El nuevo Jaguar I-Pace es uno de los coches del momento. El primer SUV eléctrico de la firma británica ha supuesto una importante revolución en el sector y marca las pautas a seguir para futuros lanzamientos. Sus cualidades han llegado a los oídos de Waymo, la división de coches autónomos de Google, que recientemente ya ha estado probando sin conductor de seguridad. Para seguir su desarrollo van a adquirir nada menos que 20.000 unidades del Jaguar I-Pace.

Esta colaboración estratégica comenzará este mismo año con las primeras pruebas. Los primeros Waymo Jaguar I-Pace serán provistos de toda la tecnología de conducción autónoma y se empezarán a recoger datos y a calibrar sus sistemas. El objetivo es que durante los dos primeros años se vayan fabricando las 20.000 unidades y que para el año 2020 ya estén formando parte de la flota de Waymo.

Con este movimiento, Waymo pretende llevar al transporte sin conductor un coche premium, atractivo práctico y con buenas prestaciones. Su objetivo es que en un par de años sus coches autónomos (incluyendo los Chrysler Pacifica) puedan realizar hasta un millón de trayectos diarios. Para Jaguar Land Rover la colaboración también será positiva, ya que podría ayudarles a mejorar la seguridad en sus vehículos de producción.

Desde luego, tomar como base al Jaguar I-Pace para una flota de autónomos es una buen decisión. El británico tiene un aspecto que no deja a nadie indiferente, una tecnología a la altura y una técnica desarrollada. Se mueve gracias a dos motores eléctricos, situado uno en cada eje, logrando tracción total y una potencia conjunta de 400 CV. Además su batería de iones de litio de 90 kWh le permiten alcanzar una autonomía eléctrica de 480 kilómetros.

Fuente: Jaguar

Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta