El Impuesto de Matriculación es uno de esos temas que siempre levantan polémica entre los usuarios. Desde 2008 se lleva utilizando el actual sistema, que grava a los vehículos en función de sus emisiones de CO2. Recientemente hemos visto como la recaudación de este impuesto crecía considerablemente debido a la proliferación de las ventas de coches de gasolina. A pesar de ello, se contempla una subida importante del Impuesto de Matriculación en los próximos meses.

El Gobierno se podría estar planteando una revisión con la finalidad de seguir reduciendo la contaminación en las ciudades e impulsar el uso de la movilidad alternativa. Con la subida de este impuesto los grandes perjudicados son los vehículos de combustión, pues esta medida tampoco esconde que busca favorecer al coche eléctrico e impulsar sus ventas. Todavía no está claro en la medida que se aumentará el Impuesto de Matriculación, pero vamos a repasar los tramos actuales.

CANTIDAD DE EMISIONESPAGO
Menos de 120 g/km de CO20
121-160 g/km de CO24,75%
161-200 g/km de CO29,75%
Más de 200 g/km de CO214,75%

Si se valora la tabla anterior, vemos que habrá un porcentaje importante de coches nuevos que no pagan Impuesto de Matriculación, contando los híbridos e híbridos enchufables, además de los de combustión más eficientes. Sin embargo, eso también podría cambiar a partir de 2021. No hay que olvidar que el Ministerio de Industria dio una moratoria hasta ese año para empezar a utilizar plenamente el ciclo WLTP para las emisiones aplicadas en este impuesto.

Ya repasamos a fondo como las nuevas pruebas de emisiones harían que, por lo general, los vehículos pagaran más impuestos. A esto habrá que sumar esta revisión que podría resumirse en un aumento del porcentaje a pagar en todos los tramos excepto en el interior, presuntamente. Aunque todavía es pronto para aventurarse en este aspecto, pues parece que ya no dependerá únicamente del gobierno español. La Unión Europea también tiene mucho que decir en este ámbito.

Nuestro país tiene que ir cumpliendo una serie de compromisos contra el cambio climático de aquí a 2050. Por ello, la Comisión Europea puede ir sugiriendo cambios en las políticas fiscales de los países miembros para ayudas a cumplir esos objetivos. Veremos cómo se va desarrollando este tema, pues con la subida del Impuesto de Matriculación también podría llegar otra subida del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica.

Fuente: El Economista

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta