El mundo de los récords es inagotable… Ahora un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Utah ha establecido un nuevo récord de velocidad de un vehículo con un motor movido por… queso, alcanzando, ojo al dato, 105,16 km/h.

El coche movido con queso

Vale, no metes un queso gruyere directamente en el depósito. El vehículo funciona con biodiesel derivado de la levadura de los residuos industriales de la producción de queso. El sistema similar a biocombustibles que hemos visto en otros artículos, realizados con residuos que proceden de sandía, whisky o incluso cerveza.

La velocidad alcanzada puede no parecer muy impresionante en comparación con las capacidades de un coche normal, pero el logro representa más de un año de trabajo. El dragster se diseñó desde cero y hubo que producir biocombustible adecuado en cantidades suficientementes.

“El desarrollo de un biocombustible a una escala lo suficientemente grande como para correr en el dragster fue una tarea difícil”, explica el bioquímico Alex McCurdy, estudiante de doctorado de tercer año, que ha ganado un premio de química ambiental departamental. “Una cosa es producir una pequeña cantidad en el laboratorio y discutir cómo va a funcionar. Otra cosa es la realidad, ponerlo en un coche y que funcione”.

No solo eso. El Aggie A-Sal Streamliner (así e llama el vehículo) usó también diésel estandar además del biocombustibles. Y con los biocombustibles igualó la velocidad que alcanzó con el gasóleo convencional. En este vídeo puede verlo en acción:

FuenteUSU
Vía: Inhabitat

1 COMENTARIO

Deja una respuesta