Logo de Noticias Coches
MG EHS PHEV prueba – 47.8
Prueba
Luis Ramos Penabad

MG EHS, el curioso SUV híbrido chino, a prueba

Hace casi 30 años que no me subía a un MG. Había sido un roadster, un MGB concretamente. Y desde entonces ha cambiado mucho el panorama en Morris Garage. La marca, a punto de desaparecer, fue adquirida por el grupo SAIC Motor, que comenzó una nueva etapa con modelos propios para el mercado chino.

Y como todo vuelve, MG regresa al mercado europeo. Con modelos electrificados como este MG EHS, un SUV híbrido enchufable que destaca por tener un precio muy bajo para su tamaño y características. Se anuncia desde 34.000 euros, sin descuentos ni ayudas del plan Moves. ¿Será cierto en este caso que lo barato sale caro? Vamos a comprobarlo:

Exterior

A la hora de lanzar un producto nuevo tienes dos opciones: crear algo rompedor, que puede no entrar por el ojo a algunos, o ser conservador y buscar contentar a la mayoría. Como el lanzamiento de una marca de coches no es algo precisamente barato, en MG han optado por la prudencia.

Te planteamos un ejercicio visual. Tapa el logo e imagina ante qué coche podrías estar, viéndolo desde la parte delantera. La forma de la parrilla y el marco cromado recuerdan mucho a la anterior generación de cierto SUV japonés que pasó por el canal de Youtube. Y los motivos plásticos también los han empleado otras firmas asiáticas y europeas.

No faltan ópticas con tecnología LED en esta unidad, muy estilizados y las habituales protecciones en la parte inferior, si bien no es este un SUV que sacaría por caminos muy complicados.

En el lateral formas muy clásicas de SUV, con una línea de cintura alta y los habituales detalles de todocamino, como las protecciones plásticas inferiores (con una moldura cromada) o las barras de techo. Y llantas de 18 pulgadas en toda la gama.

En cuanto a dimensiones, con sus 4.574 mm de longitud es 9 cm más corto que un Ford Kuga, por ejemplo. Es bastante ancho, pues llega a los 1.876 mm y mide 1.664 mm de altura. En la zaga no faltan luces con tecnología LED y protecciones en los bajos, donde nos encontramos, por cierto, dos salidas de escape ovaladas reales. En definitiva, los diseñadores británicos han hecho un trabajo sin ninguna estridencia.

Interior

Se dice que la belleza está en el interior y aquí la verdad es que el MG EHS me ha sorprendido. Aunque lo neguemos, los prejuicios existen y no me esperaba encontrar un habitáculo tan bien resuelto y con una calidad a la altura de cualquier fabricante generalista europeo.

Estamos con una unidad con el acabado más completo, que incluye los asientos con los reposacabezas integrados. Son cómodos, pero no sujetan el cuerpo tanto como puede parecer antes de sentarse en ellos. Están tapizados en un símil cuero (que no es como el de los coches premium) con inserciones en Alcantara.

Digo en el vídeo que echo de menos en ellos el ajuste lumbar, algo que personalmente uso mucho y que prefiero al ajuste eléctrico con el que sí cuentan. Lo descubrí al día siguiente. La visibilidad es buena pero a los conductores más altos puede que les moleste el espacio que roba la prolongación del techo hasta el retrovisor.

Sin tener materiales de lujo, todo está bastante bien acabado y rematado. Superficies blandas con buen recubrimiento en salpicadero y parte superior de las puertas, si bien hay plásticos más duros en zonas bajas y en el interior de los compartimentos. Nada, por otro lado, que no veamos en la mayoría de fabricantes.

Esperaba algo más del sistema de infoentretenimiento. Tiene una pantalla de 10,1 pulgadas de buena calidad y se ha optado por un diseño minimalista y sencillo para los menús. También contamos con unas teclas de acceso rápido a algunas funciones en la parte inferior. Es compatible con Android Auto y Aple Carplay, incluye navegador (que indica puntos de recarga) y climatización, algo que no nos gusta demasiado pero que cada vez es más común. Lo malo es que es muy lenta de respuesta.

No es la única pantalla, ya que el cuadro de instrumentos es digital, de 12,3 pulgadas Muestra la información de manera ordenada y no tiene apenas reflejos. Por ponerle alguna pega, los primeros días confundía en ocasiones el número de la velocidad, a la izquierda) con el del porcentaje de potencia usada (a la derecha).

Buen espacio por otra parte y lagunas en los huecos portaobjetos. En el delantero, ante el cambio, apenas cabe el móvil si lo conectas con cable. Contamos también con portabebidas y un cofre entre los asientos. Y una guantera que no está iluminada.

Detrás hay bastante espacio, sin ser tampoco de los referentes de su categoría. Hay cosas que me gustan, como los cristales oscurecidos o el techo solar. También los asientos reclinables y el reposabrazos, que incluye reposabebidas y un escondite para dejar objetos.

Otras no tanto, como la forma de los asientos delanteros, que quitan mucha visibilidad hacia delante. En la parte trasera de la consola central contamos con salidas de ventilación y un par de tomas USB.  

Maletero

La capacidad del maletero es bastante buena habida cuenta de la naturaleza híbrida enchufable. Anuncia 448 litros, una cifra notable entre los SUV híbridos enchufables. El portón eléctrico de serie da paso a un espacio con formas muy regulares y bajo el piso contamos con un hueco donde poder dejar el cable de carga.

Ahí debajo encontramos la batería de 12 voltios, el kit de reparación de pinchazos o el acceso al líquido refrigerante del sistema híbrido. Por lo demás, echamos de menos detalles prácticos en el maletero, como perchas para colgar bolsas o las habituales ganchos para fijar la carga. El punto de luz también es algo escaso.

Si nos ha gustado el piso de goma para poder cargar cosas mojadas o sucias. Y, por supuesto, si prescindes de las plazas traseros, tienes más espacio de carga. Puedes abatir los respaldos, divididos en dos partes, para conseguir una zona totalmente plana de 1.375 litros de capacidad.  

Equipamiento

El MG EHS divide su gama en dos acabados. El más sencillo Comfort ya cuenta con el climatizador bizona, asientos delanteros calefactados, el cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas y la pantalla táctil central de 10,1 (compatible con Apple Carplay y Android Auto)…

No faltan ayudas a la conducción como el control de crucero adaptativo, advertencia de vehículos en el ángulo muerto, sistema de mantenimiento de carril, frenada automática de emergencia…

Por encima encontramos el acabado Luxury. Por 2.500 euros más suma las llantas de aleación de 18 pulgadas, ópticas LED delanteras y traseras, paneles de puertas de mejores materiales, pedales de aluminio, iluminación ambiental portón de maletero de accionamiento eléctrico o un gran techo panorámico.

El precio, pues parte de 34.000 euros, elevándose el Luury de nuestra unidad de pruebas hasta los 36.500 euros. Estas cifras no incluyen las ayudas del plan Moves III ni los descuentos de la marca. Puedes encontrar ofertas del MG EHS en nuestra sección de coches nuevos, publicadas por los concesionarios oficiales de la marca en España. Contamos también con herramientas para financiar el coche que pueden ayudarte a pagar más cómodamente el coche.

Motor

Sin duda el protagonista del MG EHS es su sistema propulsor. Combina un motor 1.5 turboalimentado de 162 CV y 250 Nm de par con uno eléctrico de 122 CV y 230 Nm. En total, son 258 CV de potencia total combinada y 370 Nm de par, asociados a un cambio automático de 10 relaciones (automático por convertidor de par de 6 para al motor térmico y unidad de accionamiento electrónica de cuatro marchas para el motor eléctrico).

El motor eléctrico se alimenta gracias a una batería de iones de litio de 16.6 kWh de capacidad bruta, lo que equivale a 52 km de autonomía sin emisiones y por ello cuenta con la etiqueta Cero. Viene de serie con dos cables de carga. El Mennekes, para estaciones de cargas a 3,7 kW y el Shuko para un enchufe normal, donde en unas seis horas lo recargas por completo.

La verdad es que cuando ves la ficha técnica el coche promete una buena aceleración, ya que alcanza los 100 km/h desde parado en 6,9 segundos, una cifra muy buena para este SUV que pesa 1.775 kg. La velocidad punta es de 190 km/h, si bien en modo eléctrico se queda en 130 km/h. Hora de ponerse al volante.

Comportamiento

Este es uno de los coches híbridos enchufables más sencillos de llevar que he conducido. Y es que solo puedes decidir que se mueva en modo eléctrico pulsando un botón en la consola. Por ahí comenzamos.

En entornos urbanos me resultó sencillo igualar el registro de 52 km recorridos en modo eléctrico, moviéndome a velocidades legales. Como vas sentado alto tienes mejor visibilidad que en un turismo y solo me falló un poco la suspensión, algo rebotona en los badenes y que su radio de giro es bastante grande, por lo que me tocó hacer alguna maniobra de más.

Pero los híbridos enchufables buscan poder moverse bien en entornos urbanos con electricidad y luego en modo híbrido cuando sales de ella. Hay curiosidades aquí también. Lo único que puedes controlar es reservar parte de batería a un nivel medio o a un nivel alto.

No hay levas para controlar el cambio, no puedes variar el nivel de retención…  porque el coche gestiona la energía por si mismo. La mayoría de coches de esta naturaleza usan la electricidad en todo momento y cuando haces un viaje largo la agotas pronto. Con este MG no. En cuanto superas 40 o 50 km/h entra en juego el motor de combustión y salvo que demandes mucha potencia, apenas entra en funcionamiento el eléctrico.

Así pues, tenemos un motor de combustión que, en carretera, mueve el coche la mayor parte de las veces. Entrega sus 162 CV de potencia de manera muy elástica y tiene par entre 1.700 y 4.300 rpm, que es la mayor parte del tiempo en una conducción normal.

Y sí, es rápido. Si aceleras a fondo dispones de esos 258 CV de potencia total, lo que te ayuda mucho en adelantamientos. Pero no creas que es deportivo. Hay un buen aplomo en autovía y su puesta a punto busca el confort. En curvas lentas no balancea mucho pero no tiene un tacto deportivo ni suspensiones, ni la dirección, muy asistida y tampoco el motor, ya que la caja de cambios no es precisamente rápida.

Nos faltaría hablar de consumos. Como en todos los híbridos enchufables, es muy variable. Puedes moverte en ciudad gastando solo electricidad. En viajes más largos, no destaca, ya que encontrarse con gastos por encima de 8 l/100 km es lo habitual, debido a que el motor eléctrico se ha pensado más para apoyar cuando se demanda potencia que para bajar consumos a ritmos tranquilos.

Opinión coches.com

Ojalá algún día MG reviva alguno de aquellos descapotables que conquistaron a tantos entusiastas en Europa y América. El primer paso hacia ese sueño ha llegado en forma de SUV, cómo no. Y no desentona. Tienes la etiqueta cero, un buen equipamiento y prestaciones notables.

¿Problemas? A mi el diseño me parece algo impersonal, aunque no puedo decir que sea feo. Y me resultó sorprendente que en el país de donde sale tanta tecnología, el sistema multimedia no cuente con un procesador decente para que funcione más rápidamente.

No es el SUV híbrido enchufable más barato del mercado. Ese es el Renault Captur E-Tech, que probamos. Por muy poco. Pero el MG resulta mucho más barato que cualquier otro SUV de su tamaño, no va mal en marcha y me parece una opción muy correcta para quien busque un coche con etiqueta Cero sin gastar más de lo estrictamente necesario. Y con 7 años de garantía.

La verdad, es que es un producto más que correcto para ser el primer hito de la marca, aocmpañado por el eléctrico MG ZS. Y en unos meses se suman dos modelos m´s, un SUV eléctrico, el MG Marvel R Electric y, en otoño, un familiar 100 % eléctrico, el MG 5.

MG EHS Plug-in Hybrid Luxury
7.8Nota
Lo mejor
  • Confort de marcha
  • Equipamiento de serie muy completo, bien rematado
  • Precio interesante
Lo peor
  • Cambio de marchas sin modo secuencial
  • Sistema de infoentretenimiento lento
  • Suspensión muy rebotona en badenes
Diseño7
Habitabilidad8
Acabados8
Maletero7.5
Equipamiento8.5
Motor7.5
Comportamiento7.5
Calidad Precio8

Galería de fotos:

  • coches híbridos
  • MG
  • MG EHS
  • todocamino