Haim Cohen es un reconocido chef israelí que quiere concienciar de un tema importante de cara al verano. Todos nos hemos quemado con el volante o la palanca de cambios al subir a nuestro coche después de una larga exposición al sol y a las altas temperaturas. En Oriente Medio el clima es bastante acusado y hay gente a la que todavía se le ocurre dejar a los niños esperando en el interior de los coches mientras hace un recado… ¡craso error!

En Israel se han documentado incluso algunos casos de muertes infantiles debido a haber sido dejados en coches en verano. El chef Cohen, junto a una ONG israelí que ayuda a los niños, ha hecho un vídeo bastante representativo respecto a este tema. Aunque tenga un tono desenfadado para llamar la atención, el mensaje es muy serio y claro: el habitáculo de un coche es verano es como si fuera un horno. Y así lo demuestra.

Para hacer el símil decide cocinar en el interior del coche. El alimento escogido es uno que gusta a la mayoría de gente: la pizza. La receta es bastante sencilla, requiere de pocos ingredientes y no se tarda mucho tiempo. Se coge la masa estirada, una base de salsa de tomate, un buen puñado de queso y topping al gusto (en este caso maíz, aceitunas y champiñones). Al coche durante 30 minutos, et voilà! Pizza lista para comer.

Aunque lo cierto es que no, la pizza sale chamuscada debido a la alta temperatura y el tiempo. Queda claro que los efectos en un niño pequeño también serían devastadores. Con la llegada del verano y el aumento de las temperaturas hay que empezar a tomar precauciones. El calor aumenta el riesgo de accidente y afecta directamente a nuestros coches. A continuación también os dejamos unos consejos para bajar la temperatura del interior rápidamente.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta