El futuro ya está aquí. Las grandes firmas de la automoción internacional se afanan en adelantar los vehículos que dentro de unos años circularán por nuestras carreteras. Durante la celebración del Salón del Automóvil de Tokio, uno de los acontecimientos más importantes del año, las marcas se afanan en mostrar las últimas tendencias como remedio para intentar retomar el buen camino en unos tiempos donde la crisis se está cebando especialmente con el sector.

Una de las que más ha sorprendido es Toyota, que ha aprovechado el evento para la presentación de uno de los automóviles más revolucionarios que recordamos. Se trata del bautizado como Fun-VII (Fun-Vehicle Interactive Internet) y supone el traslado de la tecnología móvil de última generación a las cuatro ruedas.

Fun-VII

El automóvil, que por el momento solo se trata de un prototipo, cuenta con acceso a internet que le permite, entre otras muchas cosas, mantenerse en contacto con otros medios de transporte. En constante actualización de su software interno, el vehículo avisa ante situaciones peligrosas que pudieran producirse, alertando al conductor para que tome las medidas necesarias.

Con un estructura externa formada completamente por cristal líquido, los pasajeros pueden cambiar el diseño, incorporando imágenes o textos según los gustos o el estado de ánimo. La mayoría de las funciones del vehículo son controladas por smartphone, lo que supone una revolución en la forma en la que el usuario se relaciona con el coche.

En palabras de Akio Toyida, presidente de Toyota Motor Corporation, “pensamos que sería divertido crear un teléfono inteligente de cuatro ruedas. Esta idea dio lugar al nacimiento del Fun-VII”.

Fotos:

Ver galeria (8 fotos)

Vía: RT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta