Vamos a ser sinceros, nos estamos secando las lágrimas de la risa que nos ha dado leer este surrealista suceso. La noticia nos llega desde Sídney, Australia, donde el aparcacoches del hotel 5 estrellas Hyatt Regency, tuvo el pequeño “percance” de acabar dejando el Porsche 911 Carrera Cabriolet de un huésped, literalmente debajo de un Subaru XV.

Según comentan desde la agencia Reuters, el aparcacoches midió mal la potencia del 911 y salió disparado contra el Subaru, que debido al tamaño de ambos vehículos y la velocidad, propició que el Porsche quedase incrustado justo debajo.

Ante esta situación, tuvo que acercarse la policía al lugar de los hechos, con la fortuna de que el aparcacoches, pese a todo, resultase ileso.

La incredulidad de los allá presentes, les hicieron pensar que aquello se trataba del rodaje de una película, pero no. Lamentablemente para el aparcacoches, tampoco era una simple pesadilla. En declaraciones para los medios, el director del hotel reconoció que el aparcacoches estaba profundamente avergonzado. Lo que no sabemos, es si después de esto, también está desempleado

Vía: Reuters

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta