La revista británica AutoExpress ha hecho una comparativa un tanto curiosa: Ha enfrentado a la BMW S 1000RR, la primera motocicleta deportiva de BMW, (193 CV y 204 kilos) con el nuevo BMW M5, el coche de la marca de la hélice más potente de la historia y cuyos propietarios son de los más satisfechos.

La berlina de 560 CV debía batir en el circuito mojado de Cadwell Park, una pista repleta de curvas enlazadas y bastantes desniveles con las barreras de protección muy cerca del asfalto, donde se disputa el campeonato británico de Superbikes.

La moto tenía diez segundos de ventaja (el asfalto mojado la penalizaba), pero el BMW M5, aunque le costó alcanzarla, se imponía en las curvas más lentas (a pesar de los constantes sobrevirajes que pueden verse en el vídeo). Al final, se impone el coche, que le saca 9 segundos en una vuelta al circuito.

Esta batalla nos ha recordado a otra que vimos hace tiempo en Motorpasión. Se enfrentaban el piloto Rico Penzkofer, con la misma BMW S 1000 RR contra Nico Bastian, al volante de un BMW M3 con 420 CV de serie… pero que en este vídeo alcanza 442 CV gracias a los escapes Akrapovic Evolution (que además adelgazan el conjunto unos 24 kilos). Salen uno a cada lado del circuito y gana el que antes alcance al otro. En esta ocasión, es la moto la que vence al coche (y también estaba mojado el circuito, aunque aquí las curvas eran más rápidas que el anterior). Eso sí, hay que reconocer que Bastian se entretiene bastante en las curvas derrapando todo lo que puede y más… no busca la trazada perfecta, sino la diversión. Eso sí, como bien apuntan en Motorpasión, puede que sea una llamada de atención para que BMW renueve el M3, ya que, aunque se renovó estéticamente en 2010, monta el mismo motor que la anterior versión de 2007.

Vía: Auto Express. Motorpasion

1 COMENTARIO

  1. Es una comparativa sin sentido, una moto sobre mojado es infinitamente más lenta que un vehículo de 4 ruedas, la comparativa justa sería sobre asfalto seco, ahí es donde se vería donde está la diferencia real.

Deja una respuesta