un museo.  La casa de subastas estima que puede alcanzar los 350.000 dolares  (al cambio actual, cerca de 250.000 euros).

Vía: Bonhams
Galería de fotos:

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta