El Nissan Micra es un modelo bastante importante para la marca japonesa. Si miramos a su gama casi todo el protagonismo recae en los SUV, entre los que hay auténticos superventas como el Nissan Qashqai, el X-Trail o el Juke (que tendrá que renovarse dentro de poco). Pero lo cierto es que no hay apenas turismos de otros segmentos. Ahora que han retirado al Nissan Pulsar, nos encontramos con que el Micra es el mayor representante en este ámbito.

Y esta es ya la quinta generación del utilitario nipón, un modelo que lleva en el mercado desde 1982. Tras casi 37 años a la venta se vio obligado a reinventarse para mantenerse competitivo en uno de los segmentos más reñidos en la actualidad. No fue una mera actualización, sino más bien un cambio generacional marcado a todos los niveles, desde la estética exterior al comportamiento dinámico, pasando por la tecnología del interior.

Aunque ya probamos este modelo al poco tiempo de salir. En esta ocasión volvemos a ponernos tras su volante para comprobar de primera mano las últimas novedades que nos ofrece. Nissan se vio obligada a renovar toda la gama de motores para adaptarse a la normativa WLTP y al mismo tiempo ha aprovechado para introducir nuevos acabados y elementos en su equipamiento, como por ejemplo el N-Sport que estamos probando.

Exterior

La quinta generación del modelo se posiciona en la zona superior del segmento B por sus medidas. Es más largo, ancho y bajo que su predecesor; por lo que gana empaque desde la primera mirada. Tiene una longitud de 3,99 metros, una anchura de 1,74 metros y una altura de 1,45 metros. Esto se completa con una distancia entre ejes de 2,52 metros. Además mejora otros aspectos como su coeficiente aerodinámico, que se queda en 0,29 Cx y se posiciona como uno de los mejores del segmento.

El diseño exterior del Nissan Micra está altamente influenciado por el prototipo Sway Concept, que inició una nueva etapa de en la marca y un lenguaje de diseño más marcado. Destaca un frontal muy dinámico, que adapta a la perfección la ya habitual parrilla V-Motion de la marca con un marco cromado y los alrededores en negro en nuestra unidad. Los faros son estrechos y alargados, con una luz diurna LED bastante reconocible. En la parte inferior aparecen los antinieblas y un paragopes revirado que puede ser personalizado con varios colores.

Desde el perfil se aprecia una nervadura muy visible que va recorriendo el lateral de forma ascendente. Llama la atención el detalle de los tiradores de las puertas en la zona superior, pegadas al pilar C. También en nuestra unidad con acabado N-Sport hay algunos elementos específicos como los espejos retrovisores con molduras efecto carbono, un patrón que se repite en las llantas de 17 pulgadas, o la moldura en la parte inferior de las puertas.

La zaga del Micra queda rematada con un spoiler de techo bastante prominente o con unos pilotos traseros con forma de boomerang que se introducen ligeramente en el lateral. La parte inferior tampoco pasa desapercibida pues hay una moldura oscura y algunas credenciales del acabado que ha sido estrenado recientemente. No podía faltar el logotipo “N-Sport” y tampoco una salida de escape cromada que no encontraremos en el resto de versiones.

Interior

El interior del Nissan Micra ya estaba bastante actualizado y cumplía dentro del segmento. Sin embargo, había un aspecto que se quedaba atrás: su sistema multimedia. La marca japonesa ha escuchado las demandas del público y ahora monta (opcionalmente) el nuevo sistema NissanConnect. Se controla a través de una pantalla táctil de 7 pulgadas situada en la zona central y viene con unas cuantas mejoras interesantes.

Desde el primer vistazo queda claro el avance a nivel gráfico, dándole ese toque más actual que era tan necesario. También la respuesta táctil es más natural y similar a la de un teléfono móvil. Por otro lado, puede tener la navegación de TomTom, con mapas en 3D y conectividad completa con alertas de tráfico. Su uso se ha simplificado gracias a la búsqueda de destino en línea única, a un control por voz mejorado y a la personalización de pantallas en el menú principal.

Si seguimos hablando del Nissan Connect hay que mencionar la conectividad con Apple CarPlay y Android Auto. Además hay funciones como la de encontrar el coche mediante la aplicación o actualizaciones inalámbricas. Hay otra pantalla en el habitáculo, la que está en la instrumentación entre las esferas de las revoluciones y la velocidad. También se actualiza para mostrar una información más completa como los detalles de la navegación o llamadas y mensajes de texto.

No hay que olvidar que estamos probando una unidad con el acabado N-Sport y eso también se refleja en la calidad y los materiales del interior. Hay que decir que el Micra ya cumplía en este aspecto, pero tendremos una percepción mejorada gracias a los asientos con tapicería de Alcántara/piel, que tienen un tacto muy acertado y unos gráficos llamativos. La Alcántara también se extiende por el salpicadero con unas costuras en contraste que le dan al utilitario un toque distintivo.

Otros elementos que destacan en este interior N-Sport con las alfombrillas específicas con unas líneas en blanco, unas salidas de aire acondicionado en el mismo tono, la tapicería del techo en negro o un pequeño reposabrazos entre los asientos delanteros. Cabe destacar que probamos otros acabados (incluso superiores como el Tekna y su tapicería de cuero) y que este nos pareció el mejor resuelto. Aún así todavía quedan algunos plásticos más duros en las zonas bajas y detalles de menor calidad (lo lógico para un segmento B). Otro detalle es que por fin tiene ventanillas traseras con apertura eléctrica (antes manivela).

También es de obligada mención la habitabilidad del Nissan Micra. Es uno de los grandes del segmento y eso también se aprecia a bordo. Las plazas delanteras son cómodas y amplias, incluso por altura gracias a la forma del techo. Las traseras estarán más indicadas para que viajen dos, y no tres, adultos. El motivo es que la plaza central carece de forma y tiene un prominente túnel de transmisión a sus pies. Las laterales cumplen por anchura y por espacio para las piernas.

Maletero

Con 300 litros de capacidad, el maletero del Nissan Micra se queda en la media del segmento. No llega al nivel de otros modelos como el Ibiza o el Polo, pero lo encontramos suficiente y muy aprovechable. La boca de carga queda un poco alta, lo que dificulta la carga de objetos más grandes y pesados. Lo compensa con unas formas muy rectas y regulares que permiten distribuir bien la carga.

Además, bajo el piso hay espacio para una rueda de repuesto de emergencia (de serie trae el kit reparapinchazos) sin que varíe la capacidad total. En el caso de que se necesite todo el potencial de este maletero se puede abatir la segunda fila de asientos en dos partes (60:40) para obtener nada menos que 1.004 litros de capacidad. Lo malo es que hay algo de escalón y no queda una superficie totalmente lisa.

Equipamiento

Como ya introducíamos, una de las principales novedades del Micra llegaba en el apartado del equipamiento. Vamos a comenzar por el resto de la gama, por los acabados que ya conocíamos y que se venden en nuestro país. Arranca con el Visia+, que cuenta con llantas de acero de 15 pulgadas, luces diurnas LED, aire acondicionado, sensor de luz o sistema de radio básico con puerto USB, Aux y Bluetooth.

Un escalón por encima se sitúa el Acenta, que suma elementos como llantas de 16 pulgadas, antinieblas delanteros, volante multifunción, pantalla táctil de 7 pulgadas con conectividad Apple CarPlay y Android Auto o la pantalla de 5 pulgadas de la instrumentación. En el N-Connecta aparecen otros como el climatizador, el sensor de lluvia, la cámara de marcha atrás y sensores de aparcamiento, además del sistema NissanConnect que comentamos anteriormente.

El tope de gama es el Tekna, que pone el toque de distinción con sus llantas de 17 pulgadas, los faros Full LED, cámara de 360º, sistema de sonido Bose Personal con altavoces en el reposacabezas del conductor o el Pack Seguridad Plus (suma ayudas a la conducción como asistente de luces de carretera, control inteligente de cambio de carril o reconocimiento de señales). Y dejamos para el final la principal novedad, el acabado N-Sport, que está destinado para aquellos que busquen algo más de deportividad.

Inicialmente solo se podrá escoger con la mecánica más potente, la de 117 CV que hemos probado, aunque más adelante podría llegar a otras versiones. Como ya hemos ido repasando anteriormente, tiene un aspecto exterior más llamativo gracias a las llantas de 17 pulgadas en negro (dicen emular al carbono) y algunas molduras en el mismo tono, además de los cristales tintados, la suspensión rebajada, el escape cromado o el logotipo N-Sport. En el habitáculo el punto deportivo lo ponía la tapicería de Alcántara y otros detalles como las alfombrillas o el reposabrazos.

Motor

Otra de las grandes novedades de este Nissan Micra que probamos era su gama de motores totalmente renovada. Mantiene dos de las opciones anteriores. El diésel 1.5 dCi tomado de la Alianza Renault-Nissan sigue siendo la única opción con este combustible con sus 90 CV y unas ventas que van a la baja por la tendencia actual. El gasolina atmosférico 1.0 G de 70 CV seguirá siendo la opción de acceso con apenas 73 CV.

Se despide por completo al 0.9 IG-T anterior, que va a ser sustituido por un nuevo 1.0 IG-T que lo supera en casi todos los aspectos. Es más potente y también más eficiente que su predecesor. Puede ir ligado a un cambio manual de cinco velocidades con el que logra 100 CV y 160 Nm de par. Por otro lado hay opción a automático, concretamente al cambio Xtronic, un CVT que mejora su comportamiento. En este caso la potencia se queda en 100 CV y 144 Nm de par.

Y otra novedad importante en la gama de gasolina es el nuevo 1.0 DIG-T, que también se asienta sobre una base de tres cilindros pero que gana potencia y se sitúa como nuevo tope de gama. Esta mecánica es la que vamos a probar y desarrolla una potencia de 117 CV y 180 Nm de par. Va ligado a un cambio manual de seis velocidades y us prestaciones no son fulgurantes (acelera de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos), pero aportará algo de dinamismo.

Comportamiento

Comenzamos la prueba dinámica del Nissan Micra 1.0 DIG-T 117 CV con entusiasmo y observando lo que nos ofrece esta nueva mecánica. Suele existir ese prejuicio contra los tres cilindros, que suelen ser menos refinados y más sonoros que sus parientes tetracilíndricos. Sin embargo, en este caso nos sorprende encontrar un refinamiento notable. Desde el interior apenas se aprecian ruidos ni vibraciones, mientras que en el exterior tampoco llaman la atención.

En la rueda de prensa nos habían mostrado su curva de potencia y ahora podemos comprobar cómo es su entrega en el mundo real. Se trata de un motor suave y elástico, que va entregando su fuerza de forma lineal y que sube de vueltas con alegría. Aunque 180 Nm de par pueda parecer una cifra justa, lo cierto es que es suficiente para la mayoría de situaciones. Además nos podemos apoyar de la función Overboost, que nos da 20 Nm de par extra y que nos ayuda mucho en la zona media del cuenta revoluciones.

Hay que decir que después de está mecánica probamos también la 1.0 IG-T de 100 CV y nos dejó peor sabor de boca. En este ejemplar encontramos mucho más refinamiento y una respuesta más precisa a pesar de que no hay grandes diferencias en su potencia. Probablemente también fuera culpa del cambio manual de seis velocidades que monta el tope de gama. Si el de cinco marchas del menos potente nos dejaba un poco fríos, en este caso hay muchos aspectos positivos.

En primer lugar el tacto preciso y el guiado bastante directo, que animan a recurrir al cambio con asiduidad. También tiene unos desarrollos que encontramos aprovechables, nada que ver con la de cinco marchas con desarrollos más largos y un tacto más ambiguo. Teniendo en cuenta estos aspectos, los 1.000 euros de diferencia entre los el de 100 CV y éste de 117 CV nos parecen asumibles y la balanza se decantaría por el tope de gama si buscamos sensaciones.

Porque en esta versión también se cuenta con una suspensión revisada, que reduce la distancia libre al suelo y ofrece un tarado ligeramente más deportivo. El Micra 1.0 DIG-T 117 CV muestra un buen equilibrio, permitiendo movernos por ciudad con comodidad y, al mismo tiempo, con aplomo suficiente en carreteras reviradas. Está claro que no es un deportivo ni busca serlo, pero tiene ese puntito que le hacía falta para tener un comportamiento dinámico más conseguido.

Como anteriormente, este modelo cuenta con el Chassis Control de la marca, que incluía el Control Activo de la Calzada y Control de la Trazada Activo. Otro elemento que aporta a la mejora del conjunto en este tope de gama es la dirección. En la anterior prueba del Micra diésel nos había resultado demasiado asistida, pero ahora se introducen algunos cambios para darle más peso y precisión. Gracias a ello, el utilitario es más agradable de conducir

Al finalizar la prueba no podemos aventurarnos a hablar de consumos. El Micra 1.0 DIG-T 117 CV homologa 5.0 l/100km y unas emisiones de 114 g/km de CO2 (NEDC-BT), pero el abuso de carreteras secundarias hace que terminemos con un consumo bastante por encima de esa cifra. En una prueba más a fondo hablaremos sobre este aspecto con mayor precisión.

Opinión coches.com

El de los utilitarios es uno de los segmentos más bonitos en la actualidad. Decimos eso por la cantidad productos que encontramos en él y por el enorme nivel que tienen muchos de ellos. Aunque el Nissan Micra no esté entre los más vendidos (ocupa la décima plaza), la marca japonesa tiene la conciencia tranquila porque tiene un buen coche y lo ha seguido mejorando a pesar de que fue lanzando no hace ni dos años.

En esta toma de contacto hemos comprobado que su diseño sigue estando entre los más llamativos y que además se refuerza con los añadidos del nuevo acabado N-Sport. Eso también queda patente en el interior, que cuenta con algunos elementos específicos de lo más interesantes. Y la gama mecánica se redondea con motores más adecuados entre los que destaca el 1.0 DIG-T 117 CV, el tope de gama que le da un punto más de dinamismo.

Nissan Micra 1.0 DIG-T 117 CV N-Sport
7.4 Nota
Lo mejor
  • Diseño llamativo y mejorado en N-Sport
  • El NissanConnect mejora mucho lo anterior
  • Comportamiento del 1.0 DIG-T 117 CV y su cambio
Lo peor
  • Espacio en las plazas traseras
  • Acabado N-Sport solo con este motor (de momento)
  • Precio algo por encima de otros rivales
Diseño8
Habitabilidad7
Acabados7.5
Maletero7
Equipamiento7.5
Motor8
Comportamiento7.5
Calidad Precio7

Galería de fotos:

Ver galeria (56 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta