La iluminación es un aspecto de vital importancia en los coches actuales. La tecnología ha ido mejorando con el tiempo y ahora los usuarios puedes elegir entre distintos sistemas. Es bastante habitual ver faros LED, aunque muchas veces no nos hacemos a la idea del proceso que hay detrás de su desarrollo. Eso precisamente es lo que ha querido explicar SEAT con un vídeo bastante ilustrativo que desvela todo lo que hay detrás de cada faro.

Porque en primer lugar es un elemento que tiene que entrar por los ojos y que tiene que cuadrar con el diseño del vehículo en el que va. Tomando como ejemplo el recién lanzado SEAT Tarraco, sus faros tienen que expresar robustez para potenciar su condición de SUV. Aunque parezca fácil, el proyecto puede durar alrededor de tres años desde los primeros bocetos a su implantación en el coche de producción. Pero antes de eso se suelen hacer unas 300 simulaciones en 3D para ver cómo quedarían.

Después de eso y una vez queda el diseño aprobado es momento de hacerlo realidad y comenzar con las primeras pruebas. Tienen lugar en un túnel óptico de 40 metros de asfalto que trata de reproducir una conducción nocturna muy cercana a la real para comprobar la intensidad de las distintas luces y las líneas de corte de luz de los faros. Por otro lado, también se hacen pruebas con el coche cargado con hasta 350 kg, para simular esta situación y comprobar que no se deslumbra al resto de vehículos.

También es importante que los faros LED sean resistentes a todo tipo de condiciones. Por eso se enfrentan a temperaturas extremas que van desde los -40 °C hasta los 90 °C. Aunque eso sean simulaciones, también son probados en la vida real con los prototipos recorriendo más de 30.000 kilómetros. Todo lo necesario para asegurar que esos 300 diodos LED que pueden ir en cada vehículo consigan la preciada cifra de 10.000 horas de durabilidad.

Fuente: SEAT

Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta