Es posible que el Toyota Camry no suene a una parte del público. Es comprensible si tenemos en cuenta que se trata de un modelo que lleva sin venderse en nuestro continente nada menos que 14 años. Pero ahora la marca japonesa ha decidido que su sedán del segmento E vuelva a Europa el próximo año 2019. Durante el primer trimestre estará disponible la octava generación de un ejemplar con mucha historia.

Porque la primera vez que apareció el Camry fue en el año 1982 y desde entonces ha tenido un éxito bastante considerable y se ha labrado una reputación intachable. Se han vendido más de 19 millones de unidades hasta la fecha y ha tenido presencia en más de 100 países a nivel mundial. En su regreso a Europa llega con un ritmo de 700.000 unidades al año y con todas la novedades del cambio generacional, con el que se ha convertido en un producto más global.

La clave de este proceso ha sido la incorporación de la plataforma TNGA (Toyota New Global Architecture), que es la misma que utilizan otros modelos de la gama como el Prius o los próximos Auris y RAV4. Eso permitirá abaratar los costes de producción a la vez que se puede beneficiar de componentes de otros modelos. Uno de ellos será el sistema de propulsión y, como era de esperar, solamente será híbrido en Europa.

El Toyota Camry Hybrid será el octavo modelo que utiliza este tipo de movilidad y combinará un gasolina de 2.5 litros y cuatro cilindros con un motor eléctrico para conseguir una potencia conjunta de 178 CV. Con sus 4,88 metros de largo se postula como el sedán grande de la marca y con total seguridad jubilará al actual Toyota Avensis, que ha visto como sus ventas iban disminuyendo con el paso de los años y que era de los pocos que todavía mantenían las mecánicas diésel.

Fuente: Toyota

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta