Durante el pasado fin de semana ha tenido lugar una de las pruebas míticas del automovilismo deportivo: las 24 Horas de Le Mans que, justamente este año, celebraba su 90ª edición. En la clasificación final, aparte de los habituales ganadores de los últimos años en la categoría LMP1, han alcanzado un lugar muy destacado cinco prototipos equipados con motores Nissan, ocupando las cinco primeras posiciones de LMP2. Entre ellos se encontraba “nuestro” Lucas Ordóñez, a bordo del Zytek-Nissan número 42 del equipo Greaves Motorsport, que se ha tenido que conformar en un año muy difícil con la cuarta plaza final de la categoría.

Toda esa herencia deportiva es la que la marca japonesa ha intentado plasmar en este Nissan Juke Nismo, un todocamino (SUV o crossover, como prefiráis…) compacto de gran éxito que ha pasado por las manos de Nismo (acrónimo de Nissan Motorsports, la división encargada de los vehículos de competición en el fabricante nipón) para radicalizar su apariencia, y sobre todo su comportamiento dinámico, y así acercarlo al de un compacto de altas prestaciones. ¿Lo habrán conseguido?

Nissan_Juke_Nismo_07

Recordemos que el Nissan Juke ya lleva entre nosotros un cierto tiempo, pero no obstante sigue destacando por su estética rompedora, fuera de los convencionalismos habituales dentro del segmento de los SUV de reducidas dimensiones. Está destinado fundamentalmente a un público joven y de ahí la apuesta de la firma japonesa por una personalidad muy marcada tanto en los rasgos exteriores como en las formas interiores. Se mezclan conceptos que van desde un todocamino (claramente representado por su “hermano mayor” el Nissan Qashqai) hasta el de un coupé, como podría ser dentro de la misma firma el Nissan 370Z

En el caso de la versión probada, el Nissan Juke Nismo, lleva todos estos conceptos hasta el extremo, constituyéndose en la “punta de lanza” de una nueva hornada de vehículos de la firma nipona, con una clara inspiración en la competición, que irán llegando poco a poco a los concesionarios.

Exterior

Evidentemente lo primero que llama la atención es la combinación de colores elegida para esta versión tan especial, un llamativo Blanco Perlado que se mezcla con otras zonas en Negro Antracita y un llamativo ribete rojo que recorre toda la parte inferior de la carrocería. Todo ello acompañado por una importante serie de modificaciones, que no solo cumplen una mera función estética sino que optimizan sustancialmente los flujos aerodinámicos y contribuyen a una mejor refrigeración del propulsor y resto de elementos mecánicos (por ejemplo, los frenos).

Nissan_Juke_Nismo_03

Las dimensiones generales han crecido ligeramente respecto a un Juke estandar: con una longitud total de 4,165 metros (+3 cm respecto al modelo de serie), una anchura de 1,770 metros (+5 mm), permaneciendo invariables tanto la altura (1,565 metros) como la distancia entre ejes (2,530 metros)

La vista frontal es la que más llama la atención, gracias a los numerosos cambios efectuados en su parte inferior sobre las versiones más “convencionales”. La zona de los faros no ha sufrido variaciones (se podía haber aprovechado para incluir unos de xenón que mejorasen los pobres resultados lumínicos de los halógenos de serie), pero desde la zona de la matrícula hacia abajo presenta un nuevo diseño con una abertura central de mayores dimensiones, complementada por otras laterales donde se sitúan las nuevas luces diurnas, tipo LED, en el lugar donde se ubicaban anteriormente los antiniebla. Toda la parte inferior está recorrida horizontalmente por un “labio” o splitter que mejora la estabilidad del coche a altas velocidades y contribuye a redirigir los flujos de aire hacia las tomas de ventilación anteriormente mencionadas. Con ello se consigue un efecto visual muy atractivo que mejora su apariencia deportiva, simulando ser un vehículo mucho más bajo y ancho.

Nissan_Juke_Nismo_05

En los laterales las modificaciones se centran en unos pasos de rueda sobredimensionados con los bordes de las aletas en el mismo color del resto de la carrocería, que dan cabida a las ruedas de mayores dimensiones, con unas preciosas llantas específicas, en aleación ligera, de 10 radios dobles y 18 pulgadas de diámetro que montan neumáticos Michelin Pilot Sport 3 en medidas 225/45 R18.

Adicionalmente unos faldones laterales de nuevo diseño contribuyen a otorgarle una apariencia mucho más deportiva. Los espejos retrovisores destacan especialmente por la tonalidad roja metalizada elegida en su decoración, mientras que en la parte final del techo se ubica un spoiler pintado en Blanco Perlado. Un último detalle resulta más que evidente, y no lo podemos pasar por alto, nos referimos a las letras “Nismo” de grandes dimensiones serigrafiadas en vinilo negro en los laterales, que “ayudan” a que este modelo no pase desapercibido para los transeúntes.

Nissan_Juke_Nismo_02

La parte trasera se ve delimitada en la zona superior por el spoiler anteriormente mencionado, que incluye la tercera luz de freno, y por una zona inferior, que al igual que ocurría en la parte delantera, ha sido totalmente rediseñada, simulando los extractores de aire tan comunes en los vehículos de competición y que sirven para canalizar de forma adecuada el aire que circula por debajo del vehículo, cuando se circula a altas velocidades. En la parte izquierda se encuentra la nueva salida de escape, de mayores dimensiones, mientras que en la zona central se ha colocado la luz antiniebla trasera.

Nissan_Juke_Nismo_06

No podemos dejar de mencionar los emblemas de Nismo que identifican esta versión especial y que podemos encontrar tanto en la calandra del radiador como en el portón del maletero.

Interior

En el interior también se ha trabajado por parte del equipo de diseño para que su conductor experimente la sensación de que no está sentado en un Juke normal. La configuración general del interior no varía sustancialmente en su concepción de la de un Juke estándar, pero se han añadido multitud de elementos para otorgarle un aire mucho más deportivo, acorde con la “fachada” exterior.

Nissan_Juke_Nismo_14

Predominan los tonos oscuros con algunos detalles en llamativo color rojo. Los asientos ahora tienen un diseño mucho más deportivo, con formas más cercanas a las de un bacquet de competición, pero conservando la comodidad necesaria de un asiento estándar que nos permita sobrevivir sentados en él al tráfico diario. El logo de Nismo no podía faltar bordado en los respaldos. Los laterales son más prominentes, tanto de la banqueta como del respaldo, y sirven para sujetar el cuerpo cuando las fuerzas laterales hagan acto de presencia al realizar una conducción más decidida, además están tapizados en suave Alcantara que impide el resbalamiento en tales circunstancias.

También están tapizados en este mismo material parte de los paneles interiores de las puertas y los laterales del volante, con lo que tendremos un mejor tacto en la zona en la que habitualmente deben colocarse nuestras manos. Una marca de cuero rojo, en la parte superior del este último elemento, nos indicará cuando tenemos la dirección centrada, se trata de un mero aditamento estético heredado de los vehículos de competición. El volante presenta un diseño central similar al del modelo de serie y en sus brazos se sitúan los mandos que controlan todas las funciones más habituales (equipo de audio, computador de a bordo, teléfono, navegador, etc.).

Nissan_Juke_Nismo_16

El cuadro de mandos está presidido por dos grandes esferas que indican las habituales informaciones: velocidad la derecha y las revoluciones del motor la izquierda, teniendo esta última el fondo en un llamativo y poco habitual color rojo, que produce en ocasiones algunos molestos reflejos. En el centro de ambos está el computador de viaje que nos mostrará los datos de kilometrajes totales y parciales, así como los consumos y la distancia a cubrir hasta el próximo repostaje (que será más corta de lo deseable), acompañado por los indicadores de temperatura del líquido refrigerante y del nivel de gasolina.

La consola central decorada en color Negro Piano está presidida por una pantalla multifunción táctil de 5,8 pulgadas, donde se visualiza la información del navegador así como las diversas posibilidades que ofrece el equipo de audio o de la cámara trasera cuando se introduce la marcha atrás. Un poco más abajo encontramos una segunda pantalla en donde se mostrarán los valores de la climatización así como las diferentes posibilidades de configuración del vehículo mediante el D-Mode. Esta pantalla presenta molestos reflejos cuando la luz del sol incide sobre ella impidiendo la correcta visualización de los datos mostrados.

Nissan_Juke_Nismo_25

La palanca de cambios tiene una posición ideal cuando de ir rápido se trata no siendo necesario realizar largos desplazamientos de nuestra mano derecha, además presenta un tacto excelente con rápidas inserciones, tanto subiendo como bajando marchas. A su vez el pedalier también es diferente, con acabado metálico, al igual que el reposapiés, resaltando una vez más el logo Nismo, esta vez en el pedal del freno.

Las plazas traseras disponen de unos asientos tapizados en el mismo material que los delanteros aunque sus formas no son tan deportivas. Se muestran suficientes para dos ocupantes, aunque el espacio para las piernas no es excesivo que digamos. Una tercera persona, que se sitúe en el asiento central se verá constreñida a un espacio más reducido, tanto en la cota de anchura como por la presencia de una guantera central que le hará más difícil el poder aguantar muchos kilómetros… La altura hasta el techo es excelente, al igual que en las plazas delanteras, ventajas evidentes de su herencia como todocamino en el diseño de la carrocería.

Nissan_Juke_Nismo_19

El resto de elementos, como hemos dicho antes, no presenta grandes variaciones, ni en diseño ni en calidad con los materiales empleados en las versiones ya vistas hasta ahora del Nissan Juke, habiéndose perdido la ocasión de haber sustituido algunos de los plásticos duros del salpicadero o de las puertas por otros más mullidos que hubiesen aumentado notablemente la percepción de calidad. Además por la política de reducción de costes que aplican algunas marcas hay detalles que decepcionan un poco, como el cable que sale de la zona donde se ubican los sensores de luz y lluvia, que queda al aire (no hubiese costado mucho poner una tapa de plástico que lo cubriera) o las luces de techo para iluminar el habitáculo, heredadas directamente de una Renault Kangoo…

Equipamiento

El Nissan Juke Nismo se vende como un modelo prácticamente cerrado en cuanto al equipamiento opcional disponible, al ser este el más completo existente sobre el pequeño todocamino nipón, pudiendo solamente elegir la tonalidad de la pintura (entre Blanco Perlado o Negro) con un sobreprecio de 445 euros sobre la tarifa base de 26.730 euros, lo que supone un total de 27.175 euros. Os mostramos a continuación un listado con todo el equipamiento del que disfruta este modelo:

Nissan_Juke_Nismo_17

  • 2ª fila de asientos abatible por partes (60/40)
  • Alfombrillas
  • Arco de ruedas en color de la carrocería
  • Asiento del conductor ajustable en altura
  • Asientos deportivos NISMO en ante
  • Climatizador
  • Consola central y reposabrazos de las puertas en negro
  • Costuras en rojo: asientos delanteros, volante, pomo y palanca de cambios
  • Cristales traseros oscurecidos
  • Elevalunas eléctricos (delanteros/traseros)
  • Embellecedor de tubo de escape
  • Faros antiniebla
  • Faros de activación automática
  • Faros halógenos con diseño interior deportivo
  • Inserción decorativa (línea color rojo) en los bajos
  • Llantas de aleación de 18″
  • Luces LED de conducción diurna
  • Manetas interiores cromadas
  • Nuevo diseño de parachoques (anterior y posterior) y de rejillas frontales (superior e inferior)
  • Pedales deportivos en aluminio
  • Pilar central en negro brillante
  • Posavasos delanteros
  • Protectores de entrada con emblema NISMO
  • Reposacabezas activos delanteros
  • Retrovisores ajustables eléctricamente
  • Retrovisores en rojo brillante
  • Retrovisores exteriores calefactados y plegables eléctricamente
  • Spoiler trasero
  • Tapicería Alcántara (Gris&Rojo)
  • Volante ajustable en altura
  • Volante en piel y Alcántara

Nissan_Juke_Nismo_08

En el apartado referido a los elementos de seguridad, cuenta con:

  • ABS-BA-EBD
  • Airbags frontales, laterales y de cortina con botón de desactivación
  • Cinturones delanteros con pretensores
  • ESP – Sistema de Control de Estabilidad
  • Fijaciones ISOFIX (2 soportes en la 2ª fila de asientos)
  • Inmovilizador
  • Kit antipinchazos

En lo referente al despliegue tecnológico disponible, no podían faltar:

  • Botón de arranque
  • Cierre de puertas sensible a la velocidad
  • Conector MP3 (Aux-in)
  • Control crucero con mando en volante y limitador de velocidad
  • Cámara de visión trasera
  • Dirección asistida eléctrica sensible a la velocidad
  • Llave inteligente
  • Nuevo NissanConnect 2.0 (sistema de navegación 3D con pantalla táctil en color de 5,8″ y Bluetooth) con tecnología Google Send-to-Car
  • Ordenador de viaje con indicador de temperatura
  • Puerto USB
  • Sensor lluvia
  • Sistema de Control Dinámico Nissan
  • Sistema de audio con CD, Bluetooth, 6 altavoces y mandos en el volante

Maletero

Debido a sus recortadas dimensiones generales para, entre otras muchas cosas, desenvolverse sin problemas en el atasco diario, tiene como contrapartida un gran “perdedor”, que no ha sido otro que el maletero. Con un volumen útil máximo de tan sólo 251 litros tendremos que ser muy cuidadosos a la hora de elegir lo que transportamos pues sino es muy posible que, “lamentablemente” tengamos que dejarnos olvidada a la suegra en casa…

Nissan_Juke_Nismo_20

El hueco se muestra suficiente para llevar 2 pequeñas maletas con las que, por ejemplo, una pareja joven (potencial cliente de este vehículo) podrá pasar sin mayores agobios un fin de semana romántico en un destino vacacional. Si las plazas traseras no se utilizan, entonces es posible abatir de una manera muy sencilla los asientos posteriores de forma asimétrica (60/40) hasta alcanzar un volumen máximo de 830 litros, con lo que ya podremos encontrar acomodo a bultos de mayores dimensiones.

Nissan_Juke_Nismo_23

Debajo del plano de carga (una vez levantado el suelo del maletero) dispondremos de un gran hueco para almacenar pequeña impedimenta lejos de las miradas de los “amigos de lo ajeno”. Ahí se encuentra también espacio para el gato, las herramientas y los triángulos de emergencia. Este receptáculo tiene forma de cubeta, y además es impermeable, con lo que resulta muy útil a la hora de transportar algo que pueda derramar algún tipo de líquido, etc. Debajo de esta zona se encuentra la rueda de repuesto, en esta ocasión de tipo galleta, por lo cual si pinchamos deberemos reparar rápidamente la cubierta dañada en un taller especializado para volver a colocarla en la ubicación original.

Motorización

El propulsor es una evolución del hasta ahora montado en el Juke 1.6 DI G-T de 190CV. Recordaremos que nos encontramos ante un motor tetracilíndrico en línea de 1.618 centímetros cúbicos, con cuatro válvulas por cilindro, dotado de inyección directa secuencial de alta presión, y sobrealimentado mediante turbocompresor.

Gracias al trabajo sobre la electrónica ahora se consigue extraer una potencia máxima de 200 CV a 6.000 rpm y un par máximo de 250 Nm entre 2.400 y 4.800 rpm. La velocidad punta se sitúa en 215 km/h y puede acelerar desde parado hasta los 100 km/h en 7,8 segundos. El consumo medio ponderado la marca lo establece en unos optimistas 6,9 litros cada 100 km, mientras que las emisiones de CO2 son de 159 g/km.

Nissan_Juke_Nismo_38

Y decimos lo de optimistas porque una vez más, como ocurre habitualmente en todas las firmas automovilísticas, no se cumplen los datos de consumo que figuran en la ficha técnica. Nosotros preferimos hablaros de los que hemos obtenido durante los casi 1.000 km que recorrimos a los mandos de este Nissan Juke Nismo. Con una conducción ligera (la que pide este modelo), pero cumpliendo estrictamente los límites de velocidad, y realizando un 50% del recorrido por autovía o autopista, un 35% por carretera nacional y el 15% restante de conducción urbana, nos resultó prácticamente imposible bajar de los 8,3 litros cada 100 km.

Si por el contrario te decides a realizar una conducción extrema, en un entorno controlado (sobre lo que nos extenderemos más adelante), sacando constantemente la quintaesencia del motor, lógicamente los consumos se disparan, con cifras que pueden llegar a lacanzar los 30 litros cada 100 km. No os asustéis, pues esto resulta algo habitual en un ámbito tan especial. Os sorprenderíais de los consumos que podría llegar a alcanzar vuestro “ecológico” utilitario en tales circunstancias…

Su poderío resulta sorprendente desde bajas revoluciones, perfectamente acompañado por un cambio manual delicioso, de rápidas y milimétricas inserciones, que nos permite encontrar la relación adecuada en cada momento para disfrutar plenamente de su conducción, bien sea en una carretera de montaña o en un circuito. Los desarrollos tienden a ser ligeramente cortos lo que mejora su respuesta en todo momento pero no contribuye precisamente a rebajar los consumos.

Comportamiento

Nada más acceder a su interior, encontrar la postura de conducción más adecuada no es nada difícil, sintiéndonos inmediatamente “integrados” dentro de un ambiente que trata de recordar al de un vehículo de competición. Casi cualquier conductor se sentirá a gusto, pero como única salvedad no podemos dejar de mencionar la imposibilidad de regular el volante en profundidad (si lo hace en altura) lo que puede ocasionar la adopción, en algunos casos, de una postura poco natural a la hora de conducir.

Nissan_Juke_Nismo_28

Al poner el vehículo en marcha, si lo hacemos con las ventanillas bajadas y dentro del garaje, llegará hasta nuestros oídos un sonido de escape sumamente sugerente, pero nada escandaloso. Cuando cerramos las ventanillas nos sumimos en un ambiente de silencio, ya que se ha realizado un buen trabajo con el aislamiento acústico. Tan es así que muchas veces, cuando nos encontramos al ralentí, hemos de mirar el cuentavueltas para asegurarnos que no hubiera entrado en funcionamiento el sistema Stop&Start (que este modelo no monta, ni siquiera como opción).

En ciudad, dadas sus reducidas dimensiones, se mueve como pez en el agua. Apoyado en la función ECO del sistema D-Mode que permite aceleraciones más progresivas y un tacto de la dirección acorde a estas circunstancias, no tendremos ningún problema para avanzar entre el caótico tráfico de nuestras urbes. Eso sí, siendo el centro de atención de muchas miradas entre nuestros “compañeros” de atasco. Pero gracias a un buen sistema de audio y a una climatización que cumple perfectamente con su cometido ese tiempo se nos hará más fácil de sobrellevar. Lo único con lo que deberemos tener algo más de cuidado es con los “guardias tumbados” o con los “regalitos” que nuestros ayuntamientos nos obsequian de vez en cuando, en forma de baches e incluso pequeños socavones, pues la rebajada altura general y las suspensiones más rígidas se dejarán notar.

Nissan_Juke_Nismo_33

Una vez conseguimos alcanzar zonas menos atestadas de tráfico, saliendo de la ciudad, como vías de circunvalación, autovías o autopistas, sentiremos que este Juke Nismo comienza a “pedir guerra” de inmediato. Por ello deberemos tener mucho cuidado si queremos mantener intactos nuestros puntos del carnet de conducir, ya que su potencial sale a relucir casi sin darnos cuenta, encontrándonos circulando muy por encima de los límites. Va perfectamente asentado sobre el asfalto gracias a unas suspensiones muy bien puestas a punto, acompañadas por los excelentes neumáticos de considerables dimensiones. Es mejor poner en funcionamiento el regulador de velocidad para evitar “sorpresas” desagradables. Además nos dirigimos hacia un lugar que nos permitirá “quemar” toda la adrenalina que llevábamos contenida. Es cuestión de esperar unos minutos más.

Había llegado el momento de salir de las vías de alta ocupación y “disfrutar” de reviradas carreteras nacionales, con poco tráfico, donde verdaderamente este pequeño SUV deportivo se encuentra “a sus anchas”. Inmediatamente seleccionamos en el D-Mode la posición SPORT. En estas circunstancias no sólo es capaz de ofrecernos un nivel prestacional verdaderamente alto, sino que lo hace con suma facilidad.

Nissan_Juke_Nismo_36

Hemos de ser conscientes de dónde nos encontramos y que no conviene sobrepasar nuestros límites en vías abiertas al tráfico.No tanto por las posibles multas (que también) sino por una simple cuestión de educación y respeto hacia los demás conductores. Pero es que basta con pisar contundentemente el acelerador y enlazar dos o tres marchas seguidas, de su excelente caja de cambios, para que una sonrisa ilumine nuestro rostro. Da igual si la carretera “pica” hacia arriba o estamos descendiendo un puerto de montaña pues, además, el generoso equipo de frenos nos ayudará a detenerlo casi milimétricamente en el lugar deseado y abordar esa curva cerrada que se nos viene encima a una velocidad mucho más lógica.

Por fin, después de un buen rato, habíamos llegado a nuestro destino…

Esta especial versión del Nissan Juke ha mejorado de forma sustancial su comportamiento y prestaciones en carretera, pero no podíamos dejar pasar la oportunidad de probarlo en el ámbito de donde provienen sus genes deportivos. Y es que las siglas NISMO tienen su origen en un entorno muy concreto, el de la competición en circuitos… Y eso es lo que hicimos. Para la ocasión contamos con la inestimable colaboración de los responsables del Circuito FK1, situado en la localidad vallisoletana de Villaverde de Medina, que amablemente nos cedieron sus instalaciones tanto para la realización de parte del reportaje fotográfico como para sacar la “quintaesencia” de este extremo SUV compacto en óptimas condiciones de seguridad.

Nissan_Juke_Nismo_37

Para los que no lo conozcáis el Circuito FK1 dispone de varios tipos de pistas conectadas entre sí, de forma que se pueden realizar diversos recorridos, desde una pequeña pista de karting, pasando por una más amplia que nos permite probar a fondo motos o turismos hasta la más amplia homologada para competiciones, de casi 3.000 m de longitud, que cuenta además con una larga recta donde exprimir a fondo a “nuestro” Juke Nismo.

La pista, si exceptuamos la zona de la recta de meta, es muy sinuosa, una delicia para los aficionados al “drift” o al “supermotard” que cada fin de semana llenan sus instalaciones, pero que hacía sentir al Nissan Juke Nismo casi como un “elefante en una cacharrería”… No nos entendáis mal, sus recortadas dimensiones permiten inscribirlo sin problemas en las curvas, por cerradas que estas sean, pero quizá en un circuito más grande, con curvas de amplio radio, y donde se alcanzasen velocidades mayores el pequeño SUV nipón se encontraría más a gusto, pero ya os hemos mencionado que aquí las circunstancias eran diferentes… No obstante sacó a relucir su “casta” en todo momento haciéndonos pasar una sesión tremendamente divertida.

Nissan_Juke_Nismo_42

El caso es que sus suspensiones muy bien puestas a punto, las ruedas de grandes dimensiones con unas preciosas llantas de 18 pulgadas calzadas con “pegajosos” neumáticos Michelin Pilot Sport 3 en medidas 225/45 R18 (mucho mejores para estas lides que los Continental ContiSport Contact5 que se montan originalmente) y los sobredimensionados frenos ventilados delanteros de 296 mm de diámetro y los macizos traseros de 292 mm, no paraban de “trabajar a fondo” en todo momento, tratando de “encauzar” adecuadamente el gran potencial del motor.

Una vez los neumáticos se fueron calentando (al igual que nosotros…) y alcanzaron la correcta temperatura de trabajo, pudimos emplearnos a fondo y aquí el Juke Nismo comenzó a “sufrir”, pues a pesar de la buena adherencia de las gomas, las pérdidas de tracción (con el ESP desconectado) eran constantes, saliendo de las curvas más lentas y de las chicanes envueltos en una notable humareda pero sin dejar de avanzar metros inexorablemente.

Nissan_Juke_Nismo_43

Si, por el contrario, conectábamos el ESP la conducción tenía que ser mucho más fina, lo cual al final no evitaba que en cuanto entrabamos en las curvas un poco más rápido de lo que la “electrónica” consideraba aceptable, nos terminara “matando” el coche, dejándolo prácticamente parado… Quizá si se contase con una posición intermedia del Control de Estabilidad, algo más permisiva, pero manteniendo siempre el control final, no se presentarían este tipo de dificultades a la hora de transmitir la potencia al suelo pero, a la vez, conservando suficiente margen de seguridad.

En ello también influye el diseño de la suspensión, muy mejorada por Nismo, pero que no puede ocultar su arquitectura. Nos explicamos: en el tren delantero se confía en una solución independiente tipo McPherson con muelles helicoidales, de excelente guiado. Pero en esta versión de tracción delantera, se ha optado en el eje trasero por una configuración de barra de torsión con muelles helicoidales, mucho menos efectiva que la de tipo multibrazo que se monta en la variante dotada de tracción total. En circunstancias normales, en vías abiertas al tráfico y aunque se circule rápido, no se observan grandes diferencias entre ambas, pero en circuito es “harina de otro costal” y salen a relucir sus deficiencias…

Nissan_Juke_Nismo_48

No obstante quedamos absolutamente satisfechos con su comportamiento en un entorno tan exigente. Puestos a pedir nos hubiera gustado que en vez de tratarse de un tracción delantera se propulsara únicamente mediante el tren posterior dotado, eso sí, de la suspensión multibrazo. Sería una auténtica máquina de disfrute… Aunque, quizá, para ello ya está otro modelo que Nismo trae a nuestro país: el Nissan 370Z.

Cuando acabamos esta “dura” jornada nos sentíamos casi como Lucas Ordoñez, el piloto de la “casa” que ha alcanzado un excelente 4º lugar final en las 24 Horas de Le Mans de este año, dentro de la categoría LMP2, y 10º absoluto, a bordo de un Nissan-Zytek Z11SN, encuadrado en el equipo Greaves Motorsport. ¡Tal es la adicción que genera este pequeño Juke!

Veredicto de Coches.com

Si buscáis un SUV al uso, no es este el modelo que os interesa. Si pretendéis llevar a cabo los desplazamientos vacacionales de toda la familia, acompañados del correspondiente equipaje, no es la mejor opción (para ello existen otros modelos mucho más adecuados dentro de la misma firma nipona, como el exitoso Nissan Qashqai).

Nissan_Juke_Nismo_46

Si tenéis que realizar pequeños desplazamientos por pistas de tierra para llegar a vuestra casa en el campo o en la playa, tampoco os lo recomendaríamos (a no ser que queráis destrozar sus caros neumáticos y arriesgaros a quedaros tirados). Ahora, si sois una pareja joven, sin niños, a la que os gusta una conducción deportiva, equivalente a la que podríais realizar con un potente GTI compacto pero, además, os atrae su estética diferenciadora, podríamos empezar a entendernos.

Además su precio final de 27.175 euros resulta bastante competitivo para todo lo que ofrece a nivel de equipamiento (a pesar de pequeñas lagunas) y para las prestaciones que promete (y es capaz de conseguir) este pequeño y deportivo SUV japonés. No os sentiréis defraudados.

Valoracion_Nissan_Juke_Nismo_01

Agradecimientos: Circuito FK1 en Villaverde de Medina (Valladolid)

Galería de fotos

Ver galeria (49 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta