Las estadísticas oficiales no mienten. Las distracciones al volante, la irresponsabilidad y la mala praxis de los conductores, son las principales causas que favorecen la siniestralidad en carretera, pero bien es cierto que en un considerable número de accidentes, el factor principal es el mal estado de las carreteras. Además, la crisis económica por la que atraviesa el país se ha convertido en la escusa perfecta para la dejadez de las administraciones públicas con respecto a la conservación de la red viaria.

Quizás, una sentencia de la Audiencia Provincial de Murcia consiga que las instituciones y las empresas adjudicatarias de las carreteras presente más atención a una problemática que afecta seriamente a la seguridad vial. Según ha dictaminado el Tribunal, la empresa “Conservas Martínez S.A” deberá indemnizar con casi 5.000 euros al conductor de un ciclomotor que sufrió un accidente al “introducir la rueda delantera en un socavón de diez centímetros de profundidad y cinco metros de largo, perdiendo el control y cayendo sobre el carril contrario”, cuando el conductor se encontraba circulando por la carretera que une las poblaciones de Molina se Segura y Alguazas, allá por 2008.

El Juzgado determinó que “el siniestro tuvo lugar por la mala ejecución y señalización de una obra, al suponer el socavón un obstáculo difícil de esquivar para el conductor”. La sentencia señala a la empresa “Conserveras Martínez SA” como responsable de los daños causados, ya que eran los encargados de realizar las obras de mejora y acondicionamiento de la carretera. Nada hubiera ocurrido si existiesen ya estos sacos para rellenar baches de forma temporal que están en desarrollo.

La obligación nace de la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Murcia, que ha desestimado el recurso de apelación que presentó contra la resolución del Juzgado de Primera Instancia de Molina de Segura que, en mayo de 2011, estimó la demanda que presentó el lesionado.

Vía: ABC

1 COMENTARIO

Deja una respuesta