En caso de accidente, incendio o inundación, uno de los problemas más habituales es la imposibilidad de salir del vehículo. Una empresa americana ha diseñado un mecanismo destinado a solucionar estos imprevistos. Por una inversión inferior a 20 euros, podrás hacerte con la OWL, “Open Windows for Life”.

La OWL se trata de una tarjeta que puede romper la ventanilla del coche en tan sólo dos segundos. Tradicionalmente, han existido otros utensilios similares con la misma finalidad. Un claro ejemplo de ellos son los martillos situados en las ventanillas de los autobuses. Pero este tipo de mecanismos, si te encuentras herido o en una posición con poca movilidad, resultan difíciles de usar. La tarjeta que os traemos hoy presenta una gran ventaja, y ésta es su fácil uso. Del mismo modo, la OWL no necesita hacer ningún tipo de fuerza.

¿Cómo funciona? Pues su funcionamiento es un mecanismo muy sencillo. Se introduce la tarjeta en el marco de la ventana, se dobla y gracias a una punta metálica en una de sus esquinas, el cristal de la ventanilla se rompe de manera inmediata.

Otro de los problemas que surgen tras sufrir un accidente es el bloqueo del cinturón de seguridad. OWL soluciona también este contratiempo ya que cuenta con una muesca metálica en uno de sus laterales que permite rajar el cinturón como si de una cuchilla se tratase.

Gracias a su reducido tamaño, OWL se puede llevar en cualquier lado. Al tener un tamaño similar al de una tarjeta de crédito, puedes llevarla en la cartera o dejarla en cualquier hueco de tu vehículo. Para ésto último, la tarjeta cuenta con un circulo metálico imantado que te permitirá depositarla donde más cómodo te sea.

Esta herramienta, que puede ser interpretada de seguridad, puede ser de gran utilidad para las personas que pasan un elevado número de horas al volante.

OWL está a la venta por 17,95 dólares en su web oficial y ofrece descuentos por la compra de packs de dos, cuatro y ocho tarjetas.

Fuente: Open Windows for Life

1 COMENTARIO

  1. Con lo que yo “flipo” es con los vehículos que una vez se cierra el centralizado, el conductor no puede abrir por dentro la puerta, a no ser que accione el botón de abrir el centralizado. Eso no deberia estar prohibido por seguridad?

Deja una respuesta