Suzuki es una marca con más de un siglo de historia, pero inicialmente las cosas no fueron como las conocemos hoy en día. En sus primeros años tuvieron cierta dedicación a la industria textil, con la construcción de telares y complejas máquinas para tejer. El primer contacto con los vehículos a motor fue detenido por la Segunda Guerra Mundial y fue después, en 1952, cuando se adentraron en el mundo de las motocicletas (en el que siguen operando a día de hoy).

Para conocer el primer vehículo de cuatro ruedas de la marca japonesa hubo que esperar hasta 1954. Un grupo de ingenieros muy jóvenes se dispusieron a hacer un coche simple y ligero, con un precio asequible y un coste de mantenimiento bajo. En definitiva, que estuviera adaptado a las necesidades de la época. El resultado fue el Suzuki Suzulight, un modelo que pasaría a la historia por ser el primer coche y por otros motivos de peso.

El Suzuki Suzulight llegó al mercado en 1955 con unas medidas muy contenidas. Tenía una longitud de 2,99 metros, una anchura de 1,29 metros y una altura de 1,40 metros. Gracias a ello se ajustó a la legislación japonesa Keijidosha, la que rige a los populares kei car de este país. Una de las claves del vehículo era su ligereza, con un peso total por debajo de los 500 kg. El primer prototipo se enfrentó a una larga ruta por montaña y carreteras sin asfaltar para probar su resistencia.

Lo hizo con su motor de dos cilindros y dos tiempos con apenas 360 cc. La potencia era de 16 CV, ridícula si la comparamos con los modelos actuales, pero suficiente para mover al Suzulight. Otros puntos importantes eran la suspensión independiente (resorte helicoidal doble en ambos ejes) y la dirección de cremallera y piñón. El resultado fue más que satisfactorio y el coche fue presentado al presidente del Yanase (similar a la DGT aquí), que dió la aprobación al modelo.

De esta forma se pudo arrancar la comercialización del Suzuki Suzulight, cuyas primeras unidades fueron a parar a manos de doctores que tenían que hacer rondas diarias por diferentes zonas. Inicialmente la producción era muy reducida, de 3 o 4 coches al mes, pero en 1956 ya la aumentaron hasta las 30 unidades. Las ventas fueron creciendo y el éxito le llegó a la marca, que terminó sacando diferentes versiones del modelo.

Los rumores apuntan a que solo se hicieron dos unidades del Suzuki Suzulight original. Solamente se conoce el paradero de una de ellas, la misma que aparece en las imágenes y que está en el Suzuki Plaza Museum de Hamamatsu (Japón). Fue el coche que definió la filosofía de la marca, que sigue viva en la actualidad a través de modelos como el Suzuki Swift, el más ligero de su segmento con 970 kg.

Fuente – Suzuki

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta