El Toyota Prius es uno de esos coches que han marcado época. Declarado como el primer híbrido fabricado en serie, lleva siendo el abanderado de esta tecnología desde 1997 y ha servido de referencia a multitud de modelos. Aunque lo cierto es que con el tiempo también ha sabido reinventarse e introducir versiones diferentes. El Toyota Prius Plug-in 2021 es el claro ejemplo al adoptar un sistema de propulsión híbrido enchufable para beneficiarse de la etiqueta CERO de la DGT.

No es la primera vez que aparece esta variante, pues ya estuvo presente de forma residual en anteriores generaciones. Sin embargo, ahora llega a España para quedarse y para intentar triunfar, algo que todavía no ha conseguido. Lo hace con un diseño diferenciado respecto al Prius híbrido convencional, con paragolpes específicos y unas ópticas que son totalmente distintas. En el interior se mantiene un poco más la esencia a través de la pantalla táctil de 8 pulgadas con el sistema multimedia Toyota Touch 2 y la conectividad con Apple CarPlay y Android Auto.

Aunque lo más interesante es su sistema de propulsión formado por un motor térmico de gasolina con cuatro cilindros y 1.8 litros, al que se suman dos propulsores eléctricos. Todo ello se combina para conseguir una potencia total de 122 CV. También cuenta con una batería de iones de litio de 8,8 kWh que es la que permite que el Toyota Prius Plug-in tenga una autonomía eléctrica de 45 kilómetros. En ese modo, la velocidad máxima queda limitada a 135 km/h.

Esta batería se podría recargar en una toma convencional en unas 4 horas y en una toma de 3,3 kW (el máximo que acepta) en poco más de 2 horas. Con esta configuración, el híbrido enchufable homologa un consumo medio de entre 1,3 y 1,5 l/100km y unas emisiones de CO2 de entre 28 y 35 g/km. Este modelo cuenta con tres modos de conducción. El EV para moverse en eléctrico utilizando los dos motores, el EV City para usar solo uno de los motores eléctricos y consumir menos, o el HV para combinarse con el motor térmico.

También cuenta con algunas tecnologías novedosas como la climatización por inyección de gas que no va conectada al motor térmico y es 2,5 veces más eficiente que los eléctricos. Por no hablar del techo con paneles solares, que sirve para recargar una batería específica. Esa energía pasará a la principal cuando está parado o a la auxiliar cuando está en movimiento para alimentar sistemas eléctricos como los elevalunas o la instrumentación.

Se ofrece en nuestro mercado con tres niveles de acabado: Advance, Solar y Luxury. En el primero ya cuenta con faros LED, climatizador bizona, asientos calefactados, cámara de visión trasera, navegador o las bondades del Toyota Safety Sense. Con el Solar se suma el techo con paneles solares, mientras que en el Luxury añade tapicería de cuero, regulación eléctrica en los asientos delanteros, cargador inalámbrico de teléfonos móviles y algunas ayudas a la conducción adicionales. El Toyota Prius Plug-in tiene un precio de partida de 33.900 euros, aunque se puede adquirir también en modalidad de renting desde 450 euros al mes.

Galería de fotos:

Ver galeria (36 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta