Tras el éxito que está teniendo el Toyota GT 86 presentado a finales de 2011, la marca nipona quiere testar qué tal reacciona el público ante una versión descapotable del cupé 2+2 de Toyota, con motor boxer delantero y propulsión trasera, hermano del Subaru BRZ.

batuizado como Toyota FT-86 Open Concept , será presentado durante el Salón de Ginebra 2013 que empieza el próximo martes. Desde coches.com le auguramos un éxito rotundo. Combinar las capacidades capacidades dinámicas del GT86 con el placer de conducción de conducir sin capota es algo que muchos esperábamos, aunque, como dice el refrán, más vale tarde que nunca.

El Toyota FT-86 Open Concept mide 4 240 mm de largo, 1 775 mm de ancho, 1 270 mm de alto y tiene una distancia entre ejes de 2 570 mm. El vehículo conserva la configuración 2+2 asientos del GT 86, y el techo de lona con estructura multicapa con luna trasera) se guarda detrás de los asientos traseros para que apenas afecte a la capacidad del maletero.

Su diseño tan “redondo”, que Toyota ha enido que reconocerlo: El GT 86 se diseñó pensando ya en una versión descapotable. Por eso los técnicos de la marca nipona no esperan que la rigidez estructural no sufra al convertir la carrocería en descapotable. De todos modos, aseguran que ya estudian soluciones para mantener la rigidez, como utilizar refuerzos en los cierres de las puertas.

En el prototipo se ha combinado el blanco de la carrocería con el techo de lona azul marino. La tapicería y los acabados interiores repiten el mismo juego de colores… (como en los orificios perforados en la tapicería, por ejemplo)… salvo las alfombrillas, que son de amarillo dorado, del mismo color de las costuras de los asientos de cuero.

A nivel mecánico, el prototipo FT-86 Open comparte la plataforma y el motor del GT86; el primer motor horizontalmente opuesto del mundo con tecnología de inyección D-4S, de 1 998 cc, con aspiración natural y bajo centro de gravedad, capaz de desarrollar 100 CV por litro, que impulsa las ruedas traseras a través de un cambio manual o de una transmisión automática de seis velocidades (mediante levas cambia en apenas 0,2 segundos).

Al igual que el GT 86 utiliza también sistemas de suspensión, MacPherson delante y de doble triángulo detrás, dirección asistida eléctrica ofrece una rápida relación de desmultiplicación, de 13.1 y los frenos de discos ventilados. El peso del cupése distribuye entre los ejes delantero y trasero en una proporción 53:47. Y el centro de gravedad es muy bajo, a solo 460 mm.

Ver galeria (12 fotos)

“El diseño de la versión descapotable deberá trabajar en el equilibrio del peso del vehículo (el GT86 pesa 1 257 kg), en caso de que el proyecto siga adelante”, aseguran desde Toyota. Lógicamente, los datos técnicos y la configuyración del GT 86 deberían cambiar en una carrocería descapotable. Puede que el techo de lona rebaje aún mas el centro de gravedad. De ahí que, antes de lanzar el modelo de producción definitivo (tenemos pocas dudas respecto a que se fabricará), habrá que calcular qué supone cambiar la rigidez, el equilibrio, el peso o la aerodinámica del vehículo.

Fuente: Toyota

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta