Hace poco hablábamos de que la palanca del freno de mano podría tener sus días contados. En un estudio hecho en Reino Unido se afirmaba que solo el 37 % de coches nuevos la lleva, dejando al 63 % restante con el popular freno de mano eléctrico. Analizamos algunas de las ventajas (como la seguridad) y desventajas de este sistema (como la poca interacción). Y ahora precisamente nos encontramos con un vídeo que nos muestra qué pasaría si lo accionamos a altas velocidades.

Aunque la mayoría de coches que probamos cuentan con este sistema, nunca hemos probado esta maniobra por motivos de seguridad. Pero para sacarnos de dudas llega Chris Harris, el popular presentador de Top Gear, que dispone de un Volkswagen Golf R y de un circuito cerrado para ver el resultado. Harris se viste con algunas protecciones propias de un traje de fútbol americano, por si la maniobra se llegase a complicar en algún momento.

Su compañero Rory Reid le acompaña (vestido como una persona normal) para comprobar las reacciones del Golf R. En una recta alcanzan una velocidad de 193 km/h y llega el momento de pulsar el botón que activa el freno de mano eléctrico. Aunque Harris pudiera esperar una reacción brusca o que se bloquearan las ruedas instantáneamente, la realidad es muy diferente. El vehículo va frenando suavemente hasta conseguir detenerse por completo. Cosas de la electrónica.

No satisfecho con el primer intento, el periodista trata de tirar de freno de mano (eléctrico) en una curva, una maniobra bastante popular en competición y que es relativamente fácil con la palanca del sistema tradicional. Tras coger velocidad y comenzar el giro llega el momento de accionar el botón. Como se puede apreciar en el vídeo, la maniobra es igual de desalentadora y termina con el coche frenando de forma apacible sin que haya derrapes ni giros espectaculares.

Fuente: Top Gear

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta