Logo de Noticias Coches
cupra-born-prueba-contacto-208.1
Prueba
Mario Nogales

Cupra Born 204 CV 58 kWh, prueba contacto con el eléctrico rompedor

Hay coches que definen a una marca, que sirven para iniciar nuevas eras, para establecer un camino a seguir. No suelen aparecer habitualmente, pero esta vez hemos podido probar uno de esos precursores. Hablamos del Cupra Born, el primer modelo eléctrico de la firma española y el que se trata del segundo ejemplar propio, sin relación directa con SEAT. Es un producto asentado sobre la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, pero con mucho que aportar.

En Cupra, hablan del Born como esa llave que les dará acceso a nuevos países y mercados. También como el modelo que les ayudará a rebajar sus emisiones medias (algo cada vez más necesario). De hecho, es un coche que tiene muy presente la sostenibilidad, incluso en los materiales que emplea. Hemos tenido la oportunidad de compartir una prueba de contacto con este eléctrico y vamos a contarte lo que nos ha parecido.

Exterior

Empezar diciendo que posiblemente sea el coche con el diseño más pasional (y más sugerente) de entre los que se han lanzado con la plataforma MEB. El Born aboga por esas líneas tan reconocibles que ha portado Cupra desde que se independizó de SEAT. Con él han querido hacer un vehículo que ellos califican como “sexy”, que tiene como objetivo el crear deseo y exaltar emociones. También quiere demostrar que la electromovilidad no tiene por qué ser aburrida. Está muy inspirado en la ciudad de Barcelona, concretamente en el barrio de El Born.

De ahí que se busque la sensación de movimiento incluso cuando el coche está parado. Lo consiguen con detalles como las líneas de tensión por todas las superficies, con una cintura ascendente y un techo flotante. Aunque probablemente lo que más llame la atención del Cupra Born sea su frontal. El capó está inclinado hacia delante y hacia abajo para terminar en la inscripción de Cupra. Llama la atención como se utilizan las superficies negativas para su disposición en esa zona intermedia.

Tampoco pasan desapercibidos los afilados faros LED o la enorme parrilla que queda en la parte inferior. Como buen Cupra, cuenta con detalles en color Copper, como es el caso de la V en la parte inferior o los propios logotipos. Aunque en el lateral lo que se lleva todas las miradas son las llantas de hasta 20 pulgadas, algunas con diseños muy sugerentes y aerodinámicos. En esta vista también se aprecia el detalle del techo flotante, con un pilar C que introduce los motivos triangulares que siempre han representado a Cupra, o los prominentes faldones laterales.

La zaga es la zona menos distinguida de este modelo. Ahí se puede ver de forma más clara su parecido con el Volkswagen ID.3, con el que comparte prácticamente todo. Empieza con un spoiler de techo enorme que le da ese punto de deportividad que siempre busca esta marca. En la zona intermedia aparecen unos pilotos traseros LED que van unidos por el centro. La parte baja queda rematada por una especie de difusor del color de la carrocería que contribuye también a nivel aerodinámico.

Aunque como decíamos, las entrañas no engañan y sus dimensiones son muy parecidas a las del Volkswagen ID.3 con el que comparte arquitectura. Tiene una longitud de 4.322 mm, una anchura de 1.809 mm y una altura de 1.537 mm. Con esas formas que podrían recordar a las de un monovolumen, destaca la distancia entre ejes de 2.767 mm, dejando unos voladizos muy reducidos.

Interior

En el interior del Cupra Born hay una premisa principal: todo gira alrededor del conductor. El puesto de mando se nota bien resuelto y cuenta con un volante multifunción con botones táctiles que sirven para controlar varias funciones. A través de él se puede ver una instrumentación digitalde 5,3 pulgadas con unos gráficos muy buenos, pero que no tiene el tamaño ni las posibilidades de personalización que otros rivales. Justo a su derecha, en el mismo marco, está el selector de marcha. Opcionalmente también puede montar el Head-Up Display con realidad aumentada.

La zona central del salpicadero está copada por la pantalla táctil de 12 pulgadas, un elemento que viene de serie y que sirve para controlar todo el infoentretenimiento. Tiene una interfaz muy rápida, unos gráficos destacados y su facilidad de uso es envidiable. Tampoco se queda corta en el apartado de la conectividad, pues ofrece Apple Carplay y Android Auto; además de la tecnología Cupra Connect a través de la aplicación de la marca.

Aunque si hay algo que me ha llamado la atención del habitáculo del Cupra Born ha sido su calidad notable y el cuidado por sus materiales. Ya adelantamos que había novedades en este apartado y la firma introduce detalles sostenibles como el tejido Seaqual en la parte central de los asientos, que está hecho a base de plásticos marinos reciclados. También es de un tacto sobresaliente la tela estilo neopreno de algunas superficies o el tejido Dinámica (parecido al Alcántara) con patrón de triángulos hechos por láser.

El interior del Cupra Born se puede elegir en dos tonalidades: Shark Grey y un azul similar al Petrol Blue, aunque algo más oscuro. Como ya es habitual, las costuras van en Copper haciendo contraste. Son de serie los asientos deportivos, que a pesar de tener diseño de baquet, encuentran el equilibrio justo entre deportividad y comodidad. En nuestra unidad cuentan con reglajes manuales, pero opcionalmente se pueden montar los eléctricos, calefactados y con función masaje.

La habitabilidad es muy buena en este eléctrico, al menos en las plazas delanteras. Sus formas exteriores que evocan a un monovolumen por la altura, hacen que por dentro salga beneficiado y que no ponga ningún tipo de dificultad a los usuarios en este sentido. La segunda fila de asientos no se queda atrás y ofrece un espacio muy destacado para las piernas. Será suficiente para usuarios de hasta 1,85 metros, con un hueco para la cabeza también bastante bueno. La plaza central se queda más justa debido a su carencia de forma y anchura inferior.

Maletero

El maletero no es de los puntos más destacados del Cupra Born. En este caso, se ha dado prioridad a un espacio generoso en las plazas traseras y se ha dejado esta superficie con 385 litros. No es una cifra mala, pero hay rivales que la superan y que la complementan con el maletero frontal, que en este ejemplar no aparece. La parte positiva es que sus formas son muy regulares y aprovechables.

También encontramos que bajo el piso hay un pequeño hueco, aunque no es suficiente para acoger al cable de carga, solo el kit antipinchazos. Tampoco podemos esperar que haya una rueda de repuesto en este ejemplar. En el caso de que necesitemos más espacio, siempre se pueden abatir los asientos traseros en dos partes (60:40) para dejar una capacidad máxima que supera los 1.000 litros.

Equipamiento

El Cupra Born se ofrece en nuestro país con cuatro niveles de equipamiento, teniendo una dotación bastante completa desde el inicio. De serie ya cuenta con llantas de aleación de 18 pulgadas, faros LED, acceso y arranque sin llave, sensor de lluvia, climatizador, asientos deportivos, volante calefactado o sistema multimedia con pantalla táctil de 12 pulgadas. También aparecen asistentes a la conducción como el control de crucero con limitador, alerta de cambio de carril involuntario, aviso pre-colisión o frenada automática en ciudad.

Opcionalmente se puede añadir el Advanced Pack, que cuenta con detalles como el navegador, los cristales oscurecidos, la cámara trasera, el ACC predictivo, el Light Assist o el reconocimiento de señales de tráfico. Por 1.720 euros más se puede equipar el Pro Pack, que completa lo anterior con asientos tapizados en Dinámica, eléctricos, calefactados y con masaje; cámara de 360º, Side Assist, Travel Assist, alerta de tráfico posterior o asistente de aparcamiento automático.

El tope de gama sería el Top Pack, por el que habría que sumar otros 2.300 euros a la cuenta para añadir el sistema de sonido Beats Audio, el Head-Up Display, el parabrisas calorífugo, el control del chasis adaptativo o el techo panorámico de cristal. Una opción que llegará en 2022 y que será interesante será el Pack e-boost. Estará disponible en las versiones más potentes y servirá para ofrecer una potencia superior durante 30 segundos. Para mejorar su rendimiento también se puede optar por los neumáticos más anchos en llanta de 20 pulgadas, junto a un sistema de frenos de 340 mm delante.

Motor

La gama mecánica del Cupra Born, primer eléctrico de la firma española, llegará a ser bastante completa con tres niveles de potencia (150, 204 y 231 CV), además de tres tamaños de batería (45, 58 y 77 kWh). El de menos potencia y alcance todavía no está a la venta, pero ya bastaría para recorrer unos 340 kilómetros con una carga. El de mayor tamaño de batería podría conseguir hasta 540 kilómetros.

BateríaPotencia0 a 100 km/hAutonomía
45 kWh150 CV (110 kW)8,9 segundos340 kilómetros
58 kWh204 CV (150 kW)7,3 segundos424 kilómetros
58 kWh231 CV (170 kW)6,6 segundos420 kilómetros
77 kWh231 CV (170 kW)7,0 segundos540 kilómetros

Nosotros nos hemos puesto al volante de la que sería la versión intermedia, el de 150 kW y batería de 58 kWh. Gracias a sus 204 CV y 310 Nm de par consigue unas prestaciones bastante destacadas. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos, dejando un 0 a 50 km/h en 2,9 segundos, con una velocidad máxima de 160 km/h. También presume de eficiencia suficiente como para homologar una autonomía eléctrica de 424 kilómetros.

En corriente alterna podríamos cargar esta batería a una velocidad de hasta 11 kW, tardando seis horas y cuarto en llegar al 100 % (siete horas y media el de 77 kWh). El Cupra Born también acepta cargas rápidas en corriente continua pudiendo cargar el de 58 kWh en apenas 35 minutos a 120 kW o la batería de mayor tamaño en 38 minutos a 125 kW. Más adelante se podrá aumentar la velocidad de carga hasta 170 kW en esa batería.

Comportamiento

Cuando nos ponemos al volante del Cupra Born lo primero que notamos es el refinamiento en marcha. Es algo ya habitual en los eléctricos, gracias a la ausencia de sonido mecánico, pero en este caso se suman un buen aislamiento y calidad de rodadura. De hecho, se nota especialmente en las ciudades, cuando circulamos por vías muy transitadas y abrimos la ventana. En ese momento, cuando se deja paso al barullo exterior, es como salir de una burbuja. Que no haya mucho ruido aerodinámico también habla bien del trabajo de Cupra en este apartado.

Lo segundo que se nota es la reactividad de este ejemplar. Al final estamos con un coche de 204 CV y 310 Nm de par instantáneos, por lo que las aceleraciones son contundentes cada vez que rozamos el pedal derecho. Es el rey de los semáforos con ese 0 a 50 km/h en menos de 3 segundos y en general es muy aprovechable en cualquier situación. Nos quedamos principalmente con las recuperaciones, incluso a altas velocidades. Y eso que no estamos con la versión más potente…

Aunque también hay que aclarar que el comportamiento del Cupra Born va condicionado por el modo de conducción que seleccionemos. Podemos elegir entre el Range, el Comfort, el Performance, el Cupra (en el de 231 CV) y el Individual. El primero es el más indicado para conseguir la máxima autonomía posible, limitando la potencia y respuesta del coche. En el modo deportivo notamos cómo saca su carácter y nos deja un buen sabor de boca.

Porque como buen Cupra, este modelo consigue un comportamiento dinámico bastante conseguido para ser un eléctrico. Ya de serie cuenta con detalles como una dirección progresiva que consigue un tacto más natural. Sigue siendo demasiado asistida y no transmite tanto como nos gustaría, pero es mejor que la que tienen otros rivales. Aunque la clave en este modelo es la suspensión rebajada, que es 15 mm más baja delante y 10 mm más baja detrás respecto a otros modelos con la plataforma MEB.

Además de ir más cerca del suelo, tiene un puntito de rigidez extra que le ayuda en tramos de curva. Nunca vamos a poder hablar de este Cupra Born como un deportivo puro, no tiene esa vocación, pero sí que consigue transmitir sensaciones que otros eléctricos no pueden. Influyen factores como que sea un modelo de propulsión, que tenga esa distancia entre ejes tan extendida (su aplomo es notable), el bajo centro de gravedad por la posición de las baterías o que tenga un reparto de pesos perfecto (50:50).

También hay que mencionar detalles que no gustan tanto en un coche, como es su elevado peso. En esta versión se queda en 1.736 kg, con una variación de alrededor de 100 kg en función de la batería escogida. Es una cifra elevada si lo comparamos un coche de combustión del mismo tamaño y le restan agilidad en algunas situaciones. Otro punto que no termina de convencer es el tacto del sistema de frenos. La frenada regenerativa de este coche es complicada de dosificar, dando la sensación de que hay que pisar demasiado para detener el coche.

De lo que no cabe duda es que el Cupra Born tiene un nivel de eficiencia sobresaliente. Cuando cogimos el coche tenía un 93 % de batería y nos indicaba que podíamos recorrer 352 kilómetros. Durante la ruta las cifras fueron variando, pero creemos factible acercarnos a la cifra homologada, rondando los 400 kilómetros por carga. De hecho, cuando terminamos nuestros recorridos el ordenador marcaba un consumo medio de 17,3 kWh, una cifra muy buena que hace evidente que se puede plantear el Born incluso como primer coche.

Opinión coches.com

El Cupra Born es la principal esperanza de la marca para triunfar en la era de la electromovilidad. Lo cierto es que no le faltan motivos para confiar, pues está asentado sobre una base ganadora como es la plataforma MEB. Pero, además de eso, ha sido aliñado con el característico sabor de Cupra, dejando un producto lleno de personalidad. No sólo por ese diseño tan llamativo, también por el interior de gran calidad o por esa dinámica reconocible.

Se trata de uno de los eléctricos más interesantes del panorama actual por esos motivos y también por un precio que está dentro de lo esperado. El PVP de la versión probada (probablamente la más equilibrada) es de 38.610 euros, nada descabellado teniendo en cuenta los precios de los eléctricos. Pero se podría quedar en 30.400 euros acogiéndose al Plan MOVES III y al descuento de la marca. Las primeras entregas comienzan en noviembre, así que echa un vistazo a las ofertas en coches.com, junto a las condiciones de la financiación.

Cupra Born 204 CV 58 kWh
8.1Nota
Lo mejor
  • Diseño muy llamativo
  • Materiales y calidad interior
  • Comportamiento dinámico y eficiencia
Lo peor
    Todo centrado en la pantalla
  • Maletero justo
  • Tacto de la frenada regenerativa
Diseño8.5
Habitabilidad8
Acabados8.5
Maletero7.5
Equipamiento8
Motor8
Comportamiento8.5
Calidad Precio7.5

Galería de fotos:

  • coches eléctricos
  • Cupra
  • Cupra el-Born