Tata Motors siempre ha sido conocida por estos lares por ofrecer vehículos un tanto espartanos a un precio relativamente asequible. También es recordada por el infame Nano, considerado como uno de los coches más inseguros de la última década. Sin embargo, la firma india ahora está apostando fuertemente por la electrificación y, próximamente, ofrecerá una gama de coches eléctricos “aspiracionales”.

La propietaria de Jaguar Land Rover no ha dado detalles abundantes sobre la susodicha, pero sabemos que el primero de ellos llegará durante el último trimestre del año que viene y utilizará una tecnología bautizada como “Ziptron”. No hay especificaciones concretadas aún, pero la compañía promete un gran rendimiento prestacional, mucha autonomía, capacidad de carga rápida y un paquete de baterías con una garantía de ocho años.

Y más importante aún: todos aquellos coches eléctricos equipados con el tren motriz “Ziptron” serán asequibles. Tata no ha mencionado tampoco nada acerca de las tarifas de venta, pero sí que ha destacado que los componentes comunes y las economías de escala ayudarán a que esta nueva tecnología sea asequible para los consumidores indios. Es un paso meritorio para una empresa que aún no ha atendido el mercado de los vehículos de cero emisiones.

“En el corazón de nuestra futura línea de vehículos eléctricos, esta tecnología ofrecerá una experiencia de conducción emocionante a nuestros clientes que aspiran a ser ecológicos”, dijo Guenter Butschek, CEO de Tata Motors. Probada rigurosamente en un millón de kilómetros, la tecnología Ziptron está bien probada, es avanzada y fiable. Con esta tecnología, esperamos iniciar una nueva ola de eMobility en India y acelerar la adopción más rápida de vehículos eléctricos, respaldando la visión del Gobierno”.

Todos los vehículos fabricados con la tecnología “Ziptron” tendrán, como poco, una autonomía de 250 km, afirmó Shailesh Chandra, presidente de estrategia empresarial y corporativa de movilidad eléctrica. Para abordar las preocupaciones de seguridad que rodean a los coches eléctricos, estos vehículos cumplirán con el estándar IP67, “el más alto en lo que respecta a la impermeabilización y el polvo”.

Butschek agregó que el tren motriz se desarrolló internamente y ofrecerá una “experiencia de conducción emocionante”. Eso no es mucho decir para continuar examinando lo que Tata va a comenzar a comercializar. Las imágenes mostradas sugieren que el tren motriz presenta una pequeña batería en forma de “T”. Esta envía la energía a un motor eléctrico “altamente eficiente” que promete proporcionar un “rendimiento superior”.

3,3 millones de vehículos de pasajeros se vendieron en el país en 2018, en gran parte debido a un aumento en los ingresos personales disponibles y la baja penetración. Pero, de esto, solo 2.027 ejemplares vendidos fueron eléctricos. “Esto significa que estamos en las primeras etapas de la evolución de los vehículos eléctricos”, ha declarado Chandra. Sin embargo, parece que el gobierno local ya ha tomado medidas para impulsar la electrificación del segmento automotor indio.

“Los vehículos eléctricos se han convertido en soluciones asequibles y han dado a los vehículos eléctricos el potencial de integrarse colectivamente con la reducción del GST [impuesto sobre bien y servicios] anunciada anteriormente”, comenta. Sin embargo, el sector privado también necesita ayudar en la construcción del ecosistema eléctrico para una transición más rápida de los motores de combustión interna tradicionales.

Fuente: Tata
Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta