Gracias a los avances en la tecnología, el usuario tiene en sus manos más poder que nunca. Cualquiera puede poner en marcha su propia publicación digital, producir y distribuir un documental, o fabricar sus propios productos de plástico gracias a la impresión 3D. Pero esta idea, (que ya te adelantamos que no ha logrado la financiación que necesitaba) quería llevar la democritación a un sector que no imaginábamos… la contabilización del tráfico.

De acuerdo, ni siquiera a nosotros, amantes de los coches y de las infraestructuras, si nos piden que hagamos una lista de cosas que nos encantaría hacer por nosotros mismos, la pondríamos en los primeros puestos. ¿Por que quién diablos quiere contar coches? ¿Y para qué?

El recuento de tráfico (el registro de cuántos vehículos pasan sobre un determinado tramo de carretera en un momento dado) suelen realizarlo trabajadores públicos que utilizan dispositivos relativamente caros. Y, según donde vivas, esos datos no están disponibles para el público, o puede que los datos de la calle que te interesa no estén demasiado actualizados. Ahí es donde TrafficCom entra en escena.

TrafficCom es un dispositivo de bajo coste que consiste en un cable sensible a la presión, unido a un miniordenador y con una pantalla LED numérica, dentro de una carcasa de plástico transparente resistente a la intemperie. Usarlo, es tan sencillo como dejar el cable cruzando la carretera, asegurándolo con cinta adhesiva resistente, y luego dejar que los coches y las bicicletas pasen sobre ella. Cada dos ejes que pasan, se registra como un vehículo.

Tras 12 o 24 horas, el dispositivo se recuperan y se conecta a un ordenador mediante un cable USB. Después, los usuarios suben los datos a la página web TrafficCom, donde se combina con datos de otros usuarios para crear un mosaico de datos de tráfico de cada zona.

¿Y quién podría usar esos datos? Los diseñadores del producto indican que podría servir a colectivos que investiguen los problemas de transporte, vecinos que quiera saber la cantidad y la velocidad del tráfico en su vecindario, los dueños de negocios que desean tomar decisiones relacionadas con aparcamiento… y, las administraciones, que simplemente quieran una alternativa más barata a los dispositivos actuales.

Ya se han creado y utilizado varias versiones de TrafficCom en ciudades como San Francisco, Nueva York, Moscú y Santiago de Chile. El dispositivo se encuentra en su quinta versión, y sus diseñadores han recurrido a KickStarter para financiar la producción de una sexta versión, nueva y mejorada, que incluiría un cuerpo de aluminio más resistente, un sistema para disminuir las posibilidades de que sea robado (buena idea), y una mejor batería integrada, de polímeros de litio, para permitir de 36 a 72 horas de uso por carga.

Necesitaban 50.000 dólares y apenas han conseguido 11.000. Y no parecía un mal invento, como puedes ver en este vídeo. No obstante, la web TrafficCom, una base de datos de tráfico, open source, continúa operativa.

Fuente: TrafficCom
Vía: Kickstarter

9 COMENTARIOS

  1. ola. me gustaria saber donde se puede comprar un contador de coches como este o parecido. mi tlf es 622519119 lo nesesito urgente

  2. Donde puedo comprar un TrafficCom??? tienen distribuidores en Mexico D.F.???
    NECESITO SABER EL COSTO DE ESTE PRODUCTO A LA BREVEDAD Y EN DONDE LO PUEDO CONSEGUIR???
    GRACIAS

  3. Hola me gustaría comprar tres unidades en España tengo empresa de parquímetos y es un buen invento por favor pido respuesta gracias

  4. Actualmente,dispongo de cinco unidades de aforadores de tráfico,(contadores de vehículos) en España.
    Por no usar,los vendo a 800 euros c/u.

Deja una respuesta