El Jeep Grand Cherokee Trackhawk es uno de los SUV más espectaculares del panorama actual. Por si no era suficiente con la versión SRT, la marca lanzaba el pasado año esta variante radical con nada menos que 717 CV de potencia. Aunque a la gente de Hennessey Performance le ha parecido que todavía tenía potencial y ha decidido prepararlo para comprobar de lo que es capaz. El resultado es una auténtica locura que obtiene cifras casi de otro planeta.

Se mantiene el motor V8 sobrealimentado de 6.2 litros, pero se ha instalado la actualización HPE1200 de Hennessey. Este paquete incluye una serie de mejoras entre las que están un compresor volumétrico de 4.5 litros, bielas y pistones de aluminio forjado, un nuevo árbol de levas o un filtro de aire de alto flujo, entre otras. Después de la preparación, el Grand Cherokee Trackhawk de Hennessey desarrolla 1.216 CV y 1.354 Nm de par. Y ahora muestran en vídeo lo que puede hacer.

Aunque se trata de un vehículo que supera las dos toneladas, tiene prestaciones de superdeportivo. Promete una aceleración de 0 a 96 km/h en 2,3 segundos y una velocidad máxima de 321 km/h. Es realmente sorprendente ver como completa el cuarto de milla en 9,66 segundos, una marca a la altura de unos pocos privilegiados. El que se jacta de ser el SUV que más rápido acelera del mundo ha utilizado gasolina de 109 octanos para esta hazaña.

Una de las claves para lograr esta aceleración es que no hay pérdidas de adherencia gracias a su tracción a las cuatro ruedas, que incorpora un diferencial trasero electrónico. Aunque lo más llamativo es que este Jeep Grand Cherokee Trackhawk de Hennessey puede ser adquirido en Estados Unidos. Su producción está limitada a 24 unidades con un precio de 179.000 dólares (unos 154.500 euros al cambio). De serie viene con neumáticos de drag Nitto y con un sistema que permite elegir entre propulsión o tracción a las cuatro ruedas.

Fuente: Hennessey Performance

Galería de fotos:

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta