Es difícil no dejarse llevar por los superlativos cuando se describe al “modisto” del art deco sobre ruedas esculturas Giuseppe Figoni, creador de auténticas estatas de la automoción en su sede de París.

Entre sus numerosas obras de arte destaca este exquisito cupé de 1938, el Talbot-Lago T23 Coupe “Goutte d’Eau”.. Pero este El Talbot Lago “lágrima” no es sólo una carrocería bonita. Un coche casi idéntico terminó tercero en las 24 horas de Le Mans en 1938 y ahora (por eso hablamos de él aquí) sale a la venta.

Según el estudio de carrocería parisino Figoni et Falaschi, el Talbot-Lago T23 de Figoni es uno de los mejores ejemplos del estilo Jeancart. Y eso que habamos de Joseph Figoni, responsable de algunos de los automóviles más codiciados del mundo, cuyos diseños de carrocería incluidos en muchos Delahaye, Bugatti, Renault, Delage, Panhard, Alfa Romeo, Rolls Royce… Esos coches que ahora dispone de precios más altos del mundo en una subasta.

Figoni estaba obsesionado con la eficiencia aerodinámica y lo reflejaba en sus fabulosos diseños, que luego demostraban su eficacia, como el Delahaye Tipo 138 18CV Speciale, que en 1934 batía los récords mundiales de velocidad y resistencia de 12 horas a 48 horas o Alfa Romeo 8C 2300 que ganó las 24 horas de Le Mans 24 en 1932.

Espectacular trasera del Talbot Lago T-23 Coupe

Le encantaba trabajar con los diseñadores de alta costura, que ha creado vestidos, sombreros, guantes y zapatos que combinan perfectamente las líneas y los colores de sus coches. Su estudio era como una “casa de moda de carrocerías de automóviles”, donde se vestían y desvestía a un chasis una, dos, tres veces y aún más antes de llegar a la línea definitiva que querían dar a un conjunto de chasis-carrocería.

Peter Wallman, especialista de la casa de subastas RM Auctions, describe así el 1938 Talbot-Lago T23 “Goutte d’Eau” Coupe así: “Podría decirse que es uno de los automóviles más espectaculares y elegantes del mundo, una obra maestra del arte y diseño Art Deco francés. Simplemente impresionante, sus proporciones y curvas con suavidad representan maravillosamente el diseño en Francia antes de la guerra”.

Figoni et Falaschi sólo crearon 16 Talbot-Lago Coupés, con dos estilos de carrocería ligeramente diferentes. Cinco de ellos fueron construidos en el estilo Jeancart (nombre del primer propietario), de los que sólo quedan cuatro. Los otros 11 se fabricaron en estilo New York (llamado así por el coche expuesto en el Salón del Automóvil de Nueva York 1937).

Frontal del Talbot Lago T-23 Coupe

Esta unidad del Talbot-Lago T23 Coupe, con número de chasis 93064, fue entregado nuevo en febrero de 1938 a un residente francés (no se sabe su nombre) antes de ser mostrado en el Concours d’Elegance de París. Luego el coche viajó a los Estados Unidos en la década los 1940, según cuenta la documentación del coche, exactamente a California (posiblemente por un miembro del ejército americano). A partir de ahí viajó a Denver, donde lo retocaron bastante (añadieron intermitentes y un parachoques Cadillac).

Tras numerosos avatares, en la década de los 70 sufrió una restauración integral de la carrocería en Francia por expertos de marca. Luego el coche lo compró un cocleccionista japonés y a finales de los años 80 regresó a Estados Unidos. Su dueño, volvió a pintarlo, reparó la mecánica y el interior para ganar el Premio de Elegancia en movimiento en el Pebble Beach Concours d’Elegance en 2000 (un lugar donde se pueden encontrar maravillas como estas, en 2011).

A principios de 2006 se incorporó a la colección O´Quinn y poco antes de 2010 volvió a Francia, donde se restauró de nuevo sin reparar en gastos: reparación del 80% de la madera original, nuevos paragolpes y revisión completa del motor, un seis cilindros y 3.996 cc, que rinde 115 CV (nominales). Este propulsor tiene cámaras de combustión hemisféricas y carburadores dobles, un cambio de cuatro velocidades, suspensión delantera independiente con ballesta transversal, y ballestas semielípticas en las traseras. Los frenos, en las cuatro ruedas, son de tambor.

La tapicería interior ha sido completamente restaurado según las especificaciones originales, y por fuera se ha repasado su color Lago Azul, el mismo que cuando fue exhibido en el Concurso de Elegancia de l’Auto, en 1938.

Un coche único. Historia rodante. Los técnicos de RM Auctions estiman que el T23 alcanzará (agárrate) un valor de entre 2.500.000 y 3.200.000 dólares (el último subastado, en 2010,se vendió por casi 2.800.000 dólares). Imaginamos que estarán ya deseando bajar el mazo el 17 de agosto de 2012…

Fuente: RM Auctions
Galería de fotos del Talbot Lago T-23 Coupé “Goutte d’Eau”:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta