Italia es uno de los países con mayor densidad de vehículos. El país es una potencia mundial en el sector de la automoción y sus ciudadanos parecen decididos a mantener tan preciado legado, a pesar de la preocupante situación económica por la que atraviesan. Con tanto vehículo circulando por las carreteras, las firmas se empeñan en sacar al mercado modelos de tamaño reducido que faciliten la tarea del aparcamiento.

A pesar de que son muchas las marcas que reclaman el título de coches más pequeño del mundo, la firmas transalpinas Zagato, CRMT y Berman, parecen estar a la cabeza con su última apuesta, el Volpe, un automóvil de tan solo 2,2 metros de largo, un metro de ancho y 1.4 metros de alto.

El diseño, recuerda irremediablemente al del mítico BMW Isetta, el coche de Steve Urkel, el personaje de la popular serie norteamericana “Cosas de Casa”, cuya producción finalizó en 1962 debido a una caída en las cifras de venta.

Para los que estén interesados en su adquisición, el Volpe está disponible en cuatro versiones diferentes; “Volpe Globe”, completamente eléctrico, con una potencia de 4kW, baterías de plomo de 48V con un tiempo de recarga de seis horas (3,5 horas con baterías de litio) y un peso de 488 kilogramos. Presume de una velocidad media de 49 km/h y una autonomía que varía de los 50 a los 70 km en entornos urbanos. Su precio en el concesionario oscila entre los los 6,950 euros hasta los 9,950 euros. Los que así lo deseen podrán elegir entre una serie de extras opcionales; aire acondicionado, ABS, bolsas de aire y una película fotovoltaica para obtener energía solar.

Los otros tres modelos, Goal, Graffio y Guru, son de motorización híbrida, pueden llegar a alcanzar una velocidad máxima de 105 km/h, con una autonomía nunca menor a los 350 kilómetros. Aquí puedes verlo en vídeo:

Vía: Neoteo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta