Las mejoras en la seguridad vial conitnúan siendo uno de los principales objetivos de las grandes firmas de automoción. En este sentido Ford sigue explorando nuevos horizontes relacionados con las última tecnologías.

La marca norteamericana anuncia que se encuentra en la fase final del desarrollo de uno de los primeros modelos digitales del cuerpo de un niño, fruto de 11 años de trabajo, con el objetivo de conocer mejor las consecuencias de las fuerzas de choque en adultos y menores cuando se produce un accidente. “Los accidentes de tráfico son la causa principal de muerte entre los cuatro y los 34 años”, aseguran desde Ford.

Este pionero modelo digital utiliza TAC y sistemas de resonancias magnéticas para niños, simulando la estructura del esqueleto, órganos internos y cerebro para facilitar la investigación futura en materia de seguridad vial. El desarrollo del niño digital ha sido minucioso. De hecho, la construcción del cerebro se hizo desde el tronco hasta el encéfalo, con la materia gris y el fluido entre las diferentes capas.

Una vez terminado el modelo se utilizaron herramientas matemáticas y de análisis, combinadas con los datos disponibles acerca de las propiedades de los tejidos humanos. Posteriormente, a través de estudios de medicina y de ingeniería, los investigadores son capaces de determinar los efectos de un choque, y de la presión que el sistema de retención provoca en el cuerpo humano.

Estos nuevos dispositivos no sustituirán a los tradicionales dummies, utilizados habitualmente en las pruebas de choque de automóviles para medir los efectos negativos de las fuerzas de impacto sobre el cuerpo de los ocupantes y cuyo uso continua siendo indispensable.

“Construir el modelo de una persona es como construir el modelo de un coche. Nuestros sistemas de retención están desarrollados para reducir lesiones graves y muertes y han demostrado ser muy efectivos”, ha declarado Stephen Rouhana, Jefe Técnico de Seguridad, Investigación e Ingeniería Avanzada de Ford.

Vía: Portalcoches

1 COMENTARIO

  1. Todos estos avances están muy bien, pero nosotros somos los máximos responsables de asegurarnos de que del niño y sus asientos adaptados están correctamente sujetos, esto ayudará a reducir las posibles lesiones.

Deja una respuesta