Logo de Noticias Coches
suzuki-s-cross-prueba-contacto-067.6
Prueba
Mario Nogales

Suzuki S-Cross 1.4T 129 CV Mild Hybrid 4WD, prueba contacto

Suzuki es una marca que con el paso de los años ha sabido encontrar su lugar y explotar su posición. Es un fabricante con poco volumen en nuestro país, con una gama de modelos limitada si lo comparamos con las grandes marcas. Sin embargo, sabe transmitir perfectamente su filosofía generación tras generación y el claro ejemplo es que tienen coches como el nuevo Suzuki S-Cross. Se trata de un lavado de cara presentado recientemente y ya hemos podido probarlo.

Aunque no es un cambio generacional al uso, la base es la misma que la del S-Cross de segunda generación que tan buen resultado les ha ido dando. Es imposible no mencionar que este modelos lleva vendidas más de 650.000 unidades desde su lanzamiento en 2013, de ellas más de 310.000 unidades solo en Europa. Ahora con el nuevo Suzuki S-Cross quieren seguir incrementando esa cifra haciendo gala de ese carácter todoterreno al ofrecer la tracción total como opción.

Exterior

Como decíamos, el Suzuki S-Cross esencialmente es el mismo y eso se refleja en sus dimensiones. Apenas cambian sus medidas, quedándose en el mismo segmento SUV-C con una longitud de 4.300 mm, una anchura de 1.785 mm y una altura de 1.585 mm. Por otro lado, la distancia entre ejes es de 2.600 mm. Por lo tanto, tenemos una diferencia de apenas 12,5 cm respecto al Suzuki Vitara, que siempre ha tenido mayor protagonismo.

Aunque no cambie mucho en proporciones, sí que lo hace estéticamente. En el nuevo S-Cross se potencia ese aspecto robusto que han querido transmitir en este modelo desde su lanzamiento. La principal novedad es la parrilla hexagonal de generosas dimensiones con un acabado en negro brillante. Va surcada por un listón cromado, con el logotipo de la marca en el centro y en línea con unos nuevos faros delanteros que estrenan firma lumínica.

En línea con esa imagen crossover se estrenan unos paragolpes que integran a la perfección las luces antiniebla y que va reforzado en la parte baja por una defensa plateada. Todos los bajos de la carrocería van el plástico negro, mientras que el techo recibe unas barras de pequeño tamaño. Las llantas son de 17 pulgadas en todos los acabados, con la única diferencia de que son pulidas en el superior.

La zaga es otra parte del Suzuki S-Cross que gana personalidad con el restyling. En la parte superior hay un pequeño spoiler de techo y en la parte central el elemento más diferencial. Hablamos de los nuevos pilotos LED que van integrados en una moldura de color negro para darle protagonismo a la zona. También aparece una especie de difusor en negro con la defensa plateada protegiendo la parte central.

Interior

Otro de los puntos donde más evoluciona este Suzuki S-Cross es en el interior. Estamos ante un habitáculo más tecnológico y que monta de serie una pantalla táctil central de 7 pulgadas con conectividad Apple Carplay y Android Auto. Sin embargo, en los acabados superiores aparece la pantalla de 9 pulgadas que hemos tenido la ocasión de probar y que mejora la experiencia gracias a los gráficos y a la facilidad de uso.

En este caso se añaden otras funciones como la navegación o la conectividad inalámbrica (solo con Apple CarPlay), además de la visualización de la cámara de 360º que también es novedad en su equipamiento. Los controles de la climatización son analógicos y los botones muy similares a lo visto anteriormente en otros modelos. Tras el volante aparece una instrumentación tradicional con una pequeña pantalla de 4,2 pulgadas con el ordenador de a bordo (y un acceso complicado).

En un modelo como el Suzuki S-Cross no se busca que haya una calidad sobresaliente, sino que esté bien resuelto. Lo consigue con unas terminaciones buenas y sólidas, no aparecen ruidos indeseados. Sin embargo, hay que dejar claro que algunos materiales tienen un tacto algo pobre, sobre todo las zonas bajas. Destacan para bien la tapicería de tela o el salpicadero de tacto gomoso.

También nos ha gustado la habitabilidad notable que consigue este crossover. Los asientos delanteros ofrecen una posición de conducción elevada y bastante confortable, aunque por diseño no recogen el cuerpo demasiado. La sensación de espacio y luminosidad aumentan en el caso de equipar el techo solar panorámico, que tiene un metro de longitud. Llama la atención el buen número de huecos portaobjetos que aparecen.

Las plazas traseras del Suzuki S-Cross también están bastante conseguidas. Hay un espacio generoso para las piernas y también para la cabeza, siempre teniendo en cuenta que es un SUV compacto. Los asientos se pueden reclinar en dos posiciones. La anchura es insuficiente para cinco adultos, ya que la plaza central carece de forma y también va surcada por un túnel de transmisión es mejor que viajen cuatro personas atrás. No hay salidas de aire ni tomas de carga en la segunda fila.

Maletero

El maletero se mantiene en este ejemplar con un nivel que está dentro de la media del segmento. Son 430 litros de capacidad, que están distribuidos en una superficie bastante aprovechable. Sus líneas son rectas y en los laterales quedan dos huecos para objetos más pequeños. Este modelo también cuenta con bondades como la toma de 12V o la iluminación en el maletero para facilitar la vida del usario.

Más llamativo nos parece que la bandeja se pueda colocar en dos posiciones, dejando un hueco bajo el piso muy aprovechable. En este ejemplar no hay espacio para la rueda de repuesto, hay que conformarse con el socorrido kit antipinchazos. También se puede abatir la segunda fila de asientos en dos partes (60:40) para dejar una superficie plana con hasta 1.230 litros de capacidad.

Equipamiento

El Suzuki S-Cross también introduce cambios en su equipamiento. Los acabados han sido rebautizados con una denominación más simple: S1, S2 y S3. Por cuestión de pura lógica, el S1 es el acabado de acceso, el que viene de serie y ya viene bastante completo gracias a llantas de 17 pulgadas, faros LED, volante multifunción, pantalla táctil de 7 pulgadas, instrumentación con display de 4,2 pulgadas, aire acondicionado, cámara trasera, control de velocidad adaptativo, control de retención en pendientes y las ayudas de seguridad de Suzuki DSBS.

Un escalón por encima está el S2, probablemente el más equilibrado, que añade rieles en el techo, faros antiniebla, cristales tintados, retrovisores plegables eléctricamente, sensores de luz y lluvia, volante en cuero, arranque sin llave, climatizador dual, asientos calefactables, asientos traseros reclinables, reposabrazos central trasero, sensores de aparcamiento, alerta de tráfico posterior o detección de ángulo muerto.

El S3 es el tope de gama que montaba la unidad de pruebas y se añaden llantas de 17 pulgadas pulidas, tapicería de cuero, techo solar panorámico, pantalla táctil de 9 pulgadas con navegador, altavoces adicionales y cámara de 360º.

Motor

La gama mecánica es la parte que menos cambia en el nuevo Suzuki S-Cross. Sigue estando disponible la misma versión que en su antecesor y, además, es la única que está disponible por el momento. No hay diésel y se trata de un motor de gasolina con sistema Mild Hybrid de 48 V que obtiene la etiqueta ECO de la DGT. Se ha confirmado que durante 2022 llegará una variante híbrida convencional, pero todavía se desconocen sus detalles.

Por el momento nos conformamos con este S-Cross con motor 1.4 Boosterjet y con el sistema MHEV. Desarrolla una potencia de 129 CV y 235 Nm de par, una cifra intermedia que es más o menos lo que se destila en el segmento. Este coche se puede escoger con una caja de cambios manual de seis velocidades o con una transmisión automática con el mismo número de relaciones. Del mismo modo, se ofrece con la tracción delantera 2WD o con tracción total 4WD.

En nuestro caso, nos pusimos al volante del Suzuki S-Cross 1.4T 129 CV Mild Hybrid 4WD, la versión manual con tracción total. Sus prestaciones no están mal, pues acelera de 0 a 100 km/h en 10,2 segundos y tiene una velocidad máxima de 195 km/h. Por otro lado, el consumo medio está en 5,9 l/100km y las emisiones de CO2 en 133 g/km. Destacar que a partir del año próximo los de tracción 4WD pagarán impuesto de matriculación.

Comportamiento

Cuando montamos por primera vez en este Suzuki S-Cross 1.4T 129 CV Mild Hybrid 4WD nos gusta el nivel de refinamiento que ofrece el motor. No se nota apenas el arranque o cuando salta el Start&Stop, está muy bien resuelto en este sentido. Sin embargo, no nos ha gustado tanto la insonorización, pues todavía se cuela sonido al interior, sobre todo a velocidades más elevadas, restando confort en marcha al conjunto. No es algo demasiado flagrante para un SUV, pero ha de ser tenido en cuenta.

Que solamente haya una opción mecánica podría ser un impedimento para muchos clientes. Sin embargo, el motor de gasolina con sistema Mild Hybrid de 48 V es el punto intermedio que puede servir de forma gratificante a la mayoría. Es suficiente para mover al crossover con soltura y destaca por su desempeño en la zona media, con los 235 Nm de par actuando entre las 2.000 y las 3.000 rpm. El cambio manual me parece una opción lógica, aunque tiene un tacto algo blando y no transmite demasiado.

Esa misma afirmación se puede aplicar al coche en general, pues el Suzuki S-Cross no busca emocionar. Sin embargo, sorprende por su equilibrio, permitiendo que se adapte a cualquier ámbito con bastante facilidad. El confort en marcha es su premisa principal, renunciando por completo a la deportividad. A pesar de ello, el chasis responde bien incluso en los tramos de curvas por la sierra madrileña a los que nos enfrentamos durante la presentación.

Lo más destacado podría ser la puesta a punto de la suspensión, que es la que contribuye a esa armonía del conjunto. Filtra con solvencia las irregularidades del terreno, dando igual los resaltos de la ciudad o las autovías en mal estado, incluso si hacemos una salida por el campo. La dirección no acompaña demasiado debido a su falta de comunicación, el conductor no siente demasiado por donde van las ruedas. Lo normal, en los coches actuales, vaya.

Como decíamos, aunque no es un auténtico todoterreno, el Suzuki S-Cross es de los pocos coches del segmento al que no le temblarán las piernas al salir fuera del asfalto. Se puede enfrentar a caminos o a las inclemencias meteorológicas gracias a la tracción total 4WD con AllGrip Select. A través de un mando en la consola central permite elegir entre los modos Auto, Sport, Snow y Lock; con lo que se adaptaría a cada situación de forma inteligente.

Tener la tracción total es muy bueno en algunas situaciones, pero también penaliza en otras. El consumo de este ejemplar será algo más elevado que en las versiones de tracción delantera. Aunque solamente con la toma de contacto no podemos sacar datos de referencia, parece que estaremos en torno a los 7-7,5 l/100km en función al uso que se le dé. A pesar de ser un microhíbrido no es la panacea de la eficiencia.

Opinión coches.com

Suzuki es una de esas marcas que tienen claro su camino y lo siguen sin cavilar. En el disputado segmento de los SUV compactos llega este producto diferente que apuesta por la vocación y el carácter todoterreno. El Suzuki S-Cross no es completamente nuevo, pero introduce cambios importantes a nivel estético y tecnológico. La única opción microhíbrida es equilibrada y el conjunto ofrece un buen comportamiento dinámico, además de esa cualidad adicional que supone la tracción total 4WD.

Otra cuestión a tener en cuenta con el Suzuki S-Cross es su buena calidad-precio. Se trata de un coche que parte de 24.945 euros (descuentos incluidos) en su versión más básica, que ya va bastante completa. Lo bueno es que su precio tampoco se dispara demasiado, pues el más equipado, automático y con tracción total se queda en 32.800 euros incluyendo descuentos del fabricante. También hay buenas ofertas en coches.com, junto a condiciones favorables en su financiación.

Suzuki S-Cross 1.4T 129 CV Mild Hybrid 4WD
7.6Nota
Lo mejor
  • Mejora tecnológica
  • Equipamiento de serie
  • Equilibrio dinámico
Lo peor
  • Algunos materiales interiores
  • Acabados cerrados
  • Solamente una mecánica
Diseño7.5
Habitabilidad7.5
Acabados7
Maletero7.5
Equipamiento8.5
Motor7
Comportamiento7.5
Calidad Precio8

Galería de fotos:

  • Suzuki
  • Suzuki S-Cross
  • todocamino