Logo de Noticias Coches
Volkswagen California prueba – 148.3
Prueba
Mario Nogales

Volkswagen California Ocean, prueba a fondo de la popular casa sobre ruedas

California es probablemente el estado más conocido de la costa oeste de los Estados Unidos. Conocido a nivel mundial por su agradable clima, por sus interminables playas bañadas por el océano Pacífico o por su gran potencia económica. También sirvió de inspiración en el mundo del motor y dio nombre a un vehículo que llegaría a ser tan mítico como el propio estado. La Volkswagen California es una de las furgonetas camper más reconocibles del panorama y se lo ha ganado a pulso.

Este tipo de vehículo tiene su origen en la década de los 50 y se ha colocado como el acompañante perfecto para ese público que busca un estilo de vida activo y ligado a la naturaleza. La California mantiene esa filosofía que ya comenzó con la mítica Bulli, aunque no fue hasta la quinta generación de Volkswagen Transporter hasta cuando apareció para quedarse. Desde entonces ha ido evolucionando hasta llegar a esta generación 6.1 que busca ser la referencia del segmento.

Exterior

Si comenzamos por su exterior, queda claro que su estética es muy similar a lo que vimos en la prueba de la Volkswagen Multivan y también sigue los pasos de sus antecesores. Tiene las mismas medidas, llegando hasta los 4,90 metros de largo, 1,90 metros de ancho y 1,99 metros de alto. Habrá que vigilar esa última medida para entrar en algunos parkings. La distancia entre ejes es de 3 metros justos para dejar un interior muy aprovechable.

En los últimos años hemos visto que las aristas y las líneas rectas iban ganando protagonismo en los modelos de la marca. Lo mismo le pasa a la Volkswagen California, que cuenta con un frontal que remarca su horizontalidad a través de esta parrilla surcada por listones cromados. Lo cierto es que va en consonancia con los faros LED y consiguen un efecto llamativo. El paragolpes también se rediseña y vuelve a tener un detalle cromado en la parte inferior.

La vista lateral es una de las más reconocibles de la Volkswagen California, principalmente por la carrocería bitono que tiene nuestra unidad y que nos recuerda a tiempos pasados. En este caso tenemos unas llantas de 17 pulgadas con un nuevo diseño que le quedan muy bien. El cromado vuelve a estar presente en la zona bajas de las puertas, que en esta versión se reduce a una sola en el lateral derecho, mientras que los cristales van tintados para mejorar la privacidad.

Nos tenemos que fijar para ver que uno de los laterales del techo tenemos un apéndice. Se trata de un toldo que monta esta versión camper y que trataremos más adelante. La zaga probablemente sea la parte más sobria de la Volkswagen California, pues tiene una luneta de grandes dimensiones para garantizar la visibilidad. Un portón totalmente vertical con una terminación cromada y unos pilotos traseros también en disposición vertical que quedan en los laterales.

Interior

Cuando nos subimos a las plazas delanteras por estas puertas de generoso tamaño vemos una evidencia bastante clara. La tecnología de estos modelos comerciales ha ido creciendo muchísimo en los últimos años, hasta llegar a ser prácticamente igual que en los turismos de la gama. Digo esto porque la Volkswagen California tiene el mismo Digital Cockpit de 10,25 pulgadas que vemos en otros modelos, con sus gráficos avanzados y sus múltiples opciones controlables a través del volante multifunción.

Aunque el infoentretenimiento desde donde se controla es desde la pantalla táctil principal de 9,2 pulgadas que viene con el sistema multimedia Discover Pro. La pantalla es muy precisa, su tacto es similar al que tiene la de un teléfono móvil y destaca por la facilidad de moverse entre sus menús. También por tener una conectividad completa, admitiendo tanto Apple CarPlay como Android Auto para dar un servicio completo a los usuarios.

Por suerte, mantiene unos controles de la climatización analógicos con botones y ruletas que hacen que sea más fácil ajustar la temperatura sin quitar la vista a la carretera. Y justo debajo, en una zona bastante elevada, queda la palanca de cambios, un detalle que deja claro que estamos ante una furgoneta. Eso también es evidente viendo la cantidad de huecos portaobjetos que aparecen, como la doble guantera, los de las puertas o el que hay bajo el reposabrazos.

La habitabilidad en estas plazas delanteras es muy buena, como en la mayoría de vehículos de este segmento. Como dijimos, la posición de conducción es muy elevada y prácticamente hay que trepar al interior a través de un escalón y un asidero. Una vez dentro nos sobra espacio para la cabeza y tenemos amplitud por los cuatro costados. Incluso podríamos pasar por este hueco a las plazas traseras, que en este acabado son dos.

La Volkswagen California tiene varias configuraciones para llegar hasta las siete plazas, aunque en el acabado Ocean tope de gama solo tiene espacio para cuatro ocupantes.

Camper

Eso sí, los cuatro viajeros podrán hacer vida completa en su interior, como si fuera una casa rodante. Tiene espacio para que pernocten los cuatro gracias a dos camas de tamaño generoso. Hay una inferior resultante de abatir los asientos formando una superficie plana con unas medidas de 1,95×1,14 metros que también se podría reclinar. Cuenta con unos parasoles para mantener la oscuridad en el interior. Aunque la joya de la corona es la cama superior, la que sale cuando abrimos el techo elevable electrohidráulico y que nos deja con un espacio de 2×1,2 metros, destacando su comodidad gracias a los muelles de disco y por la ventana panorámica.

Para elevar el techo y poder disponer de esta cama tenemos que hacer uso del Panel Camper, que será el centro de mando de prácticamente todas las funciones para vivir en la Volkswagen California. A través de esta pantalla táctil en una posición elevada para llegar también desde la cama de arriba se puede seleccionar la temperatura de la calefacción estacionaria, algo muy útil para dormir en los meses de mucho frío o mucho calor. Eso también se puede hacer desde la aplicación móvil, mientras que el Panel Camper nos ayudará a controlar otros detalles como el suministro de energía y agua o la inclinación del vehículo.

Pero la Volkswagen California Ocean ya no solo es un dormitorio donde pasar la noche. También puede ser un completo salón, al girar los asientos delanteros y sacar una mesa plegable que proviene del mueble lateral. En este acabado superior de la gama cuenta con una cocina completa con fogones de gas, fregadero y nevera de 42 litros para que no falte de nada. Hay otras facilidades como los armarios para llevar todo tipo de objetos o los cuberteros, además de una iluminación LED ajustable y una toma de corriente con enchufe convencional.

Maletero

En otros coches os hablaríamos del maletero y de sus capacidades, pero en la Volkswagen California no hay maletero al uso. Forma parte de un todo, así que desde aquí atrás podemos ver detalles como el armario ropero empotrado de dos piezas con espejo, perchas y caja fuerte. También hay un compartimento de almacenamiento superior por encima del respaldo de la banqueta que tiene 45 litros adicionales, además del cajón bajo la banqueta que suma otros 60 litros.

Desde aquí tenemos acceso a la bombona de gas que da vida a la cocina y también al depósito de agua que hace que tengamos una práctica ducha para asearnos en verano al aire libre. También podríamos disfrutar de las vistas que queramos gracias al toldo de la Volkswagen California. Para sacarlo hay que usar esta manivela escondida en el cajón interior, coger las sillas de camping de la parte interior del portón y la mesa de la puerta lateral, donde quedan completamente integradas y sin restar espacio.

Equipamiento

Como ya hemos mencionado, la Volkswagen California cuenta con varios niveles de equipamiento, cada uno con una personalidad muy diferente. En todos se puede pernoctar, pero la dotación varía bastante. Por ejemplo, el Beach Tour de acceso cuenta con entre cuatro y siete plazas (cinco de serie), con banquetas que se pueden convertir en cama como la Multiflexboard, el Panel Camper, muelles de disco en la cama elevada y una toma de 230 V adicional.

Aunque se vuelve más interesante el Beach Camper, que también tiene cinco plazas, pero cuenta con una minicocina plegable de serie, la puerta deslizante solo está en el lado derecho y puede sumar opcionalmente una banqueta con dos asientos con prolongador plegable para la cama. En los dos anteriores el techo es de apertura manual.

El acabado Ocean es el tope de gama, el que llevamos en nuestra unidad con sus cuatro plazas y que suma a lo anterior techo de apertura electrohidráulica, cocina completa, armarios empotrados, concepto luminoso ambiente y todo lo citado anteriormente. Por eso su precio está bastante por encima del resto como diremos al final de la prueba.

Motor

La gama de motores de la Volkswagen California es bastante simple, pues todo se centra en el motor diésel 2.0 TDI que es el más aprovechable para este tipo de vehículo. Es perfecto para recorrer miles de kilómetros con bajos consumos y se puede elegir con varios niveles de potencia, transmisiones y con tracción delantera o total 4Motion.

Con el acabado de acceso hay versiones de 110 CV manuales y con tracción delantera. Más equilibrado es el de 149 CV, que se puede escoger con cambio manual o automático DSG, además de con las dos tracciones. El tope de gama tiene 198 CV, solamente puede ir con la caja de cambios automática de doble embrague y se puede elegir entre tracción delantera o total 4Motion.

En nuestro caso tenemos una Volkswagen California Ocean con la mecánica 2.0 TDI de 198 CV y 450 Nm de par, ligada a la transmisión automática DSG de siete velocidades y con la tracción delantera. El tope de gama sería el 4Motion, pero considero que este es más adecuado si no se va a salir mucho del asfalto, porque su consumo es menor. Homologa un mixto de 7,94 l/100km y unas emisiones de CO2 de 208 g/km. Sus prestaciones no destacarán demasiado, pues acelera de 0 a 100 km/h en 13 segundos y su velocidad máxima es de 197 km/h. Aunque vamos a ponernos al volante para ver cómo es conducirla.

Comportamiento

Lo primero que llama la atención en esta Volkswagen California es el elevado puesto de conducción. Desde aquí se domina el tráfico y hace que parezca que vamos en camión si nos comparamos con el resto de turismos. Y sin embargo, notamos que la calidad de rodadura es bastante buena. La insonorización en este ejemplar es notable y tampoco nos llega demasiado el ruido aerodinámico tan característico de este tipo de vehículos.

Estamos conduciendo la mecánica más potente y eso se nota. La entrega depotencia es lineal y desde bien abajo, como buen diésel en un vehículo industrial. Los 450 Nm de par se notan y hace que podamos atrevernos a adelantar sin grandes problemas, aunque siempre hay que tener en cuenta que es un vehículo grande y pesado. Son casi dos toneladas y media, así que no va a destacar por agilidad ni por su manejo dentro de la ciudad.

Pero en carretera abierta lo cierto es que no hay casi diferencias respecto a un turismo convencional. La conducción es fluida gracias a una dirección muy asistida y que no comunica demasiado. Lo cierto es que tampoco lo echamos de menos, ya que no es un vehículo para hacer una conducción deportiva. De hecho, en curva tendremos que tener cuidado con las inercias y con los balanceos. Lo mismo pasa cuando hay viento racheado, que se nota más en las furgonetas por su superficie lateral, aunque cuenta con un asistente para viento.

El cambio DSG de doble embrague y siete velocidades me parece un gran acierto en este modelo. Es más cómodo que el manual y tiene unas transiciones rápidas y apenas perceptibles. Además, tiene un modo Sport para apurar un poco más las marchas. Lo único que echamos de menos son unas levas tras el volante para cambiar manualmente cuando nos apetezca.

Las ayudas a la conducción son muchas en el Volkswagen California, algunas de ellas están presentes por primera vez en esta actualización. Destacar algunas como el asistente de aparcamiento y de desaparcamiento (importante para un modelo de casi 5 metros), asistente para maniobras con remolque, protección lateral para pasar por sitios estrechos, indicador de control de la presión de los neumáticos, detección de señales de tráfico, el asistente de viento lateral, aviso de salida de carril con mantenimiento dentro del mismo y el control de crucero adaptativo que ya estaba anteriormente.

Terminamos la prueba bastante contentos con el consumo obtenido por la Volkswagen California con la mecánica tope de gama. Nos hemos acercado mucho al homologado e incluso ha habido tramos en los que lo hemos mejorado. El ordenador de a bordo marca 8,2 l/100km habiendo recorrido algo más de 1.500 kilómetros, incluyendo un viaje en el que ha habido bastante autopista a velocidades legales.

Opinión coches.com

Queda claro que la Volkswagen California es una de las mejores opciones entre las furgonetas camper. No solo por su trayectoria impecable, sino porque realmente ha ido mejorando en todos los sentidos para poder hacer frente a modelos más premium. La calidad ha dado un paso adelante gracias al uso de materiales con mejor apariencia, mientras que ahora es más práctica que nunca al aglomerar las funciones en el Panel Camper que es tan intuitivo. Además, tiene opciones para todos los gustos y necesidades gracias a los acabados Beach Tour, Beach Camper y Ocean.

Está claro que el precio también ha ido creciendo en proporción y que una California Ocean como la que hemos estado probando se va por encima de los 70.000 euros. Así que es para aquellos que van a darle un uso habitual, prácticamente como una segunda vivienda y no quieren volver a pagar hoteles más en su vida. De todos modos, en nuestra sección de vehículo nuevo de coches.com actualmente cuenta con descuentos muy generosos que pueden hacer a muchos usuarios plantearse su compra

Eso sí, siempre teniendo que consultar las normativas de los lugares a donde viajamos y recordando que no es lo mismo pernoctar que acampar, algo que no está permitido en todos los sitios.

Volkswagen California Ocean 2.0 TDI 198 CV DSG
8.3Nota
Lo mejor
  • Equipamiento completísimo
  • Mejora de calidad en el interior
  • Comodidad en marcha
Lo peor
  • Portón trasero muy pesado
  • Faltan cortinas en ventanillas delanteras
  • Precio final de este acabado
Diseño8
Habitabilidad9.5
Acabados8.5
Maletero7
Equipamiento9.5
Motor8.5
Comportamiento8
Calidad Precio7.5

Galería de fotos:

  • Volkswagen
  • Volkswagen California