Los tractores son unos vehículos extremadamente peligrosos. Aunque se muevan normalmente a muy bajas velocidades, hace poco conocimos que son los vehículos que más accidentes sufren en España. Así que no estaría nada mal que no tuviese que haber una persona, ¿verdad?

Sabemos que mucha gente está esperan ansiosa la adopción generalizada de los automóviles autónomos para liberarse de la molestia de conducir y que existen muchos proyectos para llevarlos a cabo, en todo el mundo. Pero esa tecnología también tiene aplicaciones más allá de la carretera. ¿Por qué no en áreas como la agricultura, donde gran parte del trabajo es conducir? No es una quimera. Hay puntos a favor: No tráfico del que precouparse, ni normas viales. Y en contra: fincas con desniveles y terrenos inconsistentes.

Los problemas específicos que plantearían máquinas de trabajo autónomas están siendo estudiadas por un un equipo de la Universidad Católica de Lovaina (KU Leuven) y Mecatrónica del Flandes Technology Centre (FMTC) en Bélgica. Y aseguran que buenas parte de esos problemas ya han sido superados por tractor – robot en fase de pruebas.

Aunque al principio pueda parecer una cuestión muy sencilla para un neófito en el tema, “mantener un tractor en el camino sobre un terreno inconsistente requiere bastante habilidad“, explica Erik Hostens, ingeniero de proyectos del FMTC.

“Sólo los operadores de tractores con experiencia tienen las habilidades necesarias para trabajar un campo con precisión. Su trabajo es bastante complejo: Observa la posición actual del tractor, hace un juicio basado en las condiciones del terreno y la ruta a seguir, y, en base en todo esto, decide la velocidad y la orientación del tractor. ”

Para desarrollar un sistema de navegación especíafico para tractores, el equipo comenzó instalando de un sistema de propulsión lineal para presionar el acelerador del tractor y dirigirlo. Luego añadieron un ordenador y sensores de posición (incluyendo un GPS). Pero los sistemas de navegación no son buenos para hacer frente a múltiples condiciones del terreno, así que hubo que configurarlo para que se calibrase para cada tipo de terreno.

El tractor sin condcutor, trazando curvas

Su prototipo puede moverse en terrenos duros y húmedos. El sistema de dirección del equipo analiza las condiciones del terreno y las estimaciones del deslizamiento esperado de las ruedas. Teniendo en cuenta el tipo del terreno y el modelo del tractor, el sistema calcula la velocidad óptima y radio de giro en tiempo real. “Esta dirección inteligente permite una precisión hasta el centímetro”, dice Gregory Pinte, de FMTC. Pudo observarse en una demostración: El tractor se desvió fuera del campo establecido en su primera curva, pero tras un par de filas encuentró rápidamente su rumbo y siguió el curso establecido con un alto grado de precisión.

Los investigadores quieren dar a conocer muy pronto el primer prototipo de tractor autónomo. Aunque los costes de fabricación hoy por hoy serían muy altos, se reducirían muchísimo si estos vehículos sin conductor se produjesen masivamente. Gracias a su nueva dirección inteligente y las capacidades del robot, el tipo de terreno se ha convertido en una variante poco importante, lo que le hace ganar posibles usos.

Otro proyecto similar es el de Kinze, que ya ha creado una serie de tractores (mucho mayores que el anterior) que no necesitan conductor y que van equipados con tecnología de detección de obstáculos que les permite evitar verjas, postes, animales de granja y otros vehículos. Los vehículos de Kinze también pueden tomar decisiones operacionales en función de las condiciones del terreno.

La idea es que estos vehículos puedan trabajar de noche realizando las tareas más diversas: desde plantar, a mantener, abonar  y recoger las cosechas. La tecnología que emplean no es nueva, según explica la propia compañía, ya que lleva usándose desde la década de los noventa en industrias como la minería, la construcción o el ámbito militar.

En este vídeo puedes comprobar cómo funciona:

Vía: Ticbeat, Gizmag
Fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta