SsangYong lanza al mercado la cuarta generación de su buque insignia, el SsangYong Rexton 2018. Los coreanos han trabajado duro en un vehículo que se renueva por completo a nivel estético y de calidad. La evolución ha sido tal, que los cambios realizados sitúan al Rexton como una opción muy interesante dentro del segmento D, el de los SUV grandes. El Rey (Rex) del pueblo (Ton) cuenta con numerosas razones para competir de tú a tú con rivales como el Toyota Land Cruiser.

El SsangYong Rexton ha sido el último modelo en renovarse dentro de la gama pero la espera ha merecido la pena. Ya nada tiene que ver con aquel modelo que la marca presentó por primera vez allá por el año 2003, un vehículo que no destacaba por tener una calidad sobresaliente, pero que si lo hacía por tener unos precios muy atractivos dentro del mercado.

Cuatro años más tarde, en 2008, se dio luz verde a la segunda generación del Rextox, renovada posteriormente en 2013. De esta generación tenemos material fotográfico para poder mostrar de manera más detallada las principales diferencias, que son muchas.

El nuevo SUV grande solo está disponible en carrocería cinco puertas con cinco o siete asientos. Su carrocería se asienta en un bastidor de travesaños y largueros rígidos para mejorar el ruido de rodadura que entra al interior. Es el momento de conocerlo más a fondo.

Exterior

Estéticamente presenta una imagen totalmente nueva inspirada en el Concept LIV-2 presentado en 2016, nada tiene que ver con los modelos anteriores.  El nuevo modelo se une a la filosofía Natue-Born 3motion, ya incorporada en modelos como el SsangYong Korando que probamos o el SsangYong XLV. Este concepto, supone dar un gran paso adelante en materias de calidad, confort, dinamismo, robustez y conectividad.

Su carrocería, de 4.85 metros de largo, 1.96 metros de ancho y 1.82 metros de alto, presenta unas líneas basadas en la naturaleza e impone a primera vista. El diseño frontal cambio por completo,  se incorpora una parrilla de gran tamaño con un diseño en forma de alas hacia arriba para dar una mayor sensación de profundidad y dinamismo.

El parachoques delantero tiene un tamaño muy considerable y está dividido en dos, la parte superior pintada del color de la carrocería y la parte inferior destinada a la protección, pintada en negro brillante y recubierto de una moldura cromada.

Las ópticas delanteras también siguen el diseño en forma de alas, son de gran tamaño e incorporan la tecnología HiD y luces de día LED, que a su vez tienen la función de intermitentes. Los antinieblas de LED están situados a los extremos y cuentan con función cornering para aumentar la seguridad en condiciones de escasa luminosidad.

La vista lateral nos muestra un nuevo Rexton muy robusto y con un diseño mucho más moderno marcado por unos pasos de rueda en forma rectangular, “culpables” de esa sensación de poderío del nuevo modelo coreano. Desde el capó hasta la zaga presenta una línea muy elegante y sofisticada, marcada por unas bonitas llantas de 17 o 18 pulgadas en función del acabado escogido.

La zaga (a diferencia con la generación anterior) presenta un diseño horizontal, incorpora unas ópticas LED que me recuerdan a las de un Hyundai ix35. Ambos faros están unidos por una moldura cromada que acentúa la sensación de amplitud y estabilidad. Los antinieblas traseros se sitúan en una posición alta con el fin de “alejarlos” de posibles golpes. Dados los terrenos por lo que puede circular sin problemas este todacamino…mejor prevenir que curar.

En definitiva, nada más ver el coche se nota el salto cualitativo que ha dado en diseño y calidad, incorpora detalles nunca antes vistos en un Rexton.

Interior

El habitáculo también cambia en su totalidad. Presenta una imagen atractiva que derrocha elegancia por todos sus costados. Las líneas horizontales del salpicadero le otorga una mayor sensación de amplitud y la buena disposición de todos los botones hacen que el puesto de conducción sea bueno y que resulte muy acogedor. Este último adjetivo se acentúa en el acabado Limited ya que incorpora una bonita luz de ambiente interior que lo hace aún más acogedor.

En la parte superior de la consola central preside la gran pantalla táctil de 8 pulgadas que “pone al día” al Rexton en términos de conectividad e infoentretenimiento gracias a la incorporación de sistemas como Apple Car Play y Android Auto, éste último le probamos durante la prueba y funciona de manera espectacular. Debajo de la pantalla hay un saliente (tipo alfeizar) donde se sitúan 6 botones físicos.

En ambos lados de la pantalla se sitúan los dos conductos de aire centrales, los dos únicos elementos del salpicadero que cuentan con un diseño vertical. Debajo de éstos se sitúa el sistema de climatización bizona, éste incorpora salidas de aire para todas las filas de asiento y un filtro activo que impide la entrada de malos olores y polvo. Para más inri, cuenta con un sistema automático de detección y eliminación de vaho.

Al lado de la palanca de cambios se sitúa una ruleta que nos permite controlar el sistema de tracción (2H – propulsión trasera;  4H – tracción total  y  4L – tracción total con reductora) y, justo al lado de esta, se ubica el freno de mano eléctrico.

El cuadro de instrumentos se compone de dos esferas (km/h y rpm) y de una pantalla de 7 pulgadas que viene de serie a partir del acabado intermedio. Dicha pantalla otorga la información necesaria (audio, sistemas de seguridad, navegador, sensores aparcamiento y ordenador de a bordo) al conductor para que éste no desvíe la vista de la carretera.

El volante multifunción tiene un aspecto muy bueno, está diseñado en tres radios (dos horizontales y uno vertical “dividido en dos”) y cuenta con los botones necesarios para controlar el menú de las dos pantallas (la de la consola central y la incorporada en el cuadro de instrumentación), el regulador/limitador de velocidad y el sistema de audio.

Justo al lado del volante se encuentran los botones para poder controlar el control de estabilidad, el asistente de tráfico trasero y el control de descenso de pendientes, entre otros.

Los asientos con regulación eléctrica son bastante confortables y vienen tapizados en tela en el acabado de acceso, en un material similar al cuero en el acabado intermedio y tapizados en napa-cuero en el acabado superior Limited. Están bien diseñados y ofrecen una sujeción más que correcta en los terrenos más complicados. La única pega que se les puede poner es la ausencia de un sistema que permita ajustar la zona lumbar.

Un punto fuerte de este Rexton es la insonoridad, los coreanos han conseguido hacer un coche completamente aislado de todo ruido. El ruido que entra al interior es minúsculo. Sobresaliente en éste aspecto

Maletero

La capacidad de carga es una de las virtudes del Rexton. En las versiones de cinco plazas, el maletero cuenta con 820 litros de capacidad, ampliables hasta 1.977 litros si se abaten los asientos de la segunda fila. Si se opta por ésta última opción, la superficie de carga que queda es totalmente plana para facilitar el acceso de objetos voluminosos.

El espacio interior se puede aprovechar al máximo, cuenta con unos asientos que se pliegan en partes asimétricas y se pueden configurar de diferentes maneras, desde dos asientos hasta siete.

Equipamiento

Da un paso de gigantes a nivel de equipamiento respecto a las generaciones anteriores. Para este 2018, los niveles de acabados disponibles son tres: Line, Premium y Limited, ordenados de manera ascendente en cuanto a equipamiento

Desde el acabado de acceso (Line) se incluye equipamiento de serie muy interesante como la pantalla de táctil de 8 pulgadas, el sistema aviso cambio de carril y reconocimiento de señales. El conjunto de elementos incorporados en este acabado le hacen una opción muy interesante por precio.

Por 27.500 € (descuento incluido) incorpora elementos tales como: aire acondicionado, llantas de 17 pulgadas, freno de mano eléctrico, ESP, sistema antivuelco, control de descenso, asientos con función Isofix, aviso de frenada de emergencia, faros delanteros HiD, sensor de lluvia y luz, ajuste automático del haz de luces cortas y largas, función de descongelado del parabrisas, control de crucero…

El nivel intermedio (Premium) añade al anterior el sistema de climatización bizona, retrovisor con función antideslumbramiento, pantalla de siete pulgadas en el cuadro de instrumentación, detector de ángulos muertos y aviso de tráfico trasero, tapicería similar al cuero, calefacción en asientos delanteros y traseros, siete plazas y tracción total con reductora en las versiones 4×4.

El acabado top (Limited) añade a los dos anteriores el sistema de llave inteligente con iluminación de bienvenida, llantas de 18 pulgadas, dirección asistida de dureza variable, control de aire acondicionado manual en las plazas traseras, caja de cambios automática de siete velocidades (de origen Mercedes), luces de ambiente, portón eléctrico, tapicería de cuero, calefacción y ventilación en asientos eléctricos, techo eléctrico y los airbags en las puertas traseras y airbag de rodilla para el conductor.

Motor

La nueva generación del Rexton presenta una única mecánica denominada e-XDi 220. Una evolución del motor diesel de la anterior generación que rinde 181 CV de potencia a 4.000 rpm. El par máximo en las unidades con cambio manual se sitúa en 400 Nm desde 1.400 hasta 2.800 rpm, mientras que las versiones automáticas declaran 420 Nm entre 1.600 y 2.600 rpm. Homologa un consumo medio de 7,6 l/100, una cifra bastante contenida para tratarse de un coche de semejante envergadura.

La caja de cambios está disponible en dos versiones: manual de seis velocidades o automático de 7 velocidades. Éste último de origen Mercedes y que funciona realmente bien. Incorpora un cambio secuencial que se maneja a través de un “botoncito” situado en la palanca de cambios.

Está disponible en versiones 4×2 y 4×4. Las terminaciones 4×2 (tracción trasera) no llevan consigo la caja transfer que permite el uso de reductora, a diferencias de las versiones 4×4, que sí llevan caja transfer y que además pueden cambiar la tracción a las ruedas traseras (2H) con el objetivo de ahorrar combustible. El esquema tiene un reparto fijo de 50:50 por lo que en terrenos con agarre no es posible circular con tracción a las cuatro ruedas. Modelos como el Toyota Land Cruiser actúan permanentemente en 4×4.

Las versiones Pro cuenta con el eje trasero rígido para aportar una mayor robustez y así poder mantener siempre la misma altura libre al suelo. Las versiones no Pro manuales cuenta con un esquema multilink de tres brazos, mientras que las versiones con cambio automático cuentan con un esquema multilink de cinco brazos

Dadas las dimensiones y el peso del modelo, la respuesta del motor no es mala, le cuesta algo a bajo régimen, pero a partir de medio régimen empieza a responder de manera alegre. Se trata de un motor agradable de conducir y su sonoridad está muy contenida por lo que el confort a bordo aumenta.

Comportamiento

La unidad probada contaba con cambio automático con reductora y tracción total. Además, llevaba todo el equipamiento que puede llevar un Rexton, ya que era el acabado Limited, disponible por 44.900 euros (descuento promocional incluido). Comprobamos de primera mano su comportamiento en ciudad, carretera y en terrenos muy embarrados. En éstos últimos se desenvuelve bien a pesar de contar con neumáticos de asfalto.

Una vez en marcha se aprecia el gran trabajo aerodinámico que se ha llevado a cabo en el túnel de viento de Pininfarina, la insonorización es ¡excelente! Y eso hace que la conducción sea muy cómoda. De verdad, un puntazo para el Rexton en este aspecto.

La configuración de su chasis (travesaños y largueros) y su esquema de suspensión favorecen a la reducción de vibraciones percibidas. Las pocas vibraciones que pudimos apreciar durante la prueba venían ocasionadas por la acumulación de barro en las ruedas y por la menor presión de éstas para ofrecer un mayor agarre en terrenos embarrados.

Aunque por ciudad lo probamos menos, tuvimos tiempo suficiente para comprobar que no se desenvuelve del todo mal en vía urbana. Obviamente, sus grandes dimensiones (sobre todo su anchura) penalizan la maniobrabilidad a la hora de callejear pero, sin embargo, en cuestión de minutos ya uno se acostumbra y conduce con no mucha dificultad.

En carretera el comportamiento es muy bueno y el confort ofrecido es soberbio. El puesto de conducción elevado y la gran anchura con la que cuenta hace que te sientas como un Rex (traducido al español, Rey) en la carretera. A 120km/h apenas se percibe sensación de velocidad y eso hace que se conduzca sin tensión alguna.

En terrenos muy embarrados se desenvuelve como pez en el agua gracias al sistema de tracción total y a la reductora. Para activar esto dos últimos elementos, y así poder adentrarnos en este tipo de terrenos, tuvimos que seleccionar el modo 4L y desactivar el control de estabilidad  para así tener el control total en nuestras manos.

El consumo medio obtenido estuvo cerca de los 9 l/100 km (entre ciudad, carretera y montaña), una cifra muy buena si tenemos en cuenta el tipo de terreno al que sometimos al Rexton.

La experiencia fue muy positiva. En ningún momento se te pasa por la cabeza pensamientos como “imposible, no voy a poder pasar por ahí” o “me voy a quedar atrapado en el barro”. El cambio automático se adapta de mil maravillas al terreno y funciona de manera notable, optimiza el cambio de marcha para ofrecer la potencia adecuada en todo momento.

Opinión coches.com

Me quedo muy satisfecho tras probar el nuevo Rexton 2018. He decir que ha cumplido con creces mis expectativas y el gran salto en calidad que ha dado me ha sorprendido gratamente.

De verdad creo que dará mucho de que hablar dentro del segmento, incorpora un gran nivel de equipamiento a un precio realmente interesante. Sus competidores tienen unos precios de salida ligeramente inferiores al precio del Rexton más caro.

Es el coche ideal para todo aquel que quiera viajar cómodo por carretera y además poder disfrutar de una conducción off-road fuera de ella. La ciudad es un talón de aquiles, el periodo de adaptación es mayor debido a su gran tamaño, sin embargo quién compra éste tipo de coche no busca la fácil maniobrabilidad que ofrece un utilitario o un compacto.

SsangYong Rexton D22 4x4 Aut. Limited
7.8 Nota
Lo mejor
  • Precio competitivo de todas las versiones
  • Insonorización del habitáculo
  • Espíritu 4x4
Lo peor
  • Manejo en ciudad y espacios reducidos
  • Solo disponible en una motorización
  • Equipamiento muy cerrado
Diseño6.5
Habitabilidad9
Acabados8
Maletero8.5
Equipamiento8
Motor7.5
Comportamiento7
Calidad Precio7.5

Galería de fotos:

Ver galeria (36 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta