El reciente lanzamiento del Ford Focus ha sido uno de los más destacados en lo que va de año. El compacto de la marca del óvalo se presentaba con la nueva plataforma C2 y con algunas novedades importantes para mantenerse en lo alto del segmento C. Puede contar con las nuevas versiones ST-Line, Vignale o Active; y entre su equipamiento más destacado encontramos una cámara trasera de 180º, que facilitará algunas maniobras.

Aunque todavía no ha llegado al mercado, ya podemos ver cómo funciona este sistema gracias a un vídeo que ha lanzado la compañía americana. Uno de los problemas principales a la hora de dar marcha atrás o salir de una plaza de aparcamiento en batería es el conocido como tráfico cruzado. Cualquier vehículo que pase por detrás en forma perpendicular es bastante difícil de detectar desde el puesto de conducción.

La solución que aporta el Ford Focus es una cámara trasera de 180º que va montada justo encima de la placa de matrícula y que se visualiza en la pantalla táctil de 8 pulgadas en el interior. Gracias a esta vista ampliada es más fácil detectar a los peatones, ciclistas o coches que crucen por detrás del vehículo. Cuenta con el apoyo de los sensores de radar traseros, que van avisando al conductor sobre la proximidad de objetos en punto ciegos.

En el caso de que el usuario no responda a las advertencias acústicas, el coche es capaz de detenerse por sí solo para evitar (o al menos mitigar) el impacto. Para completar el equipamiento de seguridad y las ayudas a la conducción, el Focus también cuenta con otros sistemas como el control de crucero adaptativo, asistente de aparcamiento o asistente de maniobra evasiva; gracias al Ford Co-Pilot360 (con el que consigue el nivel 2 de conducción autónoma).

Fuente: Ford

Galería de fotos:

Ver galeria (13 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta