Presentado en 1948, el Ferrari 166 MM Spider fue uno de los primeros modelos lanzados por la marca del ‘cavallino rampante’. Las siglas en su nombre significan “Mille Miglia”, una de las competiciones más populares de la época y en la que triunfaron los Ferrari durante muchos años. Esta considerado como uno de los mejores modelos de la marca y se hizo en una tirada bastante limitada. Por eso es raro ver unidades en buen estado como esta que subasta RM Sotheby’s.

Se trata de un 166 MM Spider de 1953, con número de chasis 0272 M y que fue registrado con el número MO 29583. Se trató del quinto 166 MM de los trece que se fabricaron ese año y recibió una carrocería Spider, que se cree que fue una creación de Aurelio Lampredi. Este ejemplar fue comprado por Alberico Cacciari, un noble italiano que fue un entusiasta de la competición y no dudó en darle uso a su nuevo bólido.

En su año de estreno, este coche corrió más de una decena de pruebas. La primera fue el Giro di Sicilia en abril de 1953 y apenas dos semanas después aparecía en la Mille Miglia, haciendo honor a su nombre, con el número 514. Acabó la carrera en la posición 56 de la general y tercero de su categoría. El coche apareció en otras pruebas con Cacciari a los mandos logrando buenos resultados, situándose entre los diez primeros en varias ocasiones.

Pero en 1954, el Ferrari 166 MM Spider fue vendido a Alberto Luongo. Había tenido un pequeño accidente en carrera y por eso se cambió su frontal. Ese año volvió a la Mille Miglia, pero con el dorsal 556 y mientras se rodaba la película “The Racers”, con Kirk Douglas como protagonista. Lo cierto es que no terminó cruzando la línea de meta debido a este rodaje. Para acabar la película fue llevado a California y transferido a un nuevo dueño.

En los siguientes años pasó por varias manos en Estados Unidos, apareciendo en contadas ocasiones. Se paseó por Pebble Beach y toda la zona de Monterey (California) durante varias décadas con diferentes dueños. Con el cambio de siglo lo compró John Megrue, el único que se atrevió a volver al origen del coche, a Italia, para correr la Mille Miglia Storica en 2008, 2009 y 2010. Su última aparición fue en Amelia Island el año pasado y ahora será subastado.

Los expertos han certificado la autenticidad de todos los componentes mecánicos, que se encuentran en muy buen estado de conservación. Su enorme motor V12 ha sido rehecho, al igual que la caja de cambios de cinco velocidades. Incluso el frontal que no era original ha sido sustituido para que luzca como salió de fábrica. En definitiva un ejemplar con una historia al alcance de pocos y que se espera que alcance un valor de venta de entre 3,7 y 4,5 millones de euros.

Fuente – RM Sotheby´s

Galería de fotos:

Ver galeria (14 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta